Samuel Moreno no ha designado las cabezas de Acueducto, IDU, Fondo de Seguridad y Metrovivienda

Samuel Moreno no ha designado las cabezas de Acueducto, IDU, Fondo de Seguridad y Metrovivienda

La milimetría política que aplicó el Alcalde a finales del año pasado para escoger a varios miembros de su gabinete, se pondrá a prueba cuando nombre las cabezas de estas cuatro entidades.

31 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Juntas concentran casi el 40 por ciento de los 13,1 billones de pesos de presupuesto que manejará la Alcaldía durante este año y cuentan con una nómina fija cercana a los 3 mil empleados.

El IDU

Entre esas 'joyas' está el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), desde donde se hará la contratación para el mantenimiento de la maltrecha malla vial y que será protagonista en la construcción de la Fase III de TransMilenio (TM), y en el recaudo y ejecución de las 45 obras por valorización.

Aunque Moreno dejó en el cargo de manera temporal a Liliana Pardo, la persona que la reemplace entrará a administrar una 'chequera' de 1,6 billones de pesos. Solo en nómina (441 empleados de planta), tendrá que ejecutar 12 mil millones de pesos.

En el IDU también está el reto de mantener a flote programas como el de 'Armando Calle', creado por el ex alcalde Garzón, y que en el 2007 destinó cerca de un billón de pesos contra los huecos.

El Fondo de Vigilancia y Seguridad

La otra 'joya' sin doliente, por ahora, es el Fondo de Vigilancia y Seguridad (FVS), que en el último año ha estado en la mira de los medios por irregularidades en las firmas de millonarios contratos.

Y aunque tiene un presupuesto bajo al lado de otras entidades -153 mil millones de pesos- es indispensable para mejorar la seguridad.

¿La razón? El designado para el FVS tiene la responsabilidad de comprar cámaras de videovigilancia, radios y motos para la Policía y liderar la construcción de nuevos CAI.

Al igual que el FVS, Metrovivienda es una entidad que no maneja grandes dineros, pero sí es estratégica para cumplir una de las principales promesas de Moreno: construir 100 mil viviendas de interés social.

En el Acueducto

La tercera 'joya' es el Acueducto de Bogotá. En otras alcaldías, como la de Mockus, la designación del gerente demoró alrededor de dos meses.

Aunque algunas fuentes de Cambio Radical le dijeron hace dos días a EL TIEMPO que el nombre de Felipe Negret era el más opcionado para ese cargo, el Alcalde le negó ayer a este diario esa posibilidad.

El forcejeo se debe a que hoy es la compañía del sector más grande del país y maneja el presupuesto más 'generoso' de las empresas públicas y de servicios, inclusive por encima del IDU.

Para este año tendrá 1,8 billones de pesos. Además, hará en el cuatrienio inversiones por 2,09 billones de pesos, que representa lo que el Distrito aspira a recaudar por valorización hasta el 2015.

En la misma proporción del abultado presupuesto, será la contratación, pero con una gran diferencia: por ser una empresa de servicios, el Acueducto tiene autonomía en su contratación y no la somete a junta directiva.

En cuanto a la nómina, si bien es cierto que es alta (1.851 empleados), solo 500 podrían en un momento dado ser relevados. Sin embargo, en el Concejo se ha denunciado que la nómina paralela superaría las 500 personas.

El ex alcalde Paul Bromberg dijo que "la empresa es importante, porque hay muchos barrios que necesitan el alcantarillado. Y hay algunos políticos que quieren ser padrinos de esos proyectos".

A un mes de posesionarse, Samuel Moreno afronta el reto de nombrar a personas técnicas en estos cargos.

Pero el caso es que ya hay preocupación de algunos de sus principales contradictores, como el representante David Luna (peñalosista) que le pidió al mandatario agilizar los nombramientos.

"Hay 18 entidades adscritas o vinculadas a las grandes secretarías y que tienen autonomía propia, como el Instituto de Recreación y Deporte, el Jardín Botánico, la Defensoría del Espacio Público, Renovación Urbana o la Caja de Vivienda Popular, donde aún faltan tomar decisiones".

Un economista en gerencia de TransMilenio

El alcalde Samuel Moreno designó anoche al economista Fernando Álvarez como nuevo gerente de TransMilenio (TM).

Uno de sus principales retos será liderar la integración de todo el sistema de transporte público, de tal manera que una persona se pueda movilizar en los articulados rojos y en los buses tradicionales pagando un solo pasaje.

Precisamente, el nuevo funcionario ha sido consultor de la Alcaldía para el diseño de ese sistema.

Otros desafíos que tendrá Álvarez será aumentar la seguridad en las estaciones y los buses, corregir los errores del sistema de comunicaciones, mejorar las frecuencias y las rutas y luchar contra el desprestigio de TM, que ha perdido pasajeros en el último año.

Álvarez tiene especializaciones en economía pública del Instituto Nacional de Administración Pública y de la U. de Alcalá de Henares (España).

Fue vicerrector y decano de la U. Central, vicepresidente de Telecom, secretario general de la Aeronáutica Civil y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, y subdirector del Icetex.

bogota@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.