Con llamado a indagatoria de Mario Uribe, Colombia Democrática queda prácticamente desmantelado

Con llamado a indagatoria de Mario Uribe, Colombia Democrática queda prácticamente desmantelado

Dentro de 11 días, el senador, primo del presidente Álvaro Uribe, enfrentará a los magistrados que ya encarcelaron a dos de las cabezas de su partido.

30 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

El miércoles pasado, se convirtió en el congresista número 37 vinculado al llamado escándalo de la 'parapolítica'.

Aunque desde hace dos meses viene preparando su defensa judicial con un pool de abogados de primera línea -entre ellos José del Carmen Ortega y Tulio Elí Chinchilla- el tenor de la citación de la Corte Suprema lo desconcertó.

Varios de los políticos investigados fueron llamados primero a rendir versión. Pero el senador fue citado directamente a indagatoria, lo que lo dejó formalmente vinculado al proceso penal.

"Él nunca solicitó versión libre y la Corte tampoco la consideró necesaria", comenta un investigador del alto tribunal, en una clara referencia a los indicios que tienen empapelado al congresista y que se resumen en tres testimonios: el del ex 'para' Salvatore Mancuso, el de la ex congresista Eleonora Pineda y el de Jairo Castillo Peralta, alias 'Pitirri', testigo estrella cuyas confesiones ya tienen presos o prófugos a al menos cinco políticos.

Y aunque no aparece formalmente en el expediente, los negocios de tierras entre el narcoparamilitar Juan Carlos Sierra, alias 'El Tuso', y el senador Uribe Escobar también contribuyeron a crear turbulencia en torno del político.

Protesta de la defensa

Amigos de Uribe Escobar aseguran que cuando conoció el llamamiento a indagatoria quedó pasmado durante varios minutos.
La notificación, a través de los medios, lo indispuso tanto, que su defensa protestó ante la Corte.

Luego de recibir la mala noticia, Uribe Escobar llamó a su esposa, María Eugenia, y a su amigo y asesor Tulio Elí Chinchilla.

Semanas atrás ya había hablado del tema con Álvaro Uribe Vélez, su primo segundo, confidente y aliado político durante casi tres décadas, que el miércoles, en plena gira por E.U., admitió estar afligido por la decisión judicial.

Y la tristeza del Presidente no es para menos. Si bien la gran mayoría de los políticos enredados en este escándalo hace parte de la coalición de Gobierno, esta es la primera vez que el espinoso expediente se acerca tanto a los linderos de la Casa de Nariño.

Allá, y en la terraza del Hotel Intercontinental de Medellín, donde el senador tiene una oficina improvisada, el desconcierto era total y más aún cuando se supo que Mario Uribe tienen solo 11 días para enfrentar a los mismos magistrados que ya enviaron a prisión a los también senadores Álvaro García Romero y Miguel de la Espriella, miembros de Colombia Democrática, el partido que el senador fundó en 1985 con el hoy Presidente.

A García Romero incluso se le imputa una sangrienta masacre de campesinos. No obstante, Mario Uribe no lo ha dejado solo. Hace unos meses, llegó a la plenaria del Senado con los zapatos embarrados y cuando le preguntaron la razón, admitió que venía de la penitenciaría La Picota de visitar a su amigo.

Para ese entonces, ya Mancuso le había endilgado a Uribe Escobar dos supuestas reuniones con 'paras', en busca de apoyo electoral.

Los bienes del senador

Y aunque ese ha sido el señalamiento más publicitado, el que más le preocupa a la defensa -según admitió un escudero del senador, que lo acompaña hace 30 años- son las declaraciones de 'Pitirri', el testigo clave que la Corte protege.

Investigadores judiciales vienen hurgando hace meses en notarías y oficinas de registro para saber cuáles son los bienes de Mario Uribe, quien pasó de ser un humilde notificador (mensajero) de un juzgado de pueblo a gran propietario de tierras.

'Pitirri' dice que, para lograrlo, el senador se alió con Éder Pedraza Peña, alias 'Ramón Mojana', y con los hermanos Fabio y Gustavo Mejía. Ellos, agrega, le habrían ayudado a apropiarse de fincas en Caucasia, Majagual, Guaranda y Nechí, zona limítrofe entre Sucre, Antioquia y Bolívar: "La estrategia -dice 'Pitirri'- era la de intimidar a los finqueros para comprarles barato sus predios".

"Él tiene tierras en Córdoba y Antioquia, pero de toda la vida.
Mario es más un hombre de campo que un político -dice uno de sus amigos, el empresario William Vélez Sierra-. Nunca ha comprado nada en Caucasia o Nechí. Lo conozco hace años y doy fe de su honestidad e integridad".

Pero 'Pitirri' asegura que a él le constan dos reuniones en las que Mario Uribe trazó la violenta estrategia. Incluso, se refiere a predios específicos: las fincas La Chipa y La Alemania, situadas en San Marcos, Sucre.

El senador, sin embargo, tiene certificaciones de autoridades en las que consta que no tiene propiedades en la zona.

'Suplente' de 4.017 votos

Por eso, Ricardo Ariel Elcure, ex candidato a la gobernación de Norte de Santander -y quien ocuparía eventualmente la curul de Mario Uribe- dice que el senador no le teme a la Corte Suprema.

"No teme porque no tiene nada qué ocultar, me lo dijo hace unos días".

Sin embargo, Elcure -que solo obtuvo 4.017 votos- admite que el senador está triste al pensar que su vida pública, "que debe ser recordada como ejemplar, pueda terminar marcada por señalamientos injustos".

Y, paradójicamente, algunos contradictores de Mario Uribe piensan igual.

Una de ellas es la ex congresista Rocío Arias, a quien (al igual que a Eleonora Pineda) el senador le negó el aval de Colombia Democrática cuando supo que firmarlo podría costarle la visa a E.U., en donde viven sus dos hijos.

La ex congresista -cercana a los ex 'paras'- hace parte de quienes lamentan la mala hora por la que pasa el primo del Presidente.

"Aunque no tengo muchas cosas que agradecerle, sí debo decir que es un hombre honesto y trabajador. Sé que demostrará su inocencia. Dejemos que actúe la justicia".

En similar sentido se pronunció el viejo cacique liberal Bernardo Guerra Serna, quien se divorció políticamente de Uribe Escobar hace ya 25 años, cuando este decidió abrir sus propias toldas con el hoy presidente Uribe.

"Uno no quisiera que eso le estuviera ocurriendo y más a una persona a la que he admirado y cuyas discrepancias he aceptado -dice Guerra-. Es una situación compleja y muy preocupante".

u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.