Valle de Lilí dice que sí atendió a Nicol Ávila

Valle de Lilí dice que sí atendió a Nicol Ávila

16 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Directivas de la clínica Fundación Valle de Lilí afirmaron que la niña Nicol Daniela Ávila Sanabria, quien murió el pasado 26 de mayo, sí recibió atención de ese centro de salud y que su deceso no se debió a la falta de tratamiento.

La menor, hija de una familia de jóvenes campesinos de Acacías (Meta), nació con una grave enfermedad hepática por lo que los médicos ordenaron que se le hiciera un transplante en el menor tiempo posible.

Pero Nicol murió seis días antes de cumplir su primer año y tres días antes de que la Corte Suprema confirmara un fallo de tutela en el que le ordenó a la Secretaría de Salud del Meta, al Ministerio de la Protección y a la Fundación Valle del Lilí, con sede en Cali y pionera en Colombia en transplantes de hígado a niños, solucionar un problema administrativo y burocrático para que la menor pudiera recibir el tratamiento.

Según el texto del fallo de la Corte Suprema, la clínica exigió que la Secretaría de Salud del Meta, entidad que gestionó el tratamiento de la niña debido a que los padres son de bajos recursos, pagara por adelantado el valor total de la intervención quirúrgica.

Las directivas de la Secretaría de Salud argumentaron que no podían cumplir esa petición debido a los trámites exigidos por el Ministerio de la Protección, organismo que debía aprobar previamente unos contratos de prestación de servicio.

La fundación médica sostiene en carta enviada a EL TIEMPO que Nicol ingresó a esa clínica el pasado 9 de abril con un diagnóstico que comprendía, además de las afecciones del hígado, una desnutrición severa.

Por esta razón, aducen, recomendaron un manejo nutricional y controles médicos para lograr que pudiera ser intervenida sin peligro.

"Durante el proceso de acción de tutela, nuestra institución no se negó a la prestación del servicio, por el contrario a pesar de no haber contrato previo ni entrega de anticipo, la Fundación prestó a Nicol, en el mes de abril del 2007, toda la atención médica que su estado de salud ameritaba", dice la misiva de la Fundación Valle de Lilí.

Igualmente, según la carta, "se puede demostrar que su fallecimiento se debió a su avanzado deterioro de salud, y que la no realización del transplante se debió específicamente a que, para ese momento, la niña no cumplía con los criterios para ser considerada como candidata a la cirugía".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.