El fantasma del Palacio de Justicia vuelve a rondar al ex presidente Belisario Betancur

El fantasma del Palacio de Justicia vuelve a rondar al ex presidente Belisario Betancur

Fiscalía pidió a la Cámara de Representantes investigar si las decisiones de Betancur pudieron abrirle espacio a excesos de miembros de la Fuerza Pública durante la retoma y los días que siguieron.

28 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Entre esos excesos menciona las desapariciones de empleados de la cafetería del Palacio y miembros del M-19 que habrían salido vivos y las torturas a las que fueron sometidos varios de los sobrevivientes.

Precisamente, la investigación por los desaparecidos del Palacio de Justicia -incendiado durante la toma violenta por parte de un comando del entonces movimiento guerrillero M-19- es lo que ahora da argumentos a la Fiscalía para pedir la investigación de las actuaciones del ex mandatario.

Tras los trágicos hechos del 6 y 7 de noviembre de 1985, la Comisión de Acusaciones de la Cámara adelantó varios procesos por la actuación del ex presidente Betancur durante la crisis. Todos terminaron archivados.

Hasta anoche, según fuentes cercanas al ex presidente conservador, él no se había enterado de la petición de la Fiscalía. Betancur está fuera del país y sus allegados dijeron que no habían podido contactarlo.

También recordaron que él ha dado sus explicaciones ante la misma Comisión de Acusaciones, la Fiscalía y la Comisión de la Verdad que el año pasado entregó un informe sobre la tragedia.

En la declaración ante la Fiscalía, Betancur dijo que creía que sí hubo desaparecidos en la retoma, pero explicó que las decisiones sobre el terreno y toda la información estuvieron siempre en manos de la cúpula militar de la época.

En el 2005, el ex presidente expidió un comunicado en el que dijo: "Todos los pormenores que conozco respecto de la trágica toma del Palacio de Justicia los he narrado ya".

Dos generales, en vilo

La solicitud para que se investigue la actuación de Betancur forma parte de la acusación que la Fiscalía les hizo ayer al coronel (r) Edilberto Sánchez y otros cuatro militares por las desapariciones del Palacio de Justicia.

Sánchez era el jefe de inteligencia de la Brigada 13 de Bogotá y la Fiscalía dice que fue él quien estuvo a cargo de las personas que salieron vivas del edificio el 7 de noviembre.

Por los mismos hechos, la fiscal del caso dejó a consideración del Fiscal General la posibilidad de procesar a los generales retirados Rafael Samudio Molina y Jesús Armando Arias Cabrales.

El segundo era el jefe directo de Edilberto Sánchez y estuvo al mando de las operaciones. Samudio era el Comandante del Ejército y en el expediente hay grabaciones que demuestran que las decisiones sobre movimiento de tropas y personas le fueron comunicadas.

Una de ellas, incluso, sugiere que Samudio ordena que la retoma se concrete antes de que las autoridades civiles den una contraorden.

Betancur, 21 años de silencio

Después de los hechos del Palacio de Justicia, ocurridos el 6 y 7 de noviembre de 1985, el entonces presidente Belisario Betancur asumió la responsabilidad política en una intervención pública.

Pero, desde entonces, el ex presidente guardó un absoluto silencio sobre este y otros hechos de su mandato. Esta actitud propició varios rumores sobre un supuesto libro que el ex mandatario estaba preparando para brindar más detalles de su actuación en la cruenta toma del M-19.

Contra Betancur se presentaron varios denuncias en la Comisión de Acusaciones de la Cámara, pero estas no prosperaron. Fueron archivadas con resolución inhibitoria al considerar que el entonces presidente no actuó indignamente y que no hubo vacío de poder.

El año pasado, ante la Comisión de la Verdad, el ex presidente dijo que esperaba "mantener limpia su actitud en defensa del orden".

Caso del Coronel Plazas, pendiente

El coronel (r) Alfonso Plazas está detenido por su papel como comandante de la Escuela de Caballería del Ejército, que llevó a cabo la retoma del Palacio. Actualmente está recluido en el Cantón Norte de Bogotá y allí espera el resultado de las investigaciones de la Fiscalía, organismo que ordenó su captura el 16 de julio.

Se le sindica de la desaparición de varias personas que habrían salido vivas del Palacio.

En sus indagatorias, y públicamente, Plazas aceptó que pudo haber desaparecidos tras la retoma, pero se defiende diciendo que no tenía mando sobre un área de inteligencia a donde llevaban a quienes salían vivos.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.