El Nevado del Tolima agoniza

El Nevado del Tolima agoniza

Este gigante blanco se encuentra en 'vía de extinción'. Un estudio del Instituto Agustín Codazzi advierte sobre la desaparición de las llamadas 'nieves perpetuas' del pico más alto del departamento.

17 de enero 2008 , 12:00 a.m.

El calentamiento global, la erosión, la tala de árboles, entre otros factores, tienen esta formación al borde de la muerte poniendo en peligro no solo el paisaje sino los recursos hídricos que alimentan las poblaciones alrededor del cañón del Combeima y el acueducto de Ibagué.

El estudio duró 6 meses y en él participaron 14 funcionarios. Ellos recorrieron las 58 mil hectáreas del parque nacional de los nevados. "Esto es realmente alarmante", afirma Graciela Medina, coordinadora de la investigación.

Representantes del Instituto Agustín Codazzi, dos ministros, y Cortolima, prenden la voz de alarma por el futuro inmediato del gran estandarte turístico, hídrico y de fauna y flora del Tolima. 

Deshielo

 La calamidad natural que significaría el deshielo de la cumbre del Nevado se sentirían en todo el departamento.

Para Andrés Felipe Arias, ministro de Agricultura, la desaparición de la capa de hielo que corona este volcán dormido sería funesta para el equilibrio ecológico de la región.

"La disminución del caudal de los ríos afectaría los cultivos de arroz y algodón del Espinal y del norte del Tolima. Sería un problema de grandes magnitudes", asegura Arias.

 El informe
Según el estudio realizado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, el deshielo en el nevado del Tolima es inminente.
Dice el informe entregado en diciembre de 2007, que la nieve que nos hace sentir orgullosos de nuestra identidad, desaparecerá antes del año 2017.

En la actualidad posee un casquete glaciar con un área de 2.328 kilómetros cuadrados. Casi tres mil kilómetros menos que los calculados por el Agustín Codazzi en 1990. En cambio, cien años atrás el nevado tenía un área de 8.600 kilómetros cuadrados de superficie. 

Para Graciela Medina, coordinadora de la investigación, esta problemática sería catastrófica para el ecosistema de la región.
"En el Nevado nacen más de cinco afluentes que surten los acueductos del Tolima. Ríos como el Combeima, Chipalo, Coello, Alvarado y el Cocora, prácticamente desaparecerían", asegura Medina.

El informe también alerta sobre la situación de los nevados del Ruiz y Santa Isabel. A estas dos cumbres su crestas blancas les alcanzaría solo hasta el año 2020.

El tema también llama la atención de Cortolima, entidad encargada de cuidar el medio ambiente en el departamento.
María Elvia Guzmán, directora de la oficina de Planeación del ente regional afirma que se está haciendo todo lo posible para evitar la muerte del Nevado.

"La oficina de Parques nacionales está dedicada a recuperarlo. Lo más difícil es concientizar a las familias campesinas que habitan en las laderas", sostiene Guzmán.
Sin embargo, para la funcionaria el fin del casquete glacial no afectaría los ríos. "El 80 por ciento de los recursos hídricos se reciben por precipitaciones", concluye. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.