Así fue la operación de rescate de los cuatro ex congresistas liberados por las Farc

Así fue la operación de rescate de los cuatro ex congresistas liberados por las Farc

La voz del presidente Chávez fue la primera que Luis Eladio Pérez, Gloria Polanco, Orlando Beltrán y Jorge Eduardo Géchem escucharon a través de un teléfono tras su largo cautiverio.

27 de febrero 2008 , 12:00 a.m.

El ministro Ramón Rodríguez Chacín, quien comandaba el operativo de rescate, se encargó de que a través de un aparato satelital el mandatario de su país les diera la bienvenida a la libertad.

Aunque el hecho ocurrió en la profundidad de la selva colombiana unos minutos después de las 11 de la mañana, a las 12:25 (hora colombiana) el portavoz de la la Presidencia venezolana, Jesse Chacón, dio una conferencia de prensa en Caracas para anunciar que los liberados por las Farc estaban "camino a la libertad".

A esa misma hora se conoció lo que después se pudo confirmar con las primeras imágenes de televisión: que el estado de salud de los cuatro era aceptable. Que, por lo menos, podían moverse por sus propios medios.

La delegada del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, Bárbara Hintermann, había dicho desde el primer momento: "Están en nuestras manos y tienen estado de salud para viajar".

Los helicópteros permanecieron una hora en el lugar, mientras se produjo la retirada de los guerrilleros que acompañaron a los secuestrados. Casi de manera simultánea, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, informó que las Fuerzas Armadas reanudarían las operaciones en la zona a las seis de la tarde.

Dos horas tomó el vuelo de los helicópteros desde El Retorno (Guaviare), donde entregaron a los ex congresistas, hasta Santo Domingo (Venezuela), donde dos aviones jet esperaban a los liberados.

A las 4:23 de la tarde el mundo vio las primeras imágenes de ellos, a través de Telesur.

A pesar de descubrir los rostros envejecidos de algunos, la sorpresa fue confirmar que su estado de salud no era grave. Caminaban y sonreían, sobre todo Luis Eladio Pérez.

El trasbordo de los helicópteros a los aviones que los habría de llevar a Caracas solo tomó unos minutos. Despegaron rumbo a la capital venezolana un poco después de las 4:30 de la tarde.

Aparecieron por un alto

Tan pronto las naves del gobierno venezolano decolaron, Telesur comenzó a difundir el video que mostró el momento de la entrega en la selva. Los familiares de los secuestrados y el canciller venezolano, Nicolás Maduro, llegaron temprano al aeropuerto de Maiquetía, en Caracas, para seguir la transmisión en directo por televisión.

Las imágenes mostraban, a la vez, a los secuestrados saliendo de su cautiverio en la selva y a sus seres queridos viéndolos desde un cómodo salón en Caracas.

La televisión oficial venezolana (única autorizada para el cubrimiento) se encargó de que el video en el lugar de la entrega recogiera un saludo del ministro Rodríguez Chacín, por teléfono, al presidente Chávez.

Se vio a Piedad Córdoba y a Rodríguez Chacín buscar a los secuestrados, hasta ver sus figuras en un alto. Gloria Polanco, aferrada al cuello de la senadora, repetía una y otra vez: "Gracias, gracias, gracias". Luis Eladio Pérez alcanzó a decir entre risas: "Pensábamos que se iban a ir, >los veíamos dar vueltas".

Una guerrillera traía un manojo de flores de monte. Se las entregó a Gloria Polanco, que en medio del llanto dijo: "Llevo 4 ramos para la tumba de mi esposo: uno de cada uno de mis hijos y otro mío.
Es lo único que puedo llevarme desde la selva".

Un guerrillero le habló a la cámara por instrucción de Rodríguez Chacín: "Quedan en sus manos (los secuestrados) sin ninguna situación de enfermedades, como decían los medios... que al señor (Géchem) lo habían tenido que cargar en hamacas", dijo.

'Mamá, la bendición'

La llegada de los cuatro liberados a Caracas fue casi al anochecer.
Mientras ellos descendían de los aviones sus familiares intentaban violar la barrera que puso la seguridad venezolana para saltar hasta la pista, pero funcionarios de la Cancillería lo impedían.

Lo primero que Jaime Felipe, Juan Sebastián y Daniel Losada hicieron cuando pudieron acercarse a su mamá, Gloria, fue pedirle la bendición, como lo hacían cada vez que se iban a estudiar hasta el día que se la llevaron las Farc. "La Gloria eres tú", decían las camisetas que los tres vestían.

En medio de la maraña de abrazos, en otro lado, Ángela, la esposa de Luis Eladio Pérez, y su hija, ponían en brazos del ex congresista a la nieta que lo esperaba.

Y Deyanira, la esposa de Orlando Beltrán, recibía un piropo. Él destacó lo bien que se le veía el vestido blanco que se había puesto para recibirlo.

Chávez se dirigió a 'Marulanda'

En el encuentro con el presidente Chávez, en el Palacio de Miraflores, pasadas las 6:30 de la tarde, la petición de los liberados fue una: que no bajara la guardia y sacara a los otros secuestrados. Íngrid fue una preocupación manifiesta: le había dado Hepatitis B. Dirigiéndose a una cámara de Telesur, Chávez le pidió a 'Marulanda' que la llevara a un sitio donde pudiera ser atendida médicamente, porque donde estaba no había condiciones.

El intenso día terminó con un agradecimiento televisado del presidente Álvaro Uribe a Chávez y a la senadora Piedad por sus gestiones, y con un llamado a las Farc a la reconciliación.


CARLOS SALGADO ROLDÁN
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
CARACAS

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.