Alto porcentaje de vacas sacrificadas pone en riesgo preservación del hato ganadero, dice Fedegán

Alto porcentaje de vacas sacrificadas pone en riesgo preservación del hato ganadero, dice Fedegán

De un total de 48.394 animales sacrificados durante los primeros siete meses del presente año, el 61,7 por ciento, es decir, 29.876 son hembras.

26 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Mientras que para muchos este incremento es una buena señal que refleja una dinámica en el crecimiento del sector ganadero (el sacrificio subió en los primeros siete meses del año en 3.396 cabezas), para Fedegán no lo es, porque atenta contra el repoblamiento bovino.

En Yopal (Casanare) las hembras sacrificadas son el 84,7 por ciento (10.947) del total, que llegó a las 12.917 reses.

Para José Félix Lafourie Rivera, presidente de Fedegán, esos indicadores son prácticamente el doble de lo que tradicionalmente presenta una ganadería que quiere crecer y preservar el hato ganadero.

"El problema radica en que están sacando mucho animal macho para Venezuela y para abastecer el mercado interno están destinando las hembras y éstas, por ese solo hecho, quedan con un precio mucho más alto del que tradicionalmente tiene el macho", dijo Lafourie.

El dirigente gremial enfatizó que el ganadero debe cuidar su hato y para ello es necesario que se preserven las hembras de la finca.
"El vientre de una vaca es para un ganadero lo que un bien de capital es para una empresa o una industria.

Luis Francisco Gómez, gerente de Frigoriente, dijo que mientras el kilo en pie de una hembra vale 2.600 pesos, un novillo vale $3.500 y el matarife a la hora del sacrificio se va por el precio más barato.
Igualmente precisó que de las instalaciones de Frigoriente se están exportando a Venezuela cinco tractomulas con 90 canales cada una, es decir 450 animales que pesan 24 toneladas.

Ricardo Yunda, gerente del Comité de Ganaderos del Meta, dijo que se requiere intensificar la transferencia de tecnología en la ganadería para reducir los intervalos en reproducción y fertilidad y para que los ganaderos se ajusten a las necesidades del mercado.

'A cuidar las novillas'

Para Mauricio Niño Guayacán, comercializador de ganado, es difícil que los ganaderos lleven al sacrificio una hembra que les sirva.

Sin embargo, precisó que el hato ganadero corre peligro de mermarse si la hembra sacrificada es una novilla de año y medio, como pasa en estos momentos con los asaderos de carne a la llanera que sacrifican a este tipo de animales.

"Una ganadería dentro de su organización decide qué animales van para sacrificio si no cumplen el parámetro reproductivo que busca. Cuando hay una hembra de más de ocho años en producción, el ganadero decide sacarla al sacrificio", dijo Niño Guayacán.

Señaló que en los centros de consumo como Yopal y Villavicencio existe un alto sacrificio y que los almacenes de cadena no comercializan vacas viejas, sino que buscan novillos o novillas por la calidad de su carne.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.