Secciones
Síguenos en:
Con tiros de gracia hallan muertos a cuatro celadores en una bodega de Almagrario

Con tiros de gracia hallan muertos a cuatro celadores en una bodega de Almagrario

El único que sobrevivió, Oscar Alberto Salinas -quien alertó sobre la situación y que estaba herido en su mano derecha- asegura que nadie ingresó a las bodegas ubicadas en la calle 20 con carrera 120.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de mayo 2008 , 12:00 a. m.

El coronel Javier Villamil, comandante de la estación de Policía de Fontibón, uno de los primero en llegar al sitio, dijo que no se encontraron indicios de presencia de personas distintas a los vigilantes, todos trabajadores de la empresa Colviseg.

"No encontramos señales de violación de las entradas a las bodegas. El único testigo asegura que nadie entró al lugar":

Los hechos ocurrieron a las 11:30 de la noche del sábado.

Este caso, que ya está en manos de la Fiscalía, tiene desconcertados a los investigadores, pues de las bodegas en donde se almacenaban computadores y otros artículos de valor solo se desaparecieron 10 llantas de vehículos.

Se manejan tres hipótesis

La primera es que delincuentes ingresaron a robar y para no ser descubiertos asesinaron a los vigilantes.

Otra de las hipótesis está relacionada con la posibilidad de que el único sobreviviente en complicidad con los asaltantes, les hubiera tendido una trampa a sus compañeros, dejándolos a merced de los ladrones a quienes les habría permitido el ingreso al lugar.

Finalmente se presume que el celador herido habría perpetrado el macabro asesinato y con la confianza de sus compañeros se habría acercado a ellos y le disparó uno a uno.

La investigación que se inició no solo por parte de la fiscalía sino de la misma empresa de vigilancia privada, arrojara en los próximos días pistas mas claras para establecer lo ocurrido.

Una tragedia para cuatro familias

Las familias de los cuatro asesinados fueron informadas de lo ocurrido por la empresa en horas de la mañana. De inmediato se dirigieron a medicina legal para reclamar los cuerpos de sus seres queridos.

Muchos no tenían claro lo ocurrido. "Nos llamaron y nos dijeron que se trató de un asalto y que lamentaban mucho informarme que Wilson estaba muerto", aseguro Azucena Sánchez la esposa de Wilson Aguilar Siuta, de 32 años, uno de los vigilantes asesinado quien desde hace 5 años trabajaba en Colviseg.

José Ernesto Soler, otro de los muertos, llevaba un mes trabajando en esa entidad, pero tenía poco tiempo de estar trabajando allí. Sin embargo, Soler tenía una gran experiencia en el tema pues desde hace mas de 16 años trabajaba como vigilante en la ciudad.

El tercero era Pablo Emilio Aponte de 40 años padre de 5 hijos y natural de Jenesano (Boyacá).  Sus familiares no podían creer lo sucedió. "No es claro el asesinato de mi hermano. Le exigimos a la empresa de  y a la Policía que  investigue y que se haga justicia" agregó Marco Antonio Aponte.

Marco Reyes la cuarta victima, al igual que varios de sus compañeros llevaba tan solo un mes en el lugar.  Lo único que hoy esperan estas familias es que las autoridades logren esclarecer los hechos y explicar con claridad porqué fueron asesinados los vigilantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.