Rosario, la ciudad de la bandera argentina, es ideal para niños, jóvenes y amantes de la naturaleza

Rosario, la ciudad de la bandera argentina, es ideal para niños, jóvenes y amantes de la naturaleza

Fundada a comienzos del siglo XVII al borde del río Paraná, la ciudad vive un auge turístico y de vivienda que la ha convertido en uno de los lugares más buscados por argentinos y extranjeros.

26 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Este auge ha hecho que su población, que en el 2003 se calculaba en 900 mil habitantes, haya crecido casi en un 50 por ciento, en los útlimos años.

Ciudad pequeña, pero con mucha vida. En verano o en invierno, solo o con la familia, cuando uno se va de Rosario queda la impresión de que allí todos tienen espacio.

La construcción, sobre el río, de un imponente y moderno puente que une a Rosario, en la provincia de Santa Fe, con Victoria, en la provincia de Entre Ríos, es la principal razón de la explosión de esta ciudad como destino. Pero no es la única. Están sus parques, sus plazas, sus paseos peatonales, sus bares y restaurantes, sus teatros, sus museos y sus monumentos históricos (en Rosario se enarboló por primera vez la bandera argentina).

El siguiente es un itinerario que se puede armar si solo se tienen tres días para conocer esta ciudad.

Primer día: centro histórico

Camine por la calle Córdoba, que en el centro histórico se convierte en un agradable paseo peatonal rodeado de edificios de arquitectura francesa, tiendas, bares, restaurantes y cafecitos. Puede empezar en la Plaza San Martín, donde están la Sede de la Gobernación y el Museo de Ciencias Naturales Ángel Gallardo. Después encontrará plazas más pequeñas, algunos centros comerciales y el edificio de la Bolsa de Comercio, que se puede visitar y funciona como museo.

La Plaza 25 de Mayo anuncia el final de la calle peatonal y el comienzo de un lugar rodeado de árboles gigantes que se doblan hacia adentro y forman un hermoso camino. El lugar más emblemático de Rosario está muy cerca -no visitarlo sería como decir que en Bogotá no fue a Monserrate-.

Entre la Basílica y el Palacio de los Leones que sirve de sede para el Ejecutivo Municipal se asoma una pequeña calle rodeada de esculturas y bautizada como Pasaje Juramento. Cuando la atraviese habrá llegado al Monumento Nacional a la Bandera, donde se izó por primera vez este símbolo patrio. El plan es pasar aquí el atardecer. Suba al mirador dentro de la torre principal y disfrute de un vista envidiable de la ciudad.

Por la noche, para comer algo típico y darse cuenta de lo movida que puede ser esta ciudad, camine por la Avenida Pellegrini hacia el río. Alrededor de este larguísimo bulevar va a encontrar excelentes parrillas, mejores bares y divertidas discotecas

Segundo día

Es probable que la mañana se le esfume en el Parque Independencia, gran pulmón de la ciudad, con más de 125 hectáreas. Dividido por una larga avenida cercada por árboles enormes (el bulevar Oroño) y adornado por un lago artificial donde en verano se pueden alquilar bicicletas acuáticas y botes, allí están el Hipódromo de Rosario y los museos de la Ciudad, Municipal de Bellas Artes e Histórico Provincial. Esta es una de las mejores zonas para los pequeños, por el circo, el parque de diversiones y el famoso Jardín de los Niños. Antes de seguir, los amantes del fútbol deben visitar la cancha de Newell's Old Boys, uno de los dos equipos más importantes de Rosario.

La tarde se puede dedicar al norte de la ciudad. La primera parada puede ser en el parque Leandro N. Alem, detrás del cual están la cancha del Club Atlético Rosario Central (rival de Newell's y equipo favorito del fallecido escritor, caricaturista y humorista Roberto Fontanarrosa) y, de nuevo, el río. Ahí también se va a cruzar con el Acuario Provincial y con un complejo de piscinas.

El plan puede seguir al borde de La Costanera hasta el Balneario La Florida. Un poco al norte, en el embarcadero Costa Alta (desde donde se toman lanchas que lo llevan a las islas del alto delta del río), está el Paseo del Caminante, un sendero de 590 metros al lado del Paraná, con algunos de los mejores restaurantes de comida de río.

Tercer día

Una buena forma de despedirse de Rosario es el atípico Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro), entre el Parque de las Colectividades y el Parque Sunchales.

Hasta hace tres años, esta construcción de principios del siglo XX que quedó en desuso por la mudanza del puerto, era conocida como el 'ex Silo Davis' (sus ocho cilindros, pintados de colores vivos, servían para almacenar granos). Hoy, alberga las obras de unos 250 artistas. Al salir, tómese un café frente al río y no olvide que en Rosario está la Casa Natal del Che Guevara (aunque solo se pueda ver por fuera, pues es una residencia privada).

Si usted va

Los colombianos no necesitan visa para viajar a Argentina, por un plazo máximo de 90 días. Solo se requiere el pasaporte.

El impuesto de salida de Colombia cuesta 57 dólares, y de 32 dólares en el de Ezeiza, en Buenos Aires.

Estas son algunas maneras de llegar allá: Aerolíneas Argentinas: Bogotá - Buenos Aires, Buenos Aires - Rosario; Lan Perú: Bogotá - Lima, Lima - Santiago, Santiago - Rosario; Lan Chile: Bogotá - Santiago, Santiago - Rosario.

Precios desde 549 dólares, sin impuestos y sujetos a disponibilidad de cupos y condiciones de la tarifa.

Ubicada al norte de la capital argentina (306 kilómetros), a Rosario se puede llegar desde Buenos Aires en bus (4 horas y el equivalente a unos 30 mil pesos colombianos) y tren (se demora seis horas y cuesta el equivalente a cerca de 20 mil pesos).

Para dormir, hay desde hoteles cinco estrellas hasta 'hostels' para mochileros donde se pagan 8 dólares por noche. Algunos de los hoteles más reconocidos son el Alvear, el Río Grande, el Victoria, el Holiday Inn Ros, el Howard Johnson y el Riviera Palace.

Si se trata de pescados de río, vaya a La Proa, Puerto Gaboto, Peña Rosarina, La Cabaña del Pescador y el Club del Este. Si busca buenas parrillas visite Criollo, Don Ferro, El Establo, El Viejo Balcón o La Estancia.

LAILA ABU SHIHAB
PARA EL TIEMPO
DESDE ROSARIO (ARGENTINA)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.