Congresistas de E.U arremetieron contra Hugo Chávez por pedir reconocimiento político a las Farc

Congresistas de E.U arremetieron contra Hugo Chávez por pedir reconocimiento político a las Farc

Líderes demócratas y republicanos cuestionaron la propuesta de sacar a las guerrillas de las listas de organizaciones terroristas.

15 de enero 2008 , 12:00 a.m.

De acuerdo Elliot Engel, demócrata y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental la Farc lleva años sembrando el terror en Colombia y manteniendo secuestradas a cientos de personas.

"Yo vi la iglesia en Bojayá donde las Farc mataron a 119 personas, entre ellos 45 niños en el 2002. Son estas y otras acciones brutales las que los han puesto en las listas de grupos terroristas. Si las Farc quiere salir de esa lista que deje libre a todos los secuestrados y deje de apoyar el terrorismo", le dijo Engel a EL TIEMPO.

En un claro mensaje a Chávez y a la senadora Piedad Córdoba, Engel dice que "todos los mantienen contactos cercanos con las Farc y quieren que salgan de la lista, lo que deberían hacer es explicarle al grupo que el único camino para salir de las listas es suspender los actos de terrorismo y el uso de la violencia para alcanzar objetivos políticos".

Por su parte Roy Blunt, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes catalogó de "totalmente absurda" la solicitud de Chávez.

"Aunque estamos complacidos por la liberación de dos de los secuestrados, no podemos perder de vista que este grupo sigue siendo una desalmada organización narcoterrorista. Son responsables de incontables muertes y secuestros de inocentes colombianos, estadounidenses y otros extranjeros. Sugerir que deben ser sacados de las listas de organizaciones terroristas, es totalmente absurdo", dijo Blunt.

Para el legislador, este episodio lo que debe resaltar es el reto tan particular y único por el que atraviesan los principales aliados de E.U. en la región, especialmente Colombia. "Todo líder extranjero comprometido con la seguridad debería estar trabajando junto a Uribe para garantizar que sus esfuerzos por devolver al país la estabilidad que necesita sean permanentes", añadió el congresista.

Según Blunt, E.U. debe mandar una clara señal de que respalda a sus aliados. Y una manera de hacerlo, dijo, es aprobando el Tratado de Libre Comercio firmado con Colombia y que está pendiente de ser ratificado por el Congreso.

En cierto sentido, la propuesta de Chávez ha fortalecido el argumento de los que insisten en que aprobar el TLC es clave para los intereses nacionales de E.U. en una región que se le ha tornado hostil.

Quiénes son los congresistas de E.U. que se quieren reunir con las Farc

James McGovern, Bill Delahunt y Gregory Meeks son tres demócratas entre los 535 miembros que componen el Congreso estadounidense.

Sin ser importantes dentro de la estructura del partido, han ganado relevancia desde que los demócratas recuperaron el control del legislativo en noviembre del año pasado. En particular por que llevan varios años muy interesados en el tema colombiano y se han convertido en especies de "filtros" para otros legisladores no muy versados en la realidad nacional.

McGovern, que representa al estado de Massachussets, es un representante de tendencia liberal y cercano a Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes. Se ha convertido en un abierto crítico del presidente Álvaro Uribe y se opone por principio a los acuerdos de Libre Comercio. Su récord, por ejemplo, demuestra que siempre ha votando en contra de los Tratados de Libre Comercio y por recortar la ayuda militar al país. De hecho, todos los años presenta una "enmienda" o reforma para tratar de eliminar  buena parte del componente militar y antinarcóticos.

Estuvo muy activo en las modificaciones que se le hicieron al Plan Colombia, que ahora, en el 2008,  tendrá  énfasis en lo social gracias a los cambios que introdujeron los demócratas.

Representa el ala más liberal del partido y no encabeza ningún comité o subcomité relevante.

Otros demócratas, como el caso de Elliot Engels, que es el presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental, han avocado por una posición más moderada frente a Colombia.

Engels, recientemente, critico con dureza a Chávez cuando este atacó a Uribe por sacarlo de su rol de mediador en el intercambio humanitario.

El récord de Delahunt es mixto. Siempre ha defendido la necesidad de respaldar a Colombia, al que siempre cataloga de gran aliado, pero ha votado casi siempre en contra del Plan Colombia. Ha hecho suya la causa de las multinacionales y los pagos a grupos terroristas, razón que lo llevó a Colombia en esta ocasión. Es de los pocos demócratas que ha estado dispuesto a tender una mano a Chávez en medio de las fuertes tensiones que se viven entre ambos países.

Meeks, por su parte, es considerado un "gran aliado" del gobierno colombiano, que se sorprendió mucho cuando se enteró que había firmado la carta que le enviaron a las Farc.

Afroamericano del estado de Nueva York, le ha puesto "precio" a su apoyo  forzando al gobierno a que reconozca y proteja a las comunidades afro colombianas. Según fuentes cercanas a ellos, la idea central de los legisladores es lograr la liberación de los tres estadounidenses.

La estrategia, a parte de su interés humanitario, es dejarse tomar una "foto" con las Farc -que implica un gran reconocimiento político que añora esta guerrilla- si liberan a por lo menos uno de los estadounidenses.

Eso no solo elevaría sus perfiles sino que sería un golpe a Bush y los republicanos que -según los familiares de los secuestrados no han hecho nada por ellos-.

Según fuentes republicanas en el Capitolio, también los mueve el afán de protagonismo.

 "Estos legisladores deben tener mucho cuidado o se quemarán. No pueden olvidar que están tratando con el enemigo número uno de E.U. en la región (Chávez) y con una banda de narcoterroristas que ha declarado a E.U. un objetivo militar", dice una fuente en la Comisión de Relaciones Internacionales de la Cámara.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.