Más de la mitad de los vehículos anteriores a 1994 no han pasado la revisión tecno-mecánica

Más de la mitad de los vehículos anteriores a 1994 no han pasado la revisión tecno-mecánica

Según el calendario del Ministerio de Transporte, entre enero y febrero del 2008 los automotores con placas terminadas en 6 y de modelos 1994 y anteriores tendrán que someterse a la revisión.

14 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Tragedias como la ocurrida hace una semana en la vía a Villavicencio en la que cinco personas perdieron la vida por, al parecer, una falla en los frenos de un tracto camión o como la de la Vega (Cundinamarca) en la que 8 personas murieron intoxicadas por monóxido de carbono dentro de un automóvil particular, pusieron en evidencia que la revisión tecno-mecánica a la que tienen que someterse todos los vehículos se ha quedado en el papel.

Pero además, desnudó una vez más la realidad de que muchos de los accidentes que ocurren en las carreteras del país, se derivan de la vetustez del parque automotor.

Según la Asociación Nacional de Centros de Diagnóstico Automotor, el 56 por ciento de los vehículos de modelos anteriores a 1994 que han sido revisados tecno-mecánicamente bajo las nuevas normas impuestas por el Ministerio de Transporte no reúnen las condiciones mínimas de seguridad en materia de frenos, dirección, luces, sistema eléctrico, etc.

El problema se tiende a agravar porque muchos de quienes deberían hacer la revisión, bajo los cronogramas establecidos, se están pasando por la faja la norma, según Gonzalo Corredor, presidente de dicha asociación.

De acuerdo con las estadísticas con que ellos cuentan, por lo menos un 36 por ciento de vehículos de todo tipo que ya deberían haber pasado por los centros autorizados para realizarles la revisión aún no se ha sometido a ella, a pesar de que ya se les venció el plazo.

La laxitud en la exigencia de la norma también ha provocado que la gente se lo tome con calma. Prueba de ello es que en el accidente de Villavicencio en el que el tracto camión embistió a 7 vehículos, no se tenía claro si el automotor tenía al día el certificado de la revisión o si estaba en mora de sacarlo.

El pasado jueves 10 de enero, la propia Superintendencia de Transporte, encargada de vigilar las empresas por carretera, admitió que no había recibido el informe del accidente de Villavicencio para determinar si se abría o no una investigación contra la compañía a la que el automotor está afiliado o al centro de revisión técnico mecánica en caso de que hubiera lugar a ello, según explicó el jefe de ese despacho Álvaro Hernando Cardona.

La norma establece que todos los carros de servicio público deben someterse a una revisión tecno-mecánica cada año y que los de servicio particular deben hacerlo cada dos.

Pero el vacío que se presenta es que muchos vehículos que dicen ser de servicio particular prestan servicios de público (sin someterse a la revisión anual), porque éstos tienen beneficios tributarios.

Y aunque de menor envergadura, hay otra arista del problema: algunas autoridades aún no identifican y, por ende, no piden el certificado.

"Al tema le ha faltado socialización", dijo Corredor.

Al 31 de diciembre del 2008 -en teoría- deberán estar revisados todos los vehículos con modelos anteriores al 2005, pero es muy poco probable que se logre la meta, debido a que muchos conductores le están haciendo el quite a la norma y aducen que no hay suficientes talleres.

Para Mauricio Pineda, director de Infraestructura y Control del Fondo de Prevención Vial, si bien los accidentes de vehículos de carga son menores a los que se registran con automóviles o motocicletas, sí son graves.

En el 2006 el porcentaje de muertos en accidentes de tractocamiones fue de 6,24 por ciento en comparación con el 20,45 por ciento que se registró en automóviles.

Cansancio de conductores

Agregó que otro de los problemas, además de la falta de control de la revisión mecánica, son las excesivas jornadas de trabajo a que son sometidos muchos conductores de tractomulas y camiones. En ello también coincide la Superintendencia de Puertos y Transporte.

El mismo Pineda relató que vivió en carne propia la experiencia hace unos años, cuando sufrió un accidente con una mula, cuyo conductor reconoció que se había quedo dormido en la ruta Medellín-Bogotá.

Luego del choque, el conductor del vehículo que llevaba la carga reconoció que tenía mucha presión por entregar una mercancía a tiempo y que había perdido 3 días de camino tratando de desvararse.

"En ese aspecto la legislación es laxa y no se tienen los controles suficientes para que las empresas no hagan despachos para conductores agotados", dice el directivo.

El superintendente de Puertos y Transporte, Alvaro Cárdona sostiene que muchas veces los mismos conductores con tal de ganarse unos pesos de más, les mienten a las empresas transportadoras para que les den otras rutas.

"El problema es que el control a los conductores está delegado por parte de las empresas a los dueños de los vehículos, los cuales a su vez son los mismos que se imponen agotadoras jornadas de trabajo con el fin de mejorar sus ingresos", dijo.

Según estudios en poder del Fondo de Prevención Vial, el factor humano es el gran generador de accidentes ya que el 85 por ciento de los casos se derivan de errores cometidos por los conductores. El 8 por ciento de los accidentes está relacionado con fallas en los vehículos y la vía.

Por lo pronto la Superintendencia de Puertos y Transporte anunció que en el 2008 extremará la vigilancia sobre los centros de diagnóstico y los de reconocimiento de conductores para que cumplan al pie de la letra con la normatividad que los regula y mermar los accidentes.

¿Pocos lugares para revisión?

Consultados algunos transportadores acerca de la negligencia para realizar la revisión, varios de ellos coincidieron en que apenas hay unos pocos talleres para hacerla y que no podían perder un tiempo valioso de trabajo esperando.

Sin embargo, los representantes de los centros de diagnóstico dijeron que esa tesis era válida hace 8 meses pero que ahora hay por lo menos 103 de centros de diagnóstico automotor.

Para Gonzalo Corredor, de la asociación de centros de diagnóstico, la situación de hoy contrasta con la de hace algunos años donde solo habían 12 sitios para la revisión de los vehículos de transporte público, la cual siempre ha sido obligatoria. Se calcula que el 5 por ciento del parque automotor de Colombia está compuesto por vehículos de carga, es decir unos 200.000.

"Hoy tenemos 103 habilitados por el Ministerio y no pueden salir a decir que no hay suficiente oferta. Se han presentado unos casos particulares de cuello de botella en Bogotá donde las exigencias del POT son más fuertes pero ello se ha ido solucionando", dijo.

Lo que sucede es que ahora pasar las revisiones es más complicado, porque no hay lugar a manipulación de la información.

JUAN GUILLERMO LONDOÑO
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.