Mano derecha de Wilber Alirio Varela fue quien traicionó al capo asesinado en Venezuela

Mano derecha de Wilber Alirio Varela fue quien traicionó al capo asesinado en Venezuela

Se trata de su lugarteniente, Luis Enrique Calle Serna (jefe de finanzas de 'Jabón'), más conocido en el mundo criminal con los alias de 'El cantante', 'Comba' o 'Combatiente'.

02 de febrero 2008 , 12:00 a.m.

Todo estaba listo para que el capo del cartel del Norte del Valle fuera asesinado el martes de la semana pasada. Un puñado de sus hombres había viajado desde Cali y ya conocían al detalle su agenda en Mérida (Venezuela), el armamento que portaba su guardaespaldas e incluso la hora en que se desplazaría, en una camioneta Toyota blindada, hasta su mansión en Caracas.

Pero la presencia de 'Goyo', su conductor y escolta, y la de su amante de turno, hizo que la operación se retrasara 24 horas.
Según organismos de inteligencia colombianos, los sicarios no contaban con que tuviera compañía adicional y así se lo hicieron saber a 'Goyo' en una llamada que gente del cartel del Norte del Valle le hizo desde Colombia poco después de asesinar al capo.

"Pasó lo que tenía que pasar. Si no lo matamos ayer fue porque ustedes estaban allá", se escucha en la cinta.

Otros rastreos electrónicos hechos en el Valle y en Antioquia muestran cómo el asesinato fue planeado paso a paso por Calle Serna, quien había heredado el manejo de negocio de la droga hace cerca de 6 años, cuando su jefe decidió refugiarse en Venezuela debido a la presión de las autoridades y a la guerra que se libra en las entrañas de la mafia.

Aprovechando la ausencia de su jefe, Calle -oriundo de Santa Mónica (Casanare)- empezó por apropiarse de varias rutas y mercados. Para ello utilizó a sus hermanos Javier Antonio y Juan Carlos.

"Su centro de operaciones -dice un oficial de la Policía, que les sigue los pasos- es Corinto (Cauca) y Tumaco (Nariño)". Allí, los hermanos Calle producen 500 kilos semanales de coca, que negocian por fuera de la estructura de Varela. Éste, sin embargo, seguía manejando las grandes rutas que pasan por el Valle, Córdoba y Antioquia.

Punto de quiebre

Pero la desconfianza de Varela hacia 'Comba' empezó a evidenciarse tanto, que a comienzos del 2007 corrió el rumor de que fue el propio capo quien delató a los Calle, que estuvieron a punto de ser capturados el primero de febrero del año pasado.

Ese día, la Policía antimafia colombiana, en coordinación con la DEA, retuvo a 16 personas, entre ellos al tío de los Calle, Juan Bautista Uribe Serna, y a tres de sus primos: Rafael Uribe Serna y Jeider y William Uribe Quintero.

No obstante, fuentes de la propia mafia dicen que fue la guerra que alias 'Jabón' libraba en Medellín, Cali y Montería la que propició la traición de su otrora mano derecha.

Tal como lo reveló EL TIEMPO, Varela se alió hace algunos meses con Carlos Mario Jiménez, alias 'Macaco' y con un grupo de supuestos empresarios paisas del sector del transporte terrestre y aéreo, para quitarles el negocio de la droga a los líderes de la 'oficina de Envigado', organización de Diego Murillo, alias 'don Berna', preso en La Picota y quien insiste en que ya perdió el control de sus líderes.

Varela también entró a disputar los espacios que dejó la organización de 'don Diego', tras su captura hace ya cuatro meses; y en asocio con Daniel Rendón, alias 'don Mario', el hermano mayor del 'para' desmovilizado 'El Alemán', empezó a apropiarse del negocio de la droga en Córdoba.

Allí, 'don Mario' ya maneja los narcolaboratorios de los municipios de Valencia y Tierralta, en donde ha asesinado a al menos una veintena de desmovilizados de las estructuras de 'don Berna', Salvatore Mancuso y Ramiro Vanoy.

El nuevo 'narcocombo'

"Los rastrojos, el ejército privado de Varela, estaban poniendo muchos muertos en ese pulso -dice un ex capo-. Y 'Comba' se fue por la vía fácil: traicionó a su jefe y se alió con tres narcos que acaban de hacer una nueva alianza".

Según esta misma fuente, se trata de Daniel, 'el Loco' Barrera, narcosocio de los hermanos Víctor y Miguel Ángel Mejía Múnera; de 'Macaco' y de Pedro Oliverio Guerrero, alias 'Cuchillo', comandante del Frente Héroes del Guaviare de las AUC que se arrepintió de entrar al proceso de paz con el gobierno Uribe.

Para la Policía, estos tres personajes, junto a 'don Mario', son los nuevos capos del narcotráfico colombiano.

Si esa nueva narcoalianza resulta ser cierta, como todo lo indica, se avecinan nuevos vientos de guerra entre las mafias colombianas.

El homicidio de dos hombres, oriundos de Cali, registrado el pasado viernes en Bogotá, podría ser el nuevo principio: los sicarios huyeron en una camioneta Toyota con placas de Mérida (Venezuela)...

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.