Paisas son considerados como 'motor' de desarrollo en el centro de Barranquilla

Paisas son considerados como 'motor' de desarrollo en el centro de Barranquilla

Son dueños del 80 % de locales de tres centros comerciales en el Paseo Bolívar y su participación en el rescate en esta parte de la ciudad motivó a otras empresas a vincularse al sector.

19 de junio 2008 , 12:00 a.m.

El auténtico 'eche cuadro, qué es la vaina', o el sonoro, '¡Nojodaa!... qué nota tan bacana', que brotan fáciles y con desparpajo de boca de muchos barranquilleros, ya no reinan como expresiones autóctonas en gran parte del centro de la ciudad.

Ese lenguaje, que dominó el ambiente callejero en este agitado sector, comparte escenarios con los 'Eh ave maría pues hombre', o los 'Vea mijito qué cosa tan chimba', con acento antioqueño que se escuchan a la par de los tradicionales vocablos costeños.

La fusión de esta oralidad 'caribe-cachaca' data de unos 14 años, cuando una oleada de comerciantes paisas se afianzó en el Paseo Bolívar, -ícono urbano e histórico de la ciudad- y lo convirtió en un importante eje de la economía no solo de esta capital sino de la Costa. Gente de toda la región llega a este sitio a abastecerse de mercancía.

Como los árabes de los años 30 y 40, que con sus almacenes de telas colonizaron el centro de Barranquilla para huir de las guerras que asolaban Europa; en la década de los 90 la nueva inmigración comercial fue a ritmo paisa y, como sus antecesores, también llegaron escapando a la guerra que desataban en Antioquia guerrillas y paramilitares.

El fuerte de la economía de este grupo son las confecciones, algunas importadas, pero la mayoría nacionales, e incluso fabricada allí mismo en microempresas de las que también son dueños.

Este 'motor' congrega a unos 900 antioqueños, entre propietarios y administradores de locales. Se distribuyen en tres centros comerciales ubicados en el cuadrante de las carreras 40 a la 46, entre calles 34 (Paseo Bolívar) y 35, en pleno corazón del centro.

Una zona recuperada

"Si bien hay muchos paisas entre los dueños de almacén, el 80 por ciento de los empleados son costeños. Actualmente generamos 2.500 empleos directos y unos 4.000 indirectos con muchos costeños incluidos", explica Ramiro Zuluaga, cerebro del proyecto.

Los tres centros comerciales que concentran este crecimiento económico en el centro de Barranquilla surgieron de edificios abandonados, convertidos en guaridas de maleantes, drogadictos y focos de contaminación por los malos olores que expelían.

"Eran unos cascarones que restauramos hasta transformarlos en parte activa y positiva del paisaje, amen del jalón económico que propiciaron", afirma Zuluaga.

El proyecto lo puso en marcha en 1994, mucho antes de que la administración del entonces alcalde Bernardo Hoyos planteara la recuperación del centro histórico de la capital del Atlántico.

El comerciante recuerda que comenzó con un hotel de fachada linda, pero deteriorada, que convirtió en locales.

"Esta idea se la ofrecí primero a gente de Barranquilla, pero nadie quiso apoyarme. Tuve que irme a Medellín a mostrarle el asunto a la gente del centro, y aquí estamos".

Los tres centros comerciales son el Shopping Center (500 locales), Centro Comercial Colombia (300) y Centro Comercial El Río (90). También incluye el hotel Paseo Colón, pionero y obra notoria de la recuperación del centro.

Como las suspicacias no faltan ante el éxito comercial del sector, hay quienes miran con desconfianza este boom, y surgen comentarios sobre una posible economía proveniente del lavado de activos.

Zuluaga responde que en el desarrollo de este objetivo aplicó un modelo de proyecto asociativo en el que todos son dueños, y que con pequeños aportes de capital comenzaron a trabajar.

Se avecina avanzada industrial

Ahora son otros paisas (Coninsa Ramón H. y Grupo Urbano Promotores) de más tradición y músculo económico, los que llegan a Barranquilla, a la vía 40, a dar su aporte al desarrollo industrial y comercial. Allí, con una inversión de 45.000 millones de pesos, proyectan un centro de negocios. El objetivo es que tenga, diariamente, un movimiento de 1.600 personas, sin contar con los visitantes. Las obras comenzarían en julio y se prolongarán 20 meses. El área de construcción será de 28.000 metros cuadrados, contará con dos torres, de 26 locales multipropósitos, 182 oficinas, 47 locales comerciales y 370 parqueos de vehículos.

ROBERTO LLANOS RODADO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
BARRANQUILLA

 

 

 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.