OPINIÓN // Es el turismo

OPINIÓN // Es el turismo

*JOSÉ HENRY RENGIFO HERNÁNDEZ

17 de enero 2008 , 12:00 a.m.
Seguramente a muchos tolimenses el título de esta columna no les produzca ninguna emoción. Y con razón, al fin y al cabo, desde hace rato ya nos hemos acostumbrado a escuchar, producto de innumerables estudios y diagnósticos y más diagnósticos, que en el turismo está una de las fuentes de riqueza más importantes del Tolima.
Sin embargo, es el momento de insistir en el tema y alienta de sobremanera no sólo la motivación sino el convencimiento que le asiste al gobernador Barreto, que junto a la educación, quiere que la industria del turismo tenga un verdadero despegue. En un encuentro con el alcalde de Ibagué Jesús María Botero, así lo dejó consignado.
Al punto, que la caravana al Cañón del Combeima se hizo de manera conjunta. Actividad que se debe mirar de manera positiva, pues se trata del inicio de una tarea que será el abrebocas de un proyecto macro.
Primero que todo el turismo debe manejarse como herramienta real de desarrollo social y económico. Así lo han hecho regiones vecinas que hoy son exitosas. Entonces, lo primero que debe hacerse en el caso del Tolima es trabajar en la implementación de estrategias que alrededor del turismo generen riqueza. Para ello es indispensable un trabajo mancomunado donde estén la ADT, Corporación Arco, Fenalco, Cotelco, Cámara de Comercio de Ibagué, Honda y El Espinal, los empresarios turísticos que los hay, los Parlamentarios, la Asamblea Departamental, los Concejos Municipales, los Alcaldes, todos ellos, por supuesto liderados por el Gobernador y el Alcalde de Ibagué. Por parte de la academia deben participar las universidades y el Sena.
Hay que empezar a actuar antes de que nos coja la noche, pues la doble calzada Bogotá-Ibagué se nos vino encima. Y eso, ni más ni menos, significa que el Tolima va a quedar demasiado cerca de un potencial mercado turístico como es el bogotano.
Así como el turismo se convirtió en la redención económica de regiones como el Eje Cafetero y lo está haciendo con el Meta, de igual forma debe ocurrir con el Tolima. Proyectar al Tolima como un centro turístico apetecido por un mar de ventajas entre las que se cuentan cercanía y clima, debe ser el gran propósito.
Avances en el mejoramiento de vías, servicio al cliente, cultura ciudadana y más hoteles, son tareas en las que se debe actuar con urgencia. Como ejemplo de la necesidad de poner en práctica un programa de cultura ciudadana, quiero hacer referencia sobre un hecho que observé durante el pasado puente festivo de Reyes en un balneario cerca de Mariquita. Al final de la tarde la orilla del río que por allí cruza y que la gente en buena cantidad disfrutó al máximo, quedó convertida en un basurero. Estimo que el resto de balnearios reciben un trato semejante. La prioridad más importante en este momento es asegurar un mayor respeto por el medio ambiente.
Vender la marca Tolima con profesionalismo debe ser otra tarea, lo mismo que empezar a estructurar a Ibagué y el Tolima en un centro gastronómico de primer orden.
***
Posdata.Ante una gentil invitación del gobernador Oscar Barreto para que lo acompañe en su gobierno, debo dejar por razones obvias este espacio de opinión concedido gracias a la generosidad de los directivos de esta Casa de mis afectos. No sobra advertir que acepto con gusto hacer parte de un gobierno que estoy convencido se la va a jugar toda por el Tolima.
henrenh@gmail.com 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.