Secciones
Síguenos en:
Obama o McCain: una disyuntiva entre el proteccionismo y la apertura

Obama o McCain: una disyuntiva entre el proteccionismo y la apertura

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de julio 2008 , 12:00 a. m.


La actual campana presidencial en Estados Unidos pone sobre el tapete el problema de si es mejor estimular la producción interna o importar del exterior. El caso del maíz en Iowa e Illinois, los más grandes productores de este país, lleva a recordar la situación enfrentada por el presidente Abraham Lincoln (1861-65) con la disyuntiva de esa época en el caso del trigo. Era la lucha de los proteccionistas y librecambistas.

Lincoln resolvió el asunto argumentando que tenían razón los comerciantes cuando afirmaban que el trigo de Europa era de mejor calidad y más barato. No obstante los productores nacionales, apoyados por el Estado, podrían aprovechar las abundantes tierras, la mano de obra interna y, sobre todo, que el dinero se quedaría en casa. Por lo tanto, fijó la trascendental posición de apoyar a los productores nacionales.

McCain, como defensor de las políticas del libre cambio, apoya la libre importación de productos como el maíz y su nuevo derivado, el etanol. Aunque su costo sea cuatro veces más alto que el que tienen los productores de Iowa e Illinois.

Por otra parte, Obama se ha comprometido con el apoyo del Estado a los productores de su país. Aunque su costo sea cuatro veces más alto. Al fin y al cabo, como en la época de Lincoln, la plata no solo se queda en casa, sino también que se ofrece una garantía a los consumidores nacionales de autoabastecerse. Como si se tratara de un problema de seguridad nacional, como en efecto lo es. Ya los electores dieron su veredicto inicial en las primarias a favor de esta última política proteccionista. Se espera que en las elecciones definitivas persistan en ese criterio.

En casos como el colombiano, el gobierno del presidente Álvaro Uribe Vélez y su errático ministro de Agricultura insisten en la liquidación de la producción nacional de maíz, de trigo y otros productos que perfectamente podemos producir en Colombia, con el necesario apoyo del Estado.

Y como si fuera poco, no solo han duplicado las importaciones de alimentos entre 2002 y 2008, sino que insisten en la firma del Tratado de Libre Comercio, con los condicionamientos del actual gobierno de George Bush, respaldado por el candidato McCain, que amenazan con erradicar totalmente la producción de alimentos en la patria colombiana. Y en consecuencia, acabando con nuestra seguridad alimentaria, económica y política.
 
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.