Establecimientos de belleza de Usaquén se ponen las pilas en materia de bioseguridad

Establecimientos de belleza de Usaquén se ponen las pilas en materia de bioseguridad

Los riesgos patológicos para empleado y cliente y la proliferación de peluquerías y centros de estética, que en la localidad pasó en siete años de 200 a 650, fundamentan la reglamentación.

12 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

La idea es disminuír la probabilidad de contagio de enfermedades como hongos, hepatitis o hasta VIH por la falta de asepsia y la mala utilización de productos como los tintes capilares.

"Todo usuario debe observar que el establecimiento cumpla con adecuadas técnicas de limpieza y esterilización y cada empleado con ropa de trabajo y elementos de protección", aseguró Antonio Méndez, funcionario de la Secretaria Distrital que trabaja de la mano con el hospital de Usaquén.

El incumplimiento de estas normas llevó al sellamiento de las peluquerías, excepto una, ubicadas en el centro comercial Belmira hace unos días.

Mariela Suárez, la propietaria de uno de los negocios afectados y enfermera en el hospital Simón Bolívar, aseguró que su local lo cerraron porque encontraron un cabello en el desinfectante de manicure.

Sin embargo, afirmó que ya puso en marcha muchos cambios locativos como separar esta área de la parte de peluquería, además de hacer las averiguaciones para enviar a sus ocho empleados al curso de bioseguridad. "Estamos aprendiendo mucho", dijo.

Y en ese punto coinciden otros peluqueros del sector. Es el caso de Ricardo Méndez propietario de la peluquería José Ricardo, ubicada en el centro comercial Sorpresas. "El tema nos hace reflexionar sobre la responsabilidad que hay consigo mismo, con el cliente y el negocio".

Mientras los peluqueros y esteticistas se acostumbran a las normas, la Secretaría de Salud visita cada mes a 120 establecimientos¿m y repite el proceso entre tres y cuatro veces al año. "Si no se cumplen, el hospital puede cerrar el negocio", afirmó Méndez de la Secretaría.

Usaquén, un programa piloto

Antes de entrar en vigencia la reglamentación nacional se escogió un lugar piloto para realizar aproximaciones al tema: Usaquén.

En esta localidad se hizo la primera caracterización de las condiciones de trabajo y salud en los centros de belleza. Antes, la Secretaría solo realizaba una vigilancia rutinaria para verificar las condiciones sanitarias -locativas- para su normal funcionamiento.

La investigación mostró que los riesgos patológicos eran un problema de salud pública y por esta razón se implementó una vigilancia intensificada que aborda además del factor sanitario el de bioseguridad -conductas seguras que se deben adoptar para reducir el riesgo biológico- y de salud ocupacional -para disminuir el impacto en el empleado-.

Así la reglamentación de bioseguridad se extendió primero a Bogotá y luego al resto del país.

Conozca algunas normas

Ley 711 de 2001
-El cosmetólogo debe tener una formación de un ente especializado y reconocido.

Resolución 2263 de 2004

  • Los Institutos de belleza no pueden realizar actividades invasivas.
  • Estos establecimientos serán independientes del área de vivienda o de cualquier otra área que no sea compatible con los servicios a prestar.
  • Deben tener áreas definidas de trabajo y sala de espera.
  • Las paredes, pisos y techos deberán ser en material no poroso, no absorbente, de fácil limpieza y desinfección
  • Sillas, mesas y camillas en material lavable.
  • Contarán con un área específica y separada físicamente para el lavado de utensilios con una poceta con suministro de agua y red hidráulica para agua potable y aguas negras
  • Método de esterilización en el cual los equipos. esterilizadores cuenten con concepto técnico favorable del Invima.
  • Cuchillas y material de rasurado, de un solo uso, depósitos y eliminación de residuos, área dispuesta para desechos sólidos independiente.

Resolución 002827 de 2006

  • El personal debe tener tapabocas desechable, mascarillas con filtros específicos para solventes orgánicos y bases amoniacales, caretas, protectores auditivos de espuma y guantes desechables.

Alexandra Castellanos
Redactora EL TIEMPO ZONA
Periodismo ciudadano
Escríbanos a: zona@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.