Abandono, trasteo y falta de memoria caracterizan a muchos de los monumentos de Bogotá

Abandono, trasteo y falta de memoria caracterizan a muchos de los monumentos de Bogotá

El panorama fue revelado por la concejal Lariza Pizano, quien advirtió que esos tres problemas hacen que los ciudadanos no tengan sentido "de memoria ni de referencia geográfica" del patrimonio.

14 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

El informe, divulgado en el mes del patrimonio, hace énfasis en el efecto del vandalismo sobre muchos de los monumentos y estatuas de calles y plazas públicas de la ciudad. Sin embargo, lo más preocupante es que no hay una información exacta de la cantidad de monumentos.

El Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (a cargo de algunos aspectos de los monumentos, incluida la elaboración de un inventario) tiene un estudio que habla de 100 monumentos.

Otro, realizado por Planeación Distrital y la antigua Corporación La Candelaria (hoy Instituto Distrital de Patrimonio Cultural), dice que son alrededor de 900. Pizano, por su parte, afirma que sin confirmar, se maneja una cifra cercana a los 465.

Sin importar el número, este patrimonio es una gran riqueza de la ciudad que ha sufrido no solo el uso y el abuso de los fenómenos ambientales: sol, agua, viento y polución, sino también el de los ciudadanos.

Ejemplos de maltratados y desaparecidos

Basta con mirar la estatua de Sie, en la avenida de Las Américas. No importa cuántas veces el Instituto de Desarrollo Urbano (encargado de su mantenimiento y aseo) la limpie, aparece con las uñas pintadas o con rayones, sin que se haya encontrado un responsable.

Y otro de los monumentos que padece vandalismo es el de Américo Vespucio, en la carrera 7a. con calle 98. El mapamundi que la estatua tiene en su mano desaparece pocos días después de que se recupera.

Y hay una larga lista de estatuas y bustos desaparecidos. En los documentos recogidos por Pizano aparecen 16 'envolatados': 14 bustos y dos estatuas, entre ellos el busto de John F. Kennedy en el barrio del mismo nombre; el de José Martí y el de Guillermo Marconi, que estaba en el norte (parque de la carrera 11 con calle 79) y por el que no dan razón ni la Alcaldía Local de Chapinero ni nadie.

Aparte, en el análisis del tema hecho por Pizano, están los monumentos trasladados, que en los últimos años han sido 26.

El caso más sonado es el de las estatuas de Cristóbal Colón e Isabel la Católica, que han estado en la calle 13 con carrera 16 (avenida Colón), en Puente Aranda y ahora en la avenida Eldorado.

Hay que centralizar el cuidado

Para Pizano, lo importante para la valoración de los monumentos es que estos queden a cargo de una sola entidad, en este caso del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, "que ha demostrado idoneidad y coherencia en su trabajo", según dice.

También, que se hagan campañas de concientización ciudadana para que la gente conozca su valor histórico y arquitectónico.

Finalmente, que la ciudad presente un inventario detallado de los mismos "para saber realmente cuántos son y dónde están".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.