Secciones
Síguenos en:
Última prueba de supervivencia de estadounidenses que estaba en poder de las Farc

Última prueba de supervivencia de estadounidenses que estaba en poder de las Farc

M. Gonsalves le pidió a 'Jojoy' que le permita volver a hablar con Íngrid. T. Howes, el mayor de los 3, nombró como administrador de sus bienes a un hermano. Keith Stansell se negó a hablar.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de julio 2008 , 12:00 a. m.

"Íngrid y yo queremos estar juntos, viviendo en lo (sic) mismo campamento,  sin restricciones de hablar".  Este es un fragmento del mensaje que Marc Gonsalves, uno de los tres  estadounidenses secuestrados por las Farc, le escribió el pasado 23 de  octubre a Jorge Briceño, el 'Mono Jojoy'. Estaba en el paquete de mensajes  incautado el jueves a tres milicianos.

La respuesta de 'Jojoy' no se conoce. Pero en la extensa carta de Íngrid,  revelada por EL TIEMPO, ella también se queja porque la separaron de  Gonsalves y del ex senador Luis Eladio Pérez, dos de sus grandes amigos de  cautiverio.

Entre el paquete de pruebas, que completan un video y una memoria USB, se  hallaron tres cartas escritas a mano por dos de los extranjeros. Una es la de Gonsalves y las otras dos, de Thomas Howes. Hace un año, poniendo a sus dos compatriotas como testigos, Howes hizo su  testamento. Fue el único de los extranjeros que habló en los videos  conocidos esta semana y le anunció a su esposa, Mariana, que enviaba el  testamento, en el que nombra administrador de sus bienes a su hermano Stephen.

La carta a su esposa es más emotiva. "Estoy muy orgulloso de haber oído tu  voz en los medios hace poco tiempo. Te quiero mucho, a ti y a los niños",  dice.

De Stansell no hubo mensaje. Solo su imagen en video.

'Íngrid y yo queremos estar juntos': Gonsalves

En apenas dos párrafos que contiene el manuscrito de Marc Gonsalves, el más  joven de los tres contratistas en poder de las Farc, se advierte la amistad  que el extranjero ha logrado forjar con la ex candidata presidencial Íngrid  Betancourt, secuestrada en el Cagúan en el 2002.

Gonsalves dirige su carta a Jorge Briceño Suárez, el 'Mono Jojoy', miembro  del secretariado y jefe del bloque Oriental de las Farc. "En corto voy a decir que Íngrid y yo queremos estar juntos, viviendo en lo  (sic) mismo campamento, sin restricciones de hablar", reza la petición que  el estadounidense le hace a 'Jojoy'. "Logísticamente, yo creo que mi petición debe ser muy fácil a (sic)  cumplir", le dice al jefe guerrillero.

"En este momento Íngrid y yo estamos separados en campamentos diferentes,  pero los campamentos son muy cerca", escribe Gonsalves.

En el manuscrito, fechado el 23 de octubre pasado, el contratista  estadounidense le dice a 'Jojoy' que junto con la carta le hace llegar un  video como prueba de supervivencia para su familia. "En la fecha 18 sep. 07, envié una otra (sic) carta acerca de ese mismo  tema. Pero después de hablar con comandante Enrique, yo entiendo que mi  primera carta puede demorar mucho, antes de llegar".

El silencio de Keith Stansell

Entre las pruebas decomisadas no hay escritos de Keith Stansell, aunque sí  un video en el que permanece callado. Stansell, de 38 años y analista de sistemas, habló siete meses después de su  plagio en un extenso reportaje del periodista Jorge Enrique Botero.

En esa oportunidad les envió mensajes de amor a sus familiares y a su  prometida. También contó sobre el accidente del avión el día del secuestro. "Íbamos  volando, los dos pilotos al frente, Marc y yo atrás, hablando (...) De  repente, el motor sonó raro y se apagó. Nos miramos (...) Vimos un claro  entre la selva y comenzamos nuestro descenso. En realidad íbamos en picada. Tratamos de asegurar todas las cosas para impedir que nos hirieran en caso  de chocar. No teníamos tiempo".

'Ojo al seguro por huracanes y árboles que caen'

"Último deseo y testamento". Así titula Thomas Howes uno de los dos  manuscritos, escritos en inglés, incautados por las autoridades el jueves  pasado en Bogotá, en el que expresa su última voluntad, previendo que pueda  morir en cautiverio.

El extranjero encabeza este escrito diciendo: "En este 26 de noviembre del  2006, yo, Thomas Randolph Howes, ciudadano estadounidense, con el número de  seguridad social número 011-38-2012, considero lo siguiente si llego a  morir".

Luego, en cuatro puntos, enuncia su última voluntad:

"1. Que mi hermano Stephen Howes sea nombrado administrador de mis bienes.  Si él no está vivo al momento de mi muerte, nombro a mi hermana Sally para  que lo sea.
2. Que mis deudas y los gastos de mi funeral sean pagados con los fondos de  mis bienes.
3. Que deben ser pagados 10.000 dólares al administrador de mis bienes con  los fondos que hay de mi propiedad.
4. Que todas mis posesiones, activos y fondos sean transferidos a mi esposa  Mariana A. Howes".

La segunda carta, sin fecha y también manuscrita, está dirigida a su esposa."Mariana, mi amor. Espero que tú y la familia estén bien. Me emocioné y  estoy orgulloso de escuchar recientemente tu voz en la radio".

A renglón seguido le cuenta: "Estoy haciendo ejercicio diario y estoy bien  de salud. Mi español ha mejorado". Y le habla de algunas preocupaciones mundanas: "Por favor, impulsa a  Santiago a que llegue a estudios superiores y guía a Tommy en el colegio. 

(...) Por favor, tienes que estar segura de que el seguro de nuestra casa  cubra daños por huracanes, inundaciones y por los daños que se puedan  producir si árboles caen en propiedades vecinas. (...) Mariana, te amo a ti y a los niños, y valoro nuestro matrimonio sobre  todas las cosas en el mundo. Con amor, Tom".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.