No se vislumbra una conciliación en pleito entre Álvaro Uribe y magistrado César Valencia

No se vislumbra una conciliación en pleito entre Álvaro Uribe y magistrado César Valencia

La Comisión de Acusación de la Cámara deberá convocar una audiencia de conciliación entre las partes en marzo, cuando se inicie el período ordinario de sesiones del Congreso.

29 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Ramiro Bejarano, abogado del magistrado Valencia, dijo que aún no hay acercamientos entre las partes, aunque espera que se dé en la audiencia, que se debe cumplir como requisito previo al inicio de un pleito formal.

Eso sí, dijo Bejarano, el acuerdo sería sobre la base de respetar la dignidad de la Corte Suprema y del magistrado Valencia, lo que en otras palabras sería retirar la denuncia.

El ex magistrado Alfredo Beltrán Sierra, otro de los abogados de Valencia, calificó la demanda del Presidente de "perturbadora" y dijo que "hay que esperar qué propone el denunciante".

El abogado de Uribe, Jaime Lombana, también dijo que por ahora no hay contactos para un arreglo amistoso, pero que el Presidente y él están dispuestos a buscarlo.

También fijó como condición para pactarlo que se respete la dignidad presidencial, es decir, que el magistrado se retracte de la versión de que el Jefe del Estado lo llamó para averiguar por la suerte de su primo, el ex senador Mario Uribe, investigado en la Corte por 'parapolítica'. Las declaraciones las hizo Valencia hace dos semanas en entrevista al semanario El Espectador.

Para evitar más enfrentamientos, las partes trataron de bajarle el tono a la polémica en sendas entrevistas que tuvieron ayer en las emisoras, pero esta propuesta tampoco quedó por escrito. "Yo no he acordado nada", dijo Bejarano.

Proceso puede durar años

En el caso que entre Uribe y Valencia no haya conciliación en la audiencia de marzo próximo, la Comisión de Acusaciones debe preparar un proyecto de investigación que terminará, a su vez, en acusación o preclusión.

Este proyecto sería revisado por la plenaria de la Cámara de Representantes, que tiene que evaluar si hay causas constitucionales para acusar al magistrado. Si se decide que no hay lugar para la acusación, hasta ahí va el trámite del asunto.

Pero si la plenaria dice que sí, entonces la acusación pasaría al Senado, que es juez en lo que toca a comportamientos contra la dignidad del cargo.

Si el Senado considera que se trata de un delito, el trámite es enviarlo a la Corte Suprema de Justicia, precisamente la corporación que preside el magistrado Valencia.

Esta decidirá si hubo o no delito e impone la pena de acuerdo con el Código Penal.

Este proceso no es nuevo. Desde la Constitución de 1821 se prevé un fuero especial para los altos funcionarios del Estado, como el Presidente, los ministros y los magistrados de las altas cortes.

Fuerte pulso en altas cortes

Hay un fuerte pulso para elegir a las presidencias de la Corte Suprema y del Consejo de Estado.

En la Suprema se reunieron ayer los 23 magistrados en Sala Plena por segunda vez en una semana para votar por el sucesor de César Julio Valencia.

Ninguno de la terna (Isaura Vargas, Luis Javier Osorio y Eduardo López) obtuvo los 16 votos necesarios para ocupar el cargo. Se reunirán, por tercera vez, este miércoles a las 5 de la tarde para una nueva votación.

En el Consejo de Estado tampoco hubo mayorías en la elección del reemplazo de Gustavo Aponte en la presidencia. Están postulados Ligia López y Juan Ángel Palacio Hincapié. La nueva votación se hará el próximo martes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.