El papá del Hay Festival en Gran Bretaña da su visión sobre el evento en Cartagena

El papá del Hay Festival en Gran Bretaña da su visión sobre el evento en Cartagena

"Ya en tres ediciones se siente como una gran reunión familiar en la que el mayor placer es intercambiar los regalos de nuevas ideas y de historias intrigantes".

24 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Piense que le pagaran muy bien por leer libros, probar platos preparados por los mejores chefs del mundo, llevar a sus amigos y héroes de vacaciones y hablar y hacer fiestas con ellos hasta la madrugada.

Es obvio que no estoy buscando que me compadezcan, pero aun teniendo el trabajo más bendito que haya conocido, lo que más espero cada año es estar en Cartagena en enero con el grupo de lectores más brillante y - no es que importe, pero seguramente ayuda- más hermoso del planeta.

El deleite más espléndido es tener este año en la ciudad a Serrat y Sabina. Es como si ellos hubieran escrito la banda musical de todas nuestras vidas en las últimas décadas. Como muchos otros, conozco sus canciones tanto como las rimas de mi infancia.

Al lado de estos gigantes y de la crema de los novelistas y poetas hispanoamericanos y españoles, me emocionó dar la bienvenida al novelista y pensador Michael Ignatieff, quien parece ser el tipo más admirable e intelectual.

No solo ha escrito y enseñado brillantemente sobre las guerras étnicas y las atrocidades que han golpeado a Europa y África durante los últimos cien años, sino que realmente se arremangó y tuvo el valor de lanzarse al ruedo político en Canadá, donde ahora es segundo líder del Partido Liberal, para actuar de acuerdo con lo que cree. Si alguien busca en América del Norte un político en el que pueda creer, este es su hombre.

Es común en Gran Bretaña explicar la relación de Gabo con Colombia como un paralelo directo de la de Shakespeare con Inglaterra: ambos cuentan las historias de su tiempo, tienen una rara visión y comprensión del espíritu nacional, hacen y rehacen el lenguaje común y, sobre todo, son lo mejor que sus países han tenido.

El Gabo africano

Pues bien, hay una versión africana occidental de esta clase de super héroe: Baaba Maal. Para muchos de sus fans en el mundo, el espectáculo extravagante y los ritmos infecciosos de su música son una fuente de placer mágica y transformadora. Él se ha convertido en la gran estrella del mundo musical gracias al puro carisma y a la fuerza de sus actuaciones. En Senegal, su patria, las letras de Pulaar son escuchadas y atesoradas como un credo político y emocional, la feroz y maravillosa defensa de la libertad y el furor contra la opresión, una voz perfecta de la aspiración, el sueño y la esperanza. Aun si usted, como yo, no entiende una palabra, sabrá que está oyendo un sonido que le hace sentir feliz de estar vivo.

Lo siento si usted no puede llegar a su concierto en Cartagena, pero uno de nuestros patrocinadores (RCN) lo televisará y será un espectáculo mágico. Más allá de los grandes actos, el principal placer de los festivales es el descubrimiento. Estamos encantados de haber producido Bogotá 39 para el Año del Libro en este verano, y diez de los escritores de esta nueva generación estarán con nosotros en este fin de semana. Estos deben ser nombres familiares no solo mañana, sino tal vez hoy.

América Latina y el mundo son afortunados de tenerlos. Parecen como el teatro en la Inglaterra de Isabel, la música de cámara en la Europa de la Ilustración o el fútbol de Brasil en los años 1970. Es una edad de oro. Esto es para ellos.

PETER FLORENCE
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.