Viuda de candidato asesinado en Villarrica (Tolima) seguirá con la campaña de su esposo

Viuda de candidato asesinado en Villarrica (Tolima) seguirá con la campaña de su esposo

Julio César Marentes, aspirante a la alcaldía de Villarrica, fue asesinado el sábado por las Farc. Después de sus honras fúnebres su esposa hizo el anuncio.

24 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

María Eugenia Ramírez, tomó la bandera política de su cónyuge y seguirá disputando la Alcadía de Villarrica (Tolima). La candidata es bacterióloga, tiene dos hijas y trabaja en el hospital de Girardot.

El domingo en la tarde, en medio de la plaza central de Villarrica, colmada de simpatizantes y amigos que no paraban de llorar, Ramírez les anunció que tomaría las riendas de la campaña de su esposo y del partido de la U que lo había avalado, y que si el pueblo así lo decidía, ella sería la alcaldesa para rendirle un homenaje a su memoria.

"Siento un dolor muy grande, priman mis hijas y mi integridad, pero si Julio estuviera aquí, me diría: María Eugenia, usted es una berraca, ¿qué quiere hacer? Yo le diría que quiero luchar por mis hijas y por este pueblo, si es que este pueblo quiere cambiar y luchar", afirmó en medio de la euforia de la masa que rodeaba el féretro de Marentes.

En ese momento Ramírez recibió la bandera de la 'U' de manos del senador Carlos García, presidente del partido, y de paso se postuló como aspirante. Esto a pesar de las amenazas de las Farc contra los candidatos uribistas.

María Eugenia Ramírez es bacterióloga y desde hace 17 años trabaja en el hospital San Rafael de Girardot. Llevaba 20 años de vida matrimonial con Julio César Marentes, unión de la que quedaron dos hijas, Andrea, de 19 años y Laura Camila, de 12.

La idea de que ella continuara el proyecto político de Marentes surgió de partidarios de la U y de Sixto Marentes, hermano del occiso.

"María Eugenia tiene la formación y ella acompañó a mi hermano Julio a elaborar cada línea del programa de Gobierno", dice Sixto Marentes.

Con la muerte de su esposo, María Eugenia ya hacía planes para radicarse con sus hijas en Canadá. En este país residen hace cinco años el papá del candidato asesinado, y su hermano Alexis. Ambos habían salido de Villarrica intimidados por las Farc.

Alcaldesa cuestionada

En voz baja, en Villarrica, algunos pobladores señalan a la alcaldesa Sandra Guerrero y a su padre, el comerciante Norberto Guerrero, como supuestos promotores del homicidio de Julio César Marentes. En este municipio los Guerrero han sido tres veces alcaldes.

El día del crimen, algunas personas se pararon al frente del negocio de Guerrero a gritarle: "¡ya está contento con la muerte!" Y ese mismo día, cuando la mandataria se acercó al hospital, donde realizaban la necropsia, le gritaron: ¿viene a alegrarse del dolor ajeno?  A estos señalamientos se sumó el senador Carlos García, quien ante Tolima 7 días dijo que en Villarrica " ha habido una connivencia entre las Farc para golpear al Partido de La U, en una oculta y no bien investigada alianza con el otro grupo político que ostenta la administración en cabeza de la alcaldesa (Sandra) Guerrero".

Responde la alcaldesa

"Supongo que el Senador tiene pruebas. Lo vamos a demandar. Lo que pasa es que mi papá es una piedra en el zapato de García", asegura la Alcaldesa Sandra Guerrero.

"Eso no es de ahora. En la campaña de Sandra decían que ella era candidata de la guerrilla. No tenemos nada que ver con el crimen y sentimos mucho esa muerte", afirma Norberto Guerrero.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.