"Pienso que cualquier persona me puede asesinar", asegura la senadora Piedad Córdoba

"Pienso que cualquier persona me puede asesinar", asegura la senadora Piedad Córdoba

"Ya ni siquiera soy capaz de decir que eso lo va a hacer un paramilitar, podría hacerlo cualquiera", dice ante la sensación de rechazo de algunos sectores.

26 de enero 2008 , 12:00 a.m.

"Si dijera que no pesa nada (esa sensación de rechazo), tendría que estar enferma o con un problema de salud mental, porque que me duele, me duele. Y me duele mucho ver la depresión de uno de mis hijos que está afectado con el tema. Creo que hay una cosa muy dirigida a sacarme y a desprestigiarme y eso es muy delicado", sostiene.

EL TIEMPO: ¿Las agresiones crecen en la medida en que hay liberaciones?

Piedad Córdoba: La gente no reconoce para nada el trabajo en el acuerdo humanitario, porque finalmente es más fuerte la campaña de los medios y del Gobierno que tapa absolutamente todo. Trato de demostrar que sí se puede, por la vía política negociada, sacar a todos los secuestrados. Pero para la gente parece que las motosierras de los paramilitares son un juego de niños al lado de lo que soy yo.

Alguna gente piensa que con su trabajo busca proyectarse a la Presidencia...

Soy la única que no voy con eso a hacer campaña a ninguna parte. Tengo mucho interés en un tema que me toca particularmente. Trato de ser un buen ser humano, un buen sujeto político, de ser coherente con lo que me enseñaron.
Puede hablar con cualquier dirigente político del país, de las regiones, a ver si lo he llamado, a ver si he mencionado que con esto vamos a hacer campaña electoral. A nadie.

¿Se sintió traicionada por César Gaviria?

No. Para la manera como me han descalificado desde el Partido, Gaviria fue hasta respetuoso. No me pueden decir que estoy por fuera de las directrices del Partido, porque en el último congreso de la colectividad, se aprobó y votó el acuerdo humanitario y yo estoy en eso.

Sé que muchos piensan que quiero ser candidata presidencial y por esa razón se unen a lo que sea con tal de interponerse.

Vuelven España, Francia, Suiza, sigue la Iglesia ¿qué tanto ayudan al acuerdo?

Cualquier mediación hay que impulsarla y ayudarla, pero si las Farc no la aceptan, no hace más que dilatar la posibilidad de un acuerdo.

Eso desgasta mucho más a las Farc, porque cada vez que el Gobierno lance una propuesta y ellas no respondan, pues se va a decir que no quieren nada.

¿Cuál sería el camino?

Cualquier mediación me parece importante y que tenga como un criterio claro la posibilidad de que sea aceptada por las Farc, en eso se gana mucho tiempo. Además, soy partidaria de avanzar en unas liberaciones unilaterales.

Hay que buscar que las cosas no se debiliten, inclusive me preocupa que Chávez se retire de un momento a otro y ahí sí quedaríamos en el limbo (...) Yo, por ejemplo, si el presidente Uribe considera que soy útil en este momento para algo, no tengo ningún problema en aceptarlo porque el tema fundamental es salvar la vida de la gente.

Las agresiones

Tres agresiones en igual número de aeropuertos del país sufrió la senadora Piedad Córdoba la semana pasada. La más grave ocurrió el miércoles cuando un hombre intentó golpearla.

Ni la tarea diaria de contestar los mensajes con críticas e insultos que le llegan por escrito, que se impuso desde hace mucho tiempo, la había preparado para enfrentar el ataque verbal que le cayó encima en una sala de espera del aeropuerto Eldorado de Bogotá, el pasado miércoles.

En un mar de lágrimas, apenas soltó las maletas en el hotel de Caracas, repitió ante una de las personas más cercanas lo que le dijo pausadamente al oído un hombre que llevaba de la mano a una niña: "apátrida", "guerrillera", "terrorista".

¿Voló en pedazos la apariencia de hierro con la que parece vestida la congresista?

"No, porque tiene una capacidad asombrosa para reponerse", dice el joven sociólogo barranquillero Andrés Vásquez, que ha sido como su sombra en los últimos meses.No duda en decir que las agresiones contra la senadora, también en blogs y en correos de Internet, son provocadas por lo que publican de ella los medios de comunicación.

Las personas cercanas a Piedad Córdoba no dejan de sentir que lo que está ocurriendo con ella desde que se empeñó en la liberación de los secuestrados es injusto, aunque algunos como el ministro del Interior y de Justicia, Carlos Holguín Sardi, piensan que "cuando una persona se expresa contra el país, naturalmente alguien reacciona".

CARLOS SALGADO R.
REDACTOR DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.