Preocupación en Zarzal, norte del Valle, por posibles coletazos de la captura de Diego Montoya

Preocupación en Zarzal, norte del Valle, por posibles coletazos de la captura de Diego Montoya

El lunes, las puertas de las casas en Zarzal se cerraron a las 8:00 de la noche.

11 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

El ajetreo de helicópteros y el despliegue militar tras la captura de Diego Montoya dejó entre los zarzaleños la incertidumbre sobre qué seguirá ahora para esa población del norte del Valle.

"Hay temor por retaliaciones o porque otra gente intente tomarse el municipio. A muchos les da miedo por los coletazos de la captura y las consecuencias de este episodio que revivirá la estigmatización sobre la localidad", dijo el personero municipal, Argemiro Becerra.

No se sabe si por temor o por algún vínculo algunas de las fincas aledañas al predio donde fue capturado el capo ayer amanecieron desocupadas.

En el casco urbano una de las mayores preocupaciones es que los 15 homicidios que han ocurrido en lo que va del año se disparen, que empiecen a sabotear a la gente e incluso a extorsionar. De hecho, los atracos callejeros se han convertido en un dolor de cabeza en el último mes.

Desde finales del 2003 y comienzos del 2004 no se vivía un momento de tanta tensión. Hay quienes conservan los panfletos que por esa época fueron arrojadas por debajo de las puertas en los que advertían 'Los niños buenos se acuestan temprano'.

Fue el momento más crítico de la guerra entre 'Los machos', ejército privado de Montoya, y 'Los rastrojos', de Wilber Varela, por el control de algunos municipios del norte del Valle, especialmente los que tienen influencia en el cañón de Garrapatas, zona clave para el procesamiento y traslado de cocaína.

No ha sido el único sobresalto. A mediados del 2005 el municipio fue invadido por nuevos panfletos, esta vez, anunciando la llegada de las Autodefensas Campesinas del Valle dispuestos a hacer 'limpieza. Todos sabían que era la nueva imagen 'Los machos'.

Pero hay quienes aseguran que eso es cosa del pasado. "Zarzal volverá a vivir la verdadera economía que se había narcotizado hace 20 años", dijo un poblador.

El municipio con unos 30 mil habitantes es el centro de abastecimiento en el norte. Sus 1.500 establecimientos comerciales son la opción de campesinos del norte que llegan a comprar o vender sus productos.

Por las calles corren rumores de que el 'Patrón' se fue, pero las actividades relacionadas con narcotráfico no terminan allí. Se prepara otro sucesor.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.