Secciones
Síguenos en:
"En Colombia se roban las elecciones": Carlos Ariel Sánchez

"En Colombia se roban las elecciones": Carlos Ariel Sánchez

Elegido Registrador Nacional del Estado Civil, este tolimense liberal dice que va a depurar el censo electoral.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de noviembre 2007 , 12:00 a. m.

CAMBIO: ¿Por qué cree que ganó el concurso para ser registrador?

CARLOS ARIEL SÁNCHEZ: Básicamente porque se respetó la hoja de vida y la preparación, como corresponde a un concurso de méritos. Creo que la diferencia a mi favor estuvo en que tengo un doctorado en derecho y en la cantidad de libros que he publicado.

Pero para la elección de esos cargos es fundamental el padrinazgo político, ¿o no?

En este caso no. Creo que los presidentes de la Corte Constitucional, del Consejo de Estado y de la Corte Suprema blindaron el proceso para evitar cualquier interferencia política.

Sin embargo, algunos lo ven a usted como cuota del ex presidente Ernesto Samper.

Al concurso me presenté a título individual y sólo con mis méritos, sin mención alguna a mi filiación política. No soy samperista, soy liberal a secas. He ocupado cargos en representación del liberalismo sin consideración de las distintas tendencias que hay en el Partido.

¿Qué es lo primero que va a hacer como Registrador?

Voy a empeñarme en depurar el censo electoral: sacar a los muertos, a los inhabilitados, a los incursos en trashumancia. Con un censo depurado es mucho más difícil hacer fraude.

A propósito de fraude, ¿por qué existe la sensación de que las elecciones se las roban?

Pues porque se las roban, así de claro y de sencillo. Esa es la verdad. Muchas veces la Registraduría no es imparcial. Las elecciones no se acaban con el acto del sufragio, ahí es cuando empiezan y cuando mayor cuidado se debe tener para consolidar el soporte jurídico que avale los resultados. Y se las roban porque el proceso está cuidado hasta que el ciudadano vota, pero de ahí en adelante hay muchos vacíos que permiten la alteración de algunos resultados. Esa es la parte que toca fortalecer.

¿Cómo hacerlo?

Vuelvo a insistir en la necesidad de depurar el censo electoral, para evitar que haya suplantación de electores el día de las elecciones, lo mismo que suplantación de jurados, que puedan meter mano y torcer la voluntad popular. Pongo un ejemplo: ¿por qué razón en los municipios los escrutinios se hacen el martes siguiente al domingo de elecciones y no el lunes? La respuesta es que en 36 horas pueden alterar con mayor facilidad los resultados. Para corregir esos vicios son necesarias normas con más dientes y una doctrina explícita del Consejo Nacional Electoral.

¿Por qué está tan rezagado el sistema electoral colombiano?

Porque el Código Electoral está atrasado debido a que fue hecho cuando esta sociedad era bipartidista, rural y no urbana; analfabeta, sin vías de comunicación, y todo eso ha cambiado en los últimos años. Desde ese orden de ideas, por ejemplo, los jurados de votación y las comisiones escrutadoras deben concebirse con un enfoque pluripartidista y en concordancia con el nuevo mapa político y sociocultural del país.

Desde 2010 todos los colombianos deben tener un número único de identificación desde que nacen hasta que mueren, ¿sí se va a cumplir con ese cronograma?

Lo dudo mucho. El 58% de los registros no se procesan en la Registraduría. Además, las normas son muy débiles porque una persona puede sacar un registro civil distinto varias veces, debido a que con sólo dos testigos lo obtiene en una notaria, y con esos registros puede sacar igual número de cédulas con nombres diferentes. Hay otro punto y es que Colombia tiene una tasa de crecimiento poblacional del 2%, lo que implica que cada año debe haber 800.000 nuevos registros. Claro que el sueño del Estado civil es que una persona tenga un único número de identificación desde su nacimiento hasta su muerte, y en eso vamos a trabajar.

¿Es partidario del voto obligatorio como una medida para combatir la abstención?

No soy partidario del voto obligatorio, entre otras cosas, porque tocaría ver cuáles son las sanciones que se les imponen a los ciudadanos que no hagan uso del ejercicio del sufragio. En Perú la sanción es de 10 dólares para quien no vote y eso no ha disminuido mucho la abstención, mientras que en Uruguay a quien no vote se le impide acceder a cargos públicos y a contratar con el Estado, y otra serie de medidas que me parecen restrictivas de la democracia. Para combatir la abstención prefiero que comencemos desde un censo electoral cero, que significa que solo puedan votar quienes los hicieron en las últimas elecciones y los colombianos que saquen su cédula. Es decir, depurar el censo, lo que bajaría la abstención, de un solo tajo, en cerca del 20%.

¿Cuál es el poder de un Registrador?

El poder es técnico exclusivamente, sobre un entramado de alto impacto político y por ende con mucha responsabilidad. El Registrador es el garante de que la voluntad popular sea respetada en las elecciones.  

¿QUIÉN ES?

Nacimiento: Purificación, Tolima, 1957.
Estado civil: casado, tres hijos.
Estudios: doctor en Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, doctor en Derecho de la Universidad de Navarra; especialista en Derecho Comercial de la Universidad de los Andes y estudios posdoctorales en Derecho Público en Turín.
Cargos: Elegido Registrador Nacional del Estado Civil; catedrático , magistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, Contralor de Bogotá, consejero electoral.
Pasatiempos: tenis, natación y dormir en hamaca.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.