¿Por qué Bogotá castigó al hombre que la transformó? (Análisis)

¿Por qué Bogotá castigó al hombre que la transformó? (Análisis)

29 de octubre 2007 , 12:00 a. m.

Enrique Peñalosa es reconocido nacional e internacionalmente como el hombre que más ha contribuido a que Bogotá sea hoy una ciudad de referencia dentro de las urbes del mundo en desarrollo.

¿Por qué Bogotá lo castigó ayer en las urnas? EL TIEMPO se lo preguntó a varios analistas y estas son sus principales hipótesis:

-La intensa 'guerra sucia' que sufrió. Los falsos rumores que decían que Peñalosa terminaría con los comedores comunitarios, privatizaría colegios y desplazaría a conductores de taxis.

-Apoyo electoral a la labor social del Polo. Los bogotanos que se benefician con los programas sociales del Distrito vieron la garantía de continuidad, eligiendo a Samuel Moreno, miembro, como Garzón, del Polo Democrático.

-Las denuncias y ataques contra Samuel Moreno. La insistencia de algunos medios de comunicación y del presidente Álvaro Uribe de hacer ver a Moreno como un comprador de votos y promotor de vías de hecho fastidió a los bogotanos, quienes pensaron que las críticas eran exageradas y con claros fines políticos.

-Errores en su administración. Los bogotanos no han podido olvidar algunos errores de Peñalosa, como las losas de TransMilenio y los bolardos.

-El costo de transformar la ciudad. Muchas de las obras y reformas de la administración Peñalosa afectaron a intereses particulares que se habrían hecho sentir ayer. Por ejemplo, la creación de TransMilenio, le cambió el escenario del negocio a quienes por décadas manejaron el transporte en Bogotá.

-No proponer nada nuevo. Peñalosa habló mucho de lo que había hecho en su administración, pero muy poco de lo que haría en una nueva.

-La política local en su contra. Muchos candidatos a ediles y a concejales no hicieron campaña por Peñalosa por temor a pagar un alto costo político en su zonas en vista de la mala imagen del ex alcalde.

-Concejales tras prebendas. Muchos aspirantes a concejales prefirieron irse con Moreno, porque la administración del ex alcalde fue muy poco dada al manejo de prebendas y concesiones a la hora de manejar las relaciones con el Concejo.

-Imagen de soberbia. La imagen de soberbia y las equivocadas actuaciones políticas del ex alcalde, como su ausencia en el primer debate de Citytv, calaron en el electorado.

-Falta de partido estructurado. Un partido con maquinaria política hubiese contrarrestado en algo la mala imagen de Peñalosa.

-Apoyo de Uribe. No sirvió de nada que los uribistas apoyaran a Peñalosa. Incluso eso fue contraproducente, pues la idea reeleccionista del actual Presidente también fastidio al electorado.

-La mala imagen de TransMilenio. Mucha gente asocia directamente a Peñalosa con este sistema de transporte, hoy muy criticado por su costo y mal servicio.


"En algunos colegios públicos se reunió a los padres de familia y se les dijo que Peñalosa iba a acabar con los comedores comunitarios".
Paul Bromberg, exalcalde de Bogotá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.