Dirección de Inteligencia de Venezuela plantea la necesidad de alianzas con la guerrilla

Dirección de Inteligencia de Venezuela plantea la necesidad de alianzas con la guerrilla

Vea el documento que lo prueba.

23 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Vea en recursos relacionados el documento.

PARA EL GENERAL Henry de Jesús Rangel Silva, ex edecán del presidente Chávez y hoy director general de los Servicios de Inteligencia de Venezuela, la situación política justifica hacer alianzas hasta con el diablo, como queda claro en un documento clasificado como "Secreto", radicado el 3 de mayo de 2007 con el No. 100-400-400.441.4N y dirigido al Palacio de Miraflores y al Ministerio de Defensa.

Conocido por CAMBIO, el documento firmado por Rangel, uno de los hombres que le hablan al oído a Chávez, insiste en la necesidad de actualizar y ratificar acuerdos políticos con "aliados coyunturales" armados que tienen influencia en la frontera con Colombia. Entre ellos menciona a las Farc y señala que la alianza con ese grupo permitiría fortalecer el poder relativo de combate de la llamada "revolución bolivariana". 

En el análisis, Rangel dice que la guerrilla ha hecho un replanteamiento táctico y estratégico de las operaciones militares de los frentes guerrilleros que operan en los departamentos fronterizos, como resultado de las operaciones de las Fuerzas Armadas colombianas en el marco del Plan Colombia, financiado por Estados Unidos.

Oficiales y miembros de los servicios de seguridad venezolanos que accedieron a hablar con CAMBIO con la condición de mantener sus nombres en reserva, sostienen que no han conocido a un oficial como el general Rangel con capacidad "para enervar el ánimo provocador y pendenciero frente a Colombia sin reparar el riesgo".

Por su parte, un oficial de alta graduación que hasta hace poco hizo parte del Estado Mayor de uno de los teatros de operaciones establecidos por Venezuela en la frontera, le dijo a un colega colombiano que la propuesta de Rangel de hacer alianzas con la guerrilla "riñe con la tradición del Ejército venezolano y representa una afrenta para quienes estamos bajo bandera".

Todo indica, según las fuentes consultadas por CAMBIO, que el general Rangel y otros hombres de confianza del presidente Chávez lo han convencido de  que cuando se trata de conservar una posición de poder todo vale. Sin embargo, se trata de una posición que encuentra resistencia en algunos sectores que consideran a las Farc como un grupo ilegal que también ha hecho daño a los venezolanos y con el cual no es posible alianza alguna.

El zar de la inteligencia venezolana también plantea en el documento la posibilidad de que la violencia colombiana se traslade a Venezuela y además que militares y paramilitares colombianos contribuyan a propósitos de grupos radicales de la oposición venezolana.

Conspiración

"Existe la posibilidad de que Venezuela se vea afectada por el éxodo de ciudadanos colombianos, producto de la guerra civil declarada y el paramilitarismo de Estado en el país vecino -dice el documento-. Esto podría intensificar el traslado de la violencia colombiana a nuestro territorio, que de hecho ya está presente en el área fronteriza, y al mismo tiempo encubrir operaciones de infiltración de factores militares y paramilitares, para proporcionar a los grupos radicales de la oposición ventajas tácticas y estratégicas derivadas de una situación política interna que haga crisis en Venezuela y ponga en riesgo la gobernabilidad y el poder político del Primer Magistrado Nacional y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada nacional (FAN), el Teniente Coronel (Ej.) Hugo Rafael Chávez Frías" (ver facsímil).

El documento reseña los nombres de 78 personas que podrían hacer parte de una conspiración contra Chávez, y entre ellos figuran 15 generales en servicio activo, como los generales de división del Ejército Rafael Arreaza Castillo, Francisco Enrich Trujillo e Isbelis Delgado Cruz, y el vicealmirante Guillermo Hernández Dorestes. En la lista también aparecen los nombres del entonces Embajador de Estados Unidos en Venezuela, William Brownfield, -hoy Embajador en Colombia- y del ministro consejero Kevin Whitaker.

El documento apoya la tesis que sostienen personalidades venezolanas como el ex ministro de Defensa Fernando Ochoa Antich, en el sentido de que Chávez tiene un plan: exportar la revolución bolivariana a Colombia con apoyo de las Farc. Y así parecen corroborarlo sus declaraciones de los últimos días. 

PREGUNTAS INQUIETANTES

El documento del general Rangel concluye con una serie de preguntas que alimentan la discordia y el discurso antimperialista y anticolombiano  :

- ˝¿Qué actividades desestabilizadoras están desarrollando los factores políticos y militares de la oposición asilados en países de la órbita latinoamericana y abiertamente adversos a la Revolución Bolivariana? Especial atención a Colombia, Costa Rica, Perú y a los grupos focalizados en Miami, Florida.

- ¿Existen planes para la utilización de frentes paramilitares colombianos, en acciones de corte militar, que puedan generar violencia en alguna guarnición del país?

- ¿De qué manera se materializará el apoyo de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela a los grupos radicales opositores en el momento de una crisis? Especial atención a la presencia previa de unidades militares aéreas, marinas y submarinas en la jurisdicción del Caribe y áreas vecinas.

- ¿De qué manera se materializará el apoyo del Gobierno de Colombia a los grupos radicales opositores, en el momento de una crisis? Especial atención a la intensificación de actividades militares y paramilitares en la frontera suroccidental". 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.