Trece escritoras de países como Sierra Leona y el Líbano llegan al 'Hay Festival'

Trece escritoras de países como Sierra Leona y el Líbano llegan al 'Hay Festival'

16 de enero 2008 , 12:00 a.m.

EL AÑO PASADO vinieron siete. Este año -del 24 al 27 de enero en Cartagena- son 13 y entre ellas tal vez la más conocida es Alice Walker, autora de El color púrpura, obra llevada al cine por Steven Spielberg en 1984, y quien se ha destacado por su activismo en pro de los derechos de las mujeres negras. Pero también figuran nombres de autoras que, aunque desconocidas en Colombia porque sus libros no han sido traducidos al español, han sido reconocidas con importantes premios, como el Man Booker, el Pulitzer, el American Book Award y el Naguib Mahfuz, el más importante de las letras musulmanas.

Son voces que han desarrollado temas que van desde el abuso, la guerra y el desarraigo, hasta la maternidad. Entre ellas se destacan las indoamericana Kiran Desai, la libanesa Huda Barakat, la inglesa descendiente de bengalí Monica Ali, Aminatta Forna de Sierra Leona y la británica Anne Enright.

Son autoras de generaciones y geografías distintas pero con un denominador común: escriben desde posiciones post coloniales que asumen su posición en un mundo donde ya nada volverá a ser como antes, globalizado, donde nada es tradicional ni puro, y el consumismo es la nota predominante. Son críticas del presente de sus pueblos pero no los ven desde el punto de vista de que son víctimas de la colonización, sino de sus propios errores.

Y hablan de la guerra y sus consecuencias desastrosas, cada cual desde historias familiares, bien sea para reivindicar a un ser querido -Aminatta Forna regresa a Sierra Leona, la tierra de su padre fusilado por cargos de traición, para investigar la verdad y limpiar su nombre-, bien sea para describir el caos de convivir con la familia, soportarla, amarla y padecer la pérdida, como Anne Enright o como Huda Barakat, cuya obra esta atravesada por la guerra en el Líbano.  

Alice Walker
Eatonton (Georgia, Estados Unidos), 1944.

Su libro El color púrpura cuenta la historia de Celie, una mujer negra del sur de los Estados Unidos, quien a través de cartas cuenta 20 años de su vida, que atraviesan el abuso de su padre para luego pasar a padecer una vida marital igualmente traumática, que, luego de mucho tiempo la hacen despertar y expresarse poéticamente a través de esta confesión de vida. Walker, octava hija de una familia de granjeros de Georgia, sufrió un accidente que le hizo perder la vista en uno de sus ojos, pero ello no le impidió que se convirtiera en la alumna más sobresaliente de su escuela abriéndole las puertas del Spelman College y del Sarah Lawrence College del cual se graduó en 1965. Reconocida activista a favor de los derechos de las mujeres y por rescatar las voces de la literatura femenina africana, como la de Zora Neale Hurston, ha luchado a través de poemas, conferencias y discursos por visibilizar problemas propios de las mujeres: la violación y la mutilación genital, la violencia, el aislamiento, los conflictos de las relaciones familiares, las perspectivas de las diferentes generaciones, el sexismo y el racismo, todos estos temas que desarrolla en sus libros.

TÍTULOS: El color púrpura, The Same River Twice: Honoring the Difficult.
PREMIOS: Pulitzer (1983), American Book Award (1983).

Anne Enright
Dublin (Irlanda), 1962.

El Man Booker le fue otorgado por su "poderoso e incómodo y a veces molesto libro The Gathering". Es el relato de la familia disfuncional que en apariencia vive correctamente, pero tiene los dramas que cada familia conoce, pero no reconoce. Verónica Hegarty, la narradora -cuyo nombre tiene la connotación bíblica de la mujer que limpia el sudor de Cristo-, arranca la historia enterrando a su adorado Liam, su hermano alcohólico, para luego ir revelando que su vida aparentemente exitosa de madre y esposa no lo es tanto. En "La reunión" de la familia aparecen los recuerdos que parecen desmoronar la supuesta armonía. Se agolpan una a una las culpas, la falta de afecto y el amor que se acaba, la muerte buscada, en fin, la vida misma.

Enright estudió filosofía y trabajó como productora en el canal RTE, la televisión nacional irlandesa.

TÍTULOS: The Gathering, The Portable Virgin, Making Babies: Stumbling into Motherhood.
PREMIOS: Man Booker (2007).

Huda Barakat
Beirut (Líbano), 1952.

"Después de 15 años de guerra (en el Líbano, 1975-1990), sentí que toda la maldad acumulada estaba corroyendo mi alma", dijo la escritora y periodista libanesa exilada en París Huda Barakat, en una entrevista para la Deutsche Welle el año anterior. Cristiana maronita, casada con un musulmán, nunca sintió que encajaba en la matanza religiosa que se desató en su país. Pero hasta no vivir en carne propia el conflicto, no sintió que debía partir. Un día en medio de una conflagración, un estallido hizo que al tirarse al suelo para protegerse, escapara, pero abandonando a su hijo. "Aún hoy no tengo claro por qué tuve esa reacción, sin embargo, se volvió claro para mí que esta matanza irracional no obedecía a ninguna regla y que yo podría ser la siguiente", recalca. La guerra civil le abrió los ojos y le mostró la capacidad monstruosa de actuar del ser humano. "Tienes que preguntarte cómo la gente puede convertirse en asesina. Es como si la gente no tuviera memoria". Gracias a la calidad de su escritura, sus libros han sido traducidos a 10 idiomas.

TÍTULOS: La luz de la pasión, El Labrador de las aguas.
PREMIOS: Premio Naguib Mahfuz (2000).

Kiran Desai
Chandigarh (India), 1971.

Esta autora aborda un problema complejo en su libro The inheritance of loss: La transición de los migrantes que llegan a una ciudad del Primer mundo con el deseo de olvidarse de sus raíces y empezar de ceros intentando reconstruir su identidad en otro lugar, por aquellos más jóvenes, que ya se saben claramente en un mundo post colonial. Allí el multiculturalismo ya no es algo exótico, sino que se ha convertido en un ingrediente importante de occidente -un personaje, Lola, acusa a Naipul de no haberse podido sacudir la neurosis colonial y que está anclado en el pasado y dice que ya hay una Nueva Inglaterra, cosmopolita, que remplazó el pescado y las papas fritas por el pollo tikka massala. De hecho, Desai explica en su libro que tal multiculturalismo no puede mirarse como la causa del extremismo y la violencia del mundo moderno. Pero tampoco considera que la globalización económica sea la solución para los países pobres. Para ella, esta obsesión por la modernidad resulta produciendo extremismos que facilitan que la gente busque adherir a causas políticas y movimientos étnicos y nacionalistas que venguen la frustración de la pérdida del pasado.

TÍTULOS: The inheritance of loss; Hullabaloo in the Guava Orchard.
PREMIOS: Man Booker (2006).

Monica Ali
Dhaka (Bangladesh), 1967.

Esta escritora tiene una capacidad inmensa para pasar de la comedia a la tragedia en un abrir y cerrar de ojos, sin caricaturizar a sus personajes. Explora los temas de la inmigración y el choque de civilizaciones, la tradición y la modernidad, el cruce de religiones y el uso del discurso radical del islamismo para atraer a los jóvenes musulmanes que padecen la marginación en occidente. La historia del libro, que le fue encargado con sólo ver un par de capítulos escritos gira entorno al paso de una mujer de un pueblo de Bangladesh, hacia una ciudad como Londres a la que le es difícil de entender. A su lado, está su hermana a la que le es bastante más fácil acomodarse a esta nueva vida.

TÍTULOS: Brick Lane.
PREMIOS: Listada para el Man Booker en 2003 y fue denominada por la revista Granta como una de las mejores jóvenes  escritoras británicas.

Aminatta Forna
Freetown (Sierra Leona), 1964.

La historia de esta autora se divide en dos: antes y después de haber conocido la verdad sobre su padre -ministro de Finanzas de Sierra Leona fue ejecutado con cargos de traición por el Frente Unido Revolucionario de este país africano-. Ella volvió a esta tierra natal y buscó a cada uno de los responsables de enlodar su nombre. Sin tener idea en lo que se metía, nunca se imaginó el dolor que le causaría. "Pasé 25 años en la ignorancia y uno gradualmente descubriendo algo de la verdad, y ahora me es difícil recordar qué se sentía no sabiéndolo -escribe- era como si este horrible conocimiento, de las mentiras y la manipulación, la codicia y la corrupción, el miedo y la violencia hubieran estado conmigo desde siempre. Esta es la inocencia perdida, o por lo menos se siente así. He cambiado, y el pasado se ha alterado irrevocablemente".

TÍTULOS: The Devil that Danced on the Water, Ancestor¿s stones.
PREMIOS: candidata para el Samuel Johnson Prize en 2003.

OTRAS QUE IRÁN AL 'HAY':

- Juanita León, Colombia (País de plomo)
- Alma Guillermoprieto, México (Al pie de un volcán te escribo; La Habana en un espejo)
- Claudia Amengual, Uruguay (La rosa de Jericó; El vendedor de escobas)
- Belén Gopegui, España (El padre de Blancanieves; La escala de los mapas)
- Yolanda Reyes, Colombia (Los años terribles; El libro negro; Pasajera en tránsito)
- Ana María Moix, España (Correo urgente; Baladas del dulce Jim)*
- Wendy Guerra, Cuba (Todos se van)*

* Miembros del jurado del Concurso Nacional de Cuento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.