La Federacafé anda 'cazando' en todo el mundo a quienes quieren lucrarse de Juan Valdez

La Federacafé anda 'cazando' en todo el mundo a quienes quieren lucrarse de Juan Valdez

Al cierre de este mes, el gremio relacionó un total de 25 casos de plagio en los cuales ha tenido que demandar en varios países, desde Venezuela hasta China, a quienes hacen uso indebido de la marca.

29 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

En la sección jurídica de la Federación Nacional de Cafeteros (Federacafé), un equipo especial conformado por cinco abogados está dedicado exclusivamente al tema de patentes y marcas.

Ese equipo se refuerza con 182 contratos con firmas de abogados en igual cantidad de países del mundo y un contrato con el bufete Thompson & Thompson que monitorea las gacetas de propiedad intelectual que se publican en todo el mundo, e informa a la Federación todo este tipo de movimientos que considere lesivos.

Todos están pendientes de las montañas, de la imagen de Juan Valdez, de su mula Conchita, de las palabras 'café' y 'Colombia', de los colores amarillo, azul y rojo de la bandera, y de todas las combinaciones posibles que 'huelan', no a café, sino a fraude.

A ese ritmo, lo jurídico podría llegar a tener la misma dimensión que su departamento técnico, conformado por 1.200 extensionistas.

Las demandas

Y las peleas se han dado con establecimientos que van desde cafeterías de barrio hasta con 'pesos pesados' del sector alimentario.

Tales son los casos de siete almacenes de artesanías de Pereira que usaban el logo tradicional de la Federación para vender sus productos y el del dominio juanvaldez.es que registró en Internet la multinacional de alimentos Kraft, del conglomerado Altria, de los cigarrillos Marlboro.

A los propietarios de los locales de artesanías de Pereira fue sencillo disuadirlos para que dejaran de usar el logo: bastó una carta, dos tintos en las oficinas de la Federación, y listo.

Sin embargo, con Kraft las cosas son a otro precio, pues para enfrentar el caso se requiere de bufete de abogados, especializado en derechos de autor, cuyos honorarios deben pagarse en dólares. Aquí no basta una sencilla invitación a tomar tinto y obsequiar un recordatorio.

También, en algunos avisos de prensa de la cadena Starbucks, ha aparecido la denominación de origen regional colombiana 'Nariño', por lo que el gremio dijo que actúa en contra de estos aparentes 'equívocos', que pueden ser usadas como precedentes para invocar propiedad por parte de la multinacional que vende café con esa referencia.

En Colombia los líos jurídicos también son de 'marca mayor': por ejemplo, el empresario Pedro de Narváez tiene en contra del gremio, desde 2004, una disputa jurídica por 'violación de los derechos colectivos a la moralidad administrativa, el patrimonio público y la libre competencia'.

Aún está pendiente un fallo del Consejo de Estado, luego de haber recurrido a instancias como la Superintendencia de Industria y Comercio, la Aeronáutica, la Procuraduría, la Contraloría y la Auditoría General de la República.

Los episodios anotados, y otros más, muestran las dificultades para mantener a salvo la marca.

Sin embargo, precisamente el jueves pasado la Federación logró un espaldarazo de la Unión Europea al concederle al gremio el llamado sello de Indicación Geográfica Protegida (IGP), que corresponde a un producto con alto nivel de calidad gracias al vínculo con el medio geográfico en alguna de las etapas de su producción, transformación y/o elaboración.

Definitivamente, los abogados de la Federación tienen bastante trabajo, pues mientras atacan por un lado a los que buscan cómo lucrarse de forma indebida, también cierran negocios para el buen uso de la marca.

Así, en los dos últimos años han firmado 120 contratos de licencia para su explotación en 60 países para la venta legal de 1.130 marcas de café que utilizan la marca, ingrediente '100 por ciento Café de Colombia', como garantía de que el contenido es, en su totalidad, café colombiano.

Igualmente, mientras en 2003 había 85 tostadores en todo el mundo con licencia para 795 marcas, la cifra se incrementó a 1.130 marcas, es decir, los negocios de este tipo se incrementaron 42 por ciento en cuatro años.

Algunos de los caos más sonados en contra la propiedad intelectual

Los siguientes casos han sido ganados por la Federación Nacional de Cafeteros:

  • Café Britt, de Costa Rica utilizó la marca Juan Valdez en camisetas y otros productos con un logotipo de Café de Colombia distorsionado, y además la frase 'Juan Valdez drinks Costa Rican coffee' o 'Juan Valdez bebe café de Costa Rica'.
  • La Oficina de Marcas de Yemen canceló la solicitud de registro de la marca Colombiano Coffee House, teniendo en cuenta que la compañía que solicitó el registro, Excellerate Company, no demostró derechos concedidos en el exterior sobre esta marca.
  • El 17 de noviembre de 2006 se firmó un contrato con las 40 tiendas Caffe Itaca, de Italia, para retirar antes del 31 de marzo de 2007, todos los avisos comerciales y mercancías con las marcas Café de Colombia y Juan Valdez.
  • En la revisión y verificación del mercado español, la Federación detectó empaques de Cafés El Trópico que se anunciaban como 100% cafés colombianos y en donde se incluía el logo tradicional.
  • Colcot S.A., una empresa colombiana, solicitó en China el registro de la marca y el logo tradicional con leyenda.

De otra parte, se han solicitado reclamaciones ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual por los siguientes dominios de Internet: www.juanvaldezonline.org, wwwjuanvaldezonline.net, www.juanvaldezonline.biz, www.juanvaldezonline.com y www.juanvaldezonline.us, los que, efectivamente, han sido cancelados y otros han pasado a manos del gremio, como www.buen-dia.com y www.colombiancoffeebeans.com.

También se negoció con el titular del dominio www.cajuanvaldez.com, que correspondía al equipo de fútbol universitario en Venezuela llamado Club Atlético Juan Valdez. Actualmente la página ya no está en uso.

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.