Secciones
Síguenos en:
Las reformas de Gaviria, 18 años más tarde

Las reformas de Gaviria, 18 años más tarde

Se lanzó al público un libro muy importante para los interesados en estudiar con seriedad y rigor las reformas económicas emprendidas en la administración del presidente César Gaviria Trujillo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de mayo 2008 , 12:00 a. m.

El libro, escrito por Sebastián Edwards, académico chileno, y Roberto Steiner, economista e investigador colombiano, se titula La revolución incompleta: las reformas de Gaviria (Norma, 2008).

Este libro se propuso analizar las razones por las cuales el presidente Gaviria, con su equipo de colaboradores, logró introducir en Colombia un conjunto amplio de reformas. Y no trata exclusivamente los aspectos técnicos sino los políticos e institucionales que lo hicieron posible. Porque el caso de las reformas colombianas del período 1990-1994 es peculiar y diferente dentro de los esfuerzos reformistas que se llevaron a cabo en esos años en América Latina.

Colombia no enfrentaba una crisis económica como ocurría, por ejemplo en Perú o en Argentina. Habíamos superado con éxito la famosa "década perdida" en la región, que fue la de los años ochenta. Es más, había un alto grado de complacencia con el funcionamiento de las instituciones económicas, a pesar de la desaceleración del crecimiento y la caída de la productividad de los factores. Tres años antes, por ejemplo, se habían celebrado con pompa los veinte años del Estatuto Cambiario (Decreto 444 de 1967).

Experimentábamos sí, el desafío del "narcoterrorismo" y una crisis de "legitimidad" institucional que había conducido al movimiento que se conoció como la "séptima papeleta", que buscó reformar la Constitución y recibió el abrumador respaldo popular en las elecciones de 1990. El programa presidencial del candidato Gaviria fue "reformista"; el nuevo presidente, en su discurso de posesión, marcó, además, el rumbo de su gobierno en esta dirección.

La verdad, como lo relata el libro, es que el presidente Gaviria fue más allá del núcleo de las recomendaciones de quienes serían sus colaboradores. En el caso de la "apertura comercial", sin embargo, esperó hasta que los hechos demostraron que no se podían hacer aperturas "graduales" porque los agentes aplazaban sus decisiones de inversión -lo cual frenaba las importaciones y apreciaba la tasa de cambio-, y abandonó el gradualismo en el segundo semestre de 1991. Lo que, a su turno, dio lugar a la salida de Ernesto Samper del gabinete ministerial, quien había sido útil en los primeros seis meses del gobierno en el impulso de las reformas en el Congreso.

Las leyes de reforma aprobadas en el primer año del gobierno fueron sustanciales: la laboral, la tributaria, la financiera, la del comercio exterior, la del régimen cambiario y la de puertos. Simultáneamente, en diciembre de 1990 se eligió la Asamblea Constituyente, que dio paso a otras leyes de gran trascendencia, como la ley del Banco de la República, la ley de descentralización fiscal, la Ley 100 de 1993, de salud y pensiones y las de regalías, servicios públicos y la eléctrica, firmadas en 1994.

Los autores se lamentan de que la "vieja guardia" -algunos políticos y los gremios agrícolas- se hubiera reagrupado para colocar palos en la rueda al proceso de reformas y culpar a la apertura y al neoliberalismo de los problemas económicos del país. Pero la iniciativa reformista se mantuvo hasta el final del gobierno, cuando se aprobaron leyes tan cruciales como las de salud y pensiones, o las de servicios públicos y del sector eléctrico.

Infortunadamente, la coalición política que permitió introducir reformas de tanta envergadura se rompió en 1994, lo cual ha hecho difícil incluso sus ajustes futuros, que son parte normal de los procesos de reforma. Con todo, las reformas han sobrevivido a pesar de las ganas de algunos presidentes y ministros de echarlas para atrás.

El libro de Edwards y Steiner es una referencia para hacer historia sobre el período presidencial de Gaviria. Y, sin duda, abre el apetito y el camino para profundizar más en su estudio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.