Muere Netscape, el primer rey de los navegadores web

Muere Netscape, el primer rey de los navegadores web

La firma de Internet AOL, filial de la empresa de medios estadounidense Time Warner, anunció la suspensión del desarrollo de Netscape, el navegador web que hace poco cumplió 13 años de vida.

01 de enero 2008 , 12:00 a.m.

Tom Drapeau, director de Netscape en AOL, escribió en su blog (blog.netscape.com/bloggers/tom-drapeau) que "mientras grupos internos de AOL han invertido tiempo y energía intentando revivir Netscape Navigator, estos esfuerzos no han sido exitosos en ganar participación en el mercado frente al navegador Internet Explorer".

El blog no decreta la muerte oficial del navegador, sino la terminación del soporte de sus diferentes versiones a partir del primero de febrero. Sin embargo, los efectos son los mismos, pues a partir de esa fecha los usuarios de Netscape no contarán con actualizaciones, parches de seguridad ni soporte técnico.

El propio Drapeau recomienda a los actuales usuarios de Netscape cambiarse al popular navegador Firefox. "En AOL recomendamos que usted descargue Firefox y lo pruebe. ¡Sabemos que lo disfrutará!".

La caída de un rey

A mediados de 1994, cuando Internet era aún una red para científicos, militares y académicos, Marc Andreesesen y sus compañeros de trabajo empezaron a publicar pruebas de Netscape Navigator, una versión mejorada del pionero de los navegadores, llamado Mosaic y también desarrollado por ellos.

A finales de 1994 nació la versión inicial de Netscape, que en pocas semanas se convirtió en un éxito, y ayudó al auge de la Web, que se convirtió en ese entonces en la 'cara amable' de Internet, ya que resultaba más fácil de usar que otros servicios de la Red.

El éxito de Netscape fue tal, que 90 de cada 100 computadores conectados a Internet lo tenían, y se llegó a afirmar que podía ser una amenaza para el dominio de Microsoft en otro terreno, el de los sistemas operativos, pues Netscape no solo funcionaba en Windows 95 - el más popular del momento- sino en otros sistemas como Mac OS y Linux.

Así, el exagerado éxito fue también el causante de su caída: Microsoft, ante la amenaza, empezó a desarrollar su propio navegador, y cuando presentó el sistema Windows 98, Internet Explorer venía incorporado como navegador predeterminado, lo que signficaba que los nuevos usuarios de computadores no necesitarían instalar otro navegador.

Así, se dio inicio a la llamada 'guerra de los browsers', en la que ambos contendores luchaban con tecnología, mercadeo y abogados.

Pero a pesar de diferentes demandas por parte de Netscape a Microsoft por prácticas monopolísticas, y de los esfuerzos por navegar mejor y más rápido que su rival, a finales de los 90 Netscape había perdido el trono. Sean Michael Kerner, columnista del sitio Internetnews.com, afirma que "después de 1998, Netscape nunca recuperó el liderato. Los usuarios que lo habían cambiado por Internet Explorer nunca regresaron, y para aquellos que apenas llegaban a Internet, la 'e' azul de Explorer era sinónimo de Internet".

AOL compró a Netscape Corporation en 1999 por 4.200 millones de dólares, con la esperanza de recobrar el liderazgo para Netscape, pero en ocho años no avanzó nada y, por el contrario, hoy tiene menos del 1 por ciento del mercado mundial.

La marca Netscape no morirá, pues según Drapeau, seguirá siendo un portal de Internet con diversos contenidos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.