Secciones
Síguenos en:
Cuidado con las lenguas

Cuidado con las lenguas

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de mayo 2008 , 12:00 a. m.

Cuando la Constitución Nacional señala que "el castellano es el idioma oficial de Colombia" y que "las lenguas y dialectos de los grupos étnicos son también oficiales en sus territorios", no se refiere a un puñado de idiomas, como en otros países. Sino a las 68 lenguas o dialectos, pertenecientes a 21 familias lingüísticas, que hablan unos 800.000 colombianos. Pudieron ser más: entre 170 y 270. Pero más de la mitad desaparecieron en los últimos 500 años. Del otrora poderoso muisca, idioma de los chibchas, solo existen ya aquellas palabras suyas que acogió el castellano, como cuchuco, curuba, tunjo o cuba (hijo menor). Hay, pues, que evitar que las lenguas nativas sigan extinguiéndose, pues la desaparición de una sola de ellas representa una hecatombe cultural.

El Ministerio de Cultura lanzó hace poco el Programa de Protección a la Diversidad Etnolingüística, que se propone agrupar, coordinar y fortalecer diversas iniciativas en favor de las lenguas aborígenes colombianas y plantear una política oficial de apoyo y conocimiento de los idiomas nativos. La presencia del prestante etnólogo hispano-franco-colombiano Jon Landaburu constituye garantía de seriedad del programa. La ONU proclamó el 2008 como el Año Internacional de las Lenguas y conviene aprovechar la coyuntura para esta iniciativa doméstica.

América Latina es una de las más ricas regiones del mundo en esta materia. En México perviven 364 lenguas, seis veces más que en Europa. Unos 11 millones de suramericanos hablan o conocen 600 idiomas o dialectos. Sin embargo, el proceso de extinción ha sido constante. Los sabios europeos del siglo XV calculaban en 77 los idiomas del universo; Américo Vespucio, tras recorrer partes del Nuevo Continente, subió la cuenta a un millar.
Se quedaba corto. Había en América más de 2.000 idiomas al desembarcar Cristóbal Colón. De ellos subsisten solo 949.

La suerte de los dialectos aborígenes estuvo ligada a la religión. Durante los primeros dos siglos y medio de la Conquista, España predicó el mensaje cristiano a todas las naciones, y los misioneros aprendían lenguas indígenas. Pero en 1770, Carlos III dictó una Real Cédula que prohibió las lenguas indígenas e hizo obligatorio el castellano para los americanos. El rey había sido influido por el arzobispo de México, Francisco Lorenzana, quien afirmaba que "mantener el idioma de los indios es un capricho de los hombres".
El giro influyó en el abandono de muchas lenguas aborígenes, pero no logró acabar con todas. Hoy, en varios países, se hablan a la par el español y algún idioma precolombino, como el quechua y el guaraní.

La reducción de la variedad lingüística es mundial. Dicen los expertos que se hablan en el mundo entre 5.000 y 7.000 lenguas. Pero eran varios miles más, que se extinguieron por la incorporación de tribus aisladas y el empuje de las diez principales lenguas del planeta, que, juntas, abarcan el 40 por ciento de sus pobladores. Según estudiosos, en los próximos 50 años podrían desaparecer 3.000 idiomas.

La situación en Colombia es igualmente alarmante. Asegura Landaburu que, a fines de este siglo, podría haberse extinguido el 90 por ciento de nuestras lenguas oficiales. Quizá los colombianos del futuro solo lleguen a conocer el español, el wayú, el paez, el quechua y el emberá, las principales. Por todo lo anterior, hay que celebrar la formación de este programa, que busca rescatar y proteger los idiomas colombianos precolombinos, amén del palenquero y el creole sanandresano, originarios de los esclavos negros.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.