Cadáveres de diputados tenían proyectiles en tres partes del cuerpo, reveló análisis del CTI

Cadáveres de diputados tenían proyectiles en tres partes del cuerpo, reveló análisis del CTI

Por el Estado de conservación en que estaban los cuerpos, hasta las familias habrían podido reconocerlos si los hubieran visto. Pero lo mejor era evitarles el dolor.

10 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Según uno de los miembros del equipo forense, a pesar de que los rostros se veían un poco hinchados, incluso ellos con las fotos podrían haber deducido quién era quién.

Sin embargo, se tomó la decisión de identificarlos por las huellas dactilares y las cartas dentales para hacer el trabajo con todo rigor.

Los rostros conservaban las facciones y en general los cuerpos estaban mucho mejor de lo que todos esperaban. Los ojos estaban intactos y no eran visibles las estructuras óseas.

Personal del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) indicó que los 11 cuerpos fueron pasados por rayos X y que así pudieron determinar que tenían proyectiles en la cabeza, el cuello y el tórax.

El lunes, a las 11 de la noche, el CTI terminó el levantamiento de los cuerpos y ayer a las 7 de la mañana se iniciaron las autopsias.

Según el coordinador de la Comisión Forense Internacional, el médico canadiense James Young, en muchos casos podrá concluirse la causa de la muerte e, incluso, podrán recuperarse municiones.

Young dijo que lo difícil será definir la distancia de los disparos, sobre todo a medida que avanza el proceso de descomposición. 

El fiscal general, Mario Iguarán, fue optimista: "Hay algo de tejido blando, lo que nos permitirá aproximarnos a qué tipo de armas se usaron, la trayectoria del proyectil y si hubo o no tiros de gracia. Tenemos capacidad para intentar establecer la verdad", dijo.

Los cuerpos estaban vestidos. Tenían puestas camisetas y sudaderas impermeables oscuras. Todos tenían medias. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) les protegió las manos y los pies con bolsas plásticas.

"Cuando estemos satisfechos con la información entregaremos los cuerpos", afirmó el jefe de la Comisión Forense Internacional.
"No tenemos la escena de los acontecimientos, pero los cuerpos tienen mucha más información de la que esperábamos en un comienzo", dijo
James Young, coordinador de la Comisión Forense Internacional.

Dos procesos se adelantarán en forma simultánea con los cuerpos. Uno es el de la identificación y el otro el de la necropsia. Se trabajará con base en el Protocolo de Minessota, manual de investigación forense para casos extrajudiciales, adoptado por la ONU en 1991.

Los cadáveres revelarían si fueron movidos

La destrucción que reinaba en el campamento aledaño al sitio donde fueron encontrados las tumbas de los ex diputados hace pensar al ex ministro Álvaro Leyva, que acompañó el rescate de los cuerpos, que fue el mismo lugar donde murieron y que de allí nunca los movieron.

Según sus palabras, son tantas las dificultades topográficas del lugar que sería impensable que los cadáveres hubieran sido trasladados de un sitio a otro, como informó hace mes y medio el ex director del DAS Andrés Peñate.

En ese momento dijo que que los guerrilleros estaban llevando los cuerpos desde San José del Tapaje (en El Charco, Nariño), donde se presume que murieron los ex diputados, hacia el norte del Cauca.

Pero, según Leyva, "se puede concluir que fueron enterrados en el campamento donde sucedió lo que pudo haber acontecido. No es de mi capricho o cosecha, sino de quienes estábamos en el lugar", aseguró. 

Según el ex ministro, a las dificultades del terreno habría que sumarle el peso de los cuerpos. Los miembros de la comisión, según narraron, tuvieron que pedir a varios campesinos que ayudaran a movilizarlos. 

La hoy directora del DAS, María del Pilar Hurtado, pide que Leyva entregue las coordenadas del sitio para que una comisión de criminalística vaya e investigue si los cuerpos fueron movidos o no.

Insiste en que para el momento en que Peñate informó sobre esto tenía información de tres fuentes distintas.

Ciencia podría dar respuesta

En medio de esta polémica y a pesar de que se carece de información sobre el escenario de las muerte de los ex diputados, los forenses pueden establecer si los cuerpos fueron o no movidos de la zona. La respuesta estaría en los mismos cuerpos.

"Se pueden hacer estudios microscópicos porque en la ropa queda información de semillas, tipos de suelos y esporas que nos indican en qué ecosistemas estuvieron", explica Germán Antía, decano de la Facultad de Ciencias Forenses del Tecnológico de Antioquia.

Él no descarta que los guerrilleros hubieran podido trasladarlos durante cuatro o cinco días, si lo hubieran hecho en mantas y camillas. 

Sin embargo, considera poco creíbles las versiones según las cuales los subversivos inyectaron grandes cantidades de formol a los cuerpos para conservarlos.

"El formol es un líquido muy corrosivo y difícil de conseguir. Además se necesitaría un equipo especial y muy pesado para inyectarlo en grandes cantidades", agrega Antía. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.