Tribuna/Criterios

Tribuna/Criterios

Después del último/Alejandro Espinosa Blanco

17 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Luego de apagar las luces de aguinaldo, las calles recobran vida por la aglomeración, gente que corre afanada para llegar al último lugar de la fila. Por más que madrugue siempre habrá alguien primero. Así es, después del último no hay más, pero antes de éste se encuentra un alto número de ciudadanos afanados por el tiempo perdido en las filas bancarias y en los trámites administrativos y legales de comienzo de año. Filas de 100 y más personas que no compadecen ancianos ni mujeres embarazadas. Claro, es inevitable charlar entre desconocidos sobre la situación del país, se toma aromática o tinto servido 'a domicilio' en la fila, porque la rigurosidad de la espera es una prueba al aguante y la necesidad de todos los que en algún momento nos sometemos a ellas. Tunja, ciudad capital, no se encuentra a la par de la tecnología requerida para ser más eficiente y competitiva en el nivel nacional, y mucho menos se ha pensado en potenciar su principal actividad económica que es la prestación de servicios. Las filas bancarias son un ejemplo. Entidades con capacidad de ofrecer 4 o 5 cajeros en atención al público atienden con tres, superando la capacidad de los cajeros y horarios extendidos. ¿Han hecho acaso el cálculo del valor del tiempo perdido por persona en la fila? Si se suma este valor, seguramente dará para pagar un cajero adicional que agilice la prestación del servicio. Problema que se resolvería con una plataforma informática más eficiente que permita a través de Internet el pago de servicios y trámites varios. Pero, ¿hablar de conectividad en Tunja?, seguro que hace falta este tema en la agenda política y sobre todo en la agenda educativa, porque el uso de las TIC (tecnologías en informática y comunicación) es un problema educativo y cultural en una ciudad 'universitaria'. Después del último no hay más, y aunque Tunja no está al final del ranking de ciudades capitales, es desalentador perder tanto tiempo que puede dedicarse al uso y disfrute de otros gustos. Mientras hago fila no puedo evitar la tentación de pensar una ciudad más amable.

*Investigador universitario Uptc.
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.