Matanza de la Ciénaga Grande de Santa Marta sería una retaliación por secuestro del 'Torno'

Matanza de la Ciénaga Grande de Santa Marta sería una retaliación por secuestro del 'Torno'

El ex jefe paramilitar 'Jorge 40' dice que había interés de Carlos Castaño en que se cumpliera esa 'operación'.

06 de noviembre 2007 , 12:00 a.m.

La masacre, perpetrada el 22 de noviembre del 2000 por los paramilitares, y que dejó 60 pescadores muertos, fue justificada por Rodrigo Tovar Pupo, 'Jorge 40', como un acto de retaliación por el secuestro de la ciénaga de El Torno, y como un interés particular de Carlos Castaño de penetrar el Atlántico.

Aunque el lugar de la matanza no está en este Departamento, sí es muy cerca, y su población tiene mucha influencia comercial y familiar en Barranquilla y en los municipios ribereños de la región.

El llamado secuestro de la ciénaga de El Torno fue cometido el 6 de junio de 1999 por el Eln, y  allí cayeron nueve personas que paseaban en sus lanchas. Todas residían en Barranquilla, y entre estas se encontraba el ex concejal Orlando Rodríguez Saavedra, y su hijo Boris.

En su declaración de ayer, que comenzó a las 3:30 de la tarde, Tovar Pupo solo reconoció 34 víctimas de estos hechos.

Este homicidio colectivo, según la investigación de la Fiscalía, fue cometido luego de que un desertor del Eln apodado 'Juvenal', le vendiera información a los 'paras' sobre una supuesta colaboración de los habitantes de 'El Morro' con los guerrilleros.

'Responsabilidad indirecta'

"Yo tengo responsabilidad indirecta, porque esa operación militar fue ordenada por la 'casa Castaño', que tenía casi como una obsesión meterse en el Atlántico, y parece que esta era una de las maneras. Me presionaron y tuve que poner hombres de mi grupo", le dijo 'Jorge 40' a la fiscal Deicy Jaramillo.

Al mando del escuadrón criminal estuvo el 'Comandante Esteban', hombre de confianza de '40'.

Se movilizaron en seis chalupas en las que recorrieron las poblaciones de El Morro, Nueva Venecia y Trojas de Cataca.

"Mataron a todo el que encontraba a su paso y le disparaban a todo lo que se moviera", dicen los relatos de la época.             

Los habitantes de estas poblaciones lacustre denunciaron que fue una matanza indiscriminada, sin otro objetivo que el de crear terror.

'Colación' de hechos

En otro aparte de su declaración, Rodrigo Tovar Pupo se quejó de que en la Ley de Justicia y Paz se estaban 'colando' hechos que no tuvieron nada que ver con el accionar paramilitar.

Se refirió concretamente a los homicidios de Emilio Pinto Álvarez, Julio Pinto y Gabriel Meza Pinto, que según manifestó se los estaban atribuyendo al Bloque Norte.

"No se por qué nos quieren endilgar todo lo malo, todo el mundo sabía que los Pinto estaba a órdenes de 'El Caracol' (narcotraficante extraditado a Estados Unidos), y 

que ello se vendían al mejor postor. La familia lo sabe y me preocupa que están trayendo a Justicia y Paz hechos del narcotráfico", precisó. La audiencia continúa hoy todo el día.

ROBERTO LLANOS RODADO
Corresponsal de EL TIEMPO
BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.