Tribuna / Sexualidad responsable

Tribuna / Sexualidad responsable

Gonzalo Gallo Gonzalez

27 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

De cada cinco adolescentes colombianas, dos ya han tenido relaciones íntimas y una está o estuvo embarazada, afirma el Ministerio de Salud.

Uno de cada dos niños que nacen en Colombia es un hijo no deseado y cada año hay 200 mil adolescentes que son madres solteras.

También se asegura que muchos adolescentes están llegando al alcohol con 11 o 12 años y mezclan licor con sexualidad, una mezcla fatal.  "No sé quién me embarazó - dijo una joven- , yo estaba ebria en esa fiesta".

Estos datos fríos explican por qué hay tanto aborto y nos fijan varios retos: tener hogares estables y llenos de amor, ofrecer una buena formación sexual, educar en la responsabilidad, inculcar valores con el ejemplo y lograr que los jóvenes sean espirituales.

Cada día hay 16 mil nuevos portadores del VIH. Y la salida es sólo una: mucha consciencia y una sexualidad responsable.  Es cruel saber que 10 millones de jóvenes en todo el mundo están infectados con Sida, que la promiscuidad no cede y que una minoría de jóvenes y adultos usan el condón.

Una sexualidad sin frenos y sin valores da un vuelco inesperado a la vida de los jóvenes o la termina debido a un embarazo precoz, el aborto o el mismo sida.

Y la salida no está en condenar sino en ofrecer salidas positivas que nacen de familias unidas, del amor, el diálogo, la fe y los principios.

La vida está por encima de todo, y así lo entienden las jóvenes que se cuidan o que al quedar embarazadas eligen dar su bebé en adopción en lugar de abortar.

Dos soluciones facilistas son la extrema dureza o la extrema suavidad, pero lo sabio es un justo medio que deje abiertos los canales de comunicación con los jóvenes y los lleve a quererse, controlarse y ser libremente responsables.

Los seres humanos ferian su paz y su libertad con una sexualidad inconsciente y usted sólo aprende a iluminar el sexo con un amor responsable con acciones como éstas:

1. Crezca cada día en inteligencia emocional y social y armonice la libertad con la responsabilidad. Dedique tiempo y entrega al control de las emociones negativas.  Hágalo con disciplina ya que de su inteligencia emocional dependen su paz interior y la armonía en sus relaciones.

2. Sea consciente de que el desenfreno sexual, la droga y el alcohol dan una falsa sensación de libertad mientras nos encadenan y nos roban la felicidad.

3. Ame de verdad y no tendrá que apelar a los sucedáneos del amor que están de moda: intercambio de parejas, bisexualidad, relaciones con sexo y sin amor.

4. Finalmente, sea espiritual, ya que sólo Dios le brinda fuerza, paz y sabiduría para hacer lo correcto.

Una persona rica en valores y espiritualidad no es prisionera de ninguna adicción y ama y disfruta su sexualidad con una libertad responsable.  El problema es que hoy muchos no tienen escrúpulos de consciencia porque tampoco tiene consciencia.
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.