Oscar Barreto, candidato a la gobernación del Tolima, se inició en la política a los 14 años

Oscar Barreto, candidato a la gobernación del Tolima, se inició en la política a los 14 años

A esa edad asistió con sus hermanos y el líder de las juventudes conservadoras Luis Vicente González, a su primera reunión política, en Natagaima.

06 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

"Nos sentamos en la mesa principal y cada cual fue hablando. Yo no tenía idea que estaba en el orden del día. Cuando de pronto me nombraron. Casi me muero del susto. Pero me dije: ¡cómo no voy a ser capaz de pararme!. Y hablé".

Desde entonces el hijo de Justo Pastor Barreto Daza, y de María del Carmen Quiroga, no volvió a despegarse del quehacer político, un gusto que comparte con sus hermanos (no todos por igual) Clara, Luis Eduardo, Fernando, Jaime y Consuelo.

"Mi hermano Jaime me trazó el camino como abogado y como político", afirma.

Por eso, al igual que Jaime, Óscar se fue a estudiar Derecho en la Universidad Santo Tomás en Bogotá en 1982. Al mismo tiempo ejerció como concejal de Ibagué luego de ser elegido en el segundo renglón de la lista de Luis Vicente González.

Pero el tiempo no le alcanzaba para hacer bien las dos cosas. Así que renunció al concejo y siguió estudiando. "Siempre tuve claro que estudiar era lo primero", afirma.

La familia Barreto es conocida en el Tolima y en otros departamentos por Central Pecuaria, un almacén de maquinaria e insumos agrícolas que surgió de la iniciativa del jefe del clan, Justo Pastor Barreto. Un boyacense que llegó al Cañón del Combeima por allá en 1920.

"Él empezó como jornalero en la Fábrica de Bavaria que quedaba en Chapetón. Fue presidente del sindicato muchos años, y cuando se pensionó en 1974 fundó el primer almacén de Central Pecuaria en la plaza de la 14 en Ibagué. De él aprendí que la rectitud, la perseverancia y la disciplina son la base del éxito", asegura Barreto.

Por eso cuando el recién graduado vuelve a Ibagué se dedica de lleno a la empresa que su padre sacó adelante durante más de 18 años.

"Independientemente de nuestro gusto por la política, con mis hermanos tenemos claro que la empresa debe ser sólida. Es claro que mi estabilidad económica no depende de la política. Estoy en ella porque quiero servir a la gente", dice.

El amor y la admiración de Óscar Barreto por su padre lo hicieron convertir el 11 de agosto de 1992, día de la muerte de don Justo Pastor, en el más triste de su vida.

En 1993 Barreto Quiroga regresa durante 4 meses a la administración pública en el primer periodo de Rubén Darío Rodríguez, como tesorero municipal. Luego trabaja en la campaña de Álvaro Ramírez pero se retira. Finalmente se convierte en coordinador de la tercera campaña a la alcaldía de Carmen Inés Cruz y luego del triunfo es nombrado secretario General.

"De esa época aprendí que en los gobiernos uno debe tener siempre en cuenta a las comunidades y habilitar una excelente estrategia de comunicación", señala.

Vendría entonces una sucesión de derrotas políticas. Dos como candidato a la alcaldía de Ibagué y una a la Gobernación.

"Siempre he asumido mis fracasos con una visión empresarial. En la segunda campaña a la alcaldía obtuve 27 mil votos. Luego en la campaña a la gobernación 85 mil votos. El éxito importante, el de resultados, no lo consigue uno en dos días o tres días. Hay que trabajar y recorrer un camino", señala.

Y agrega, "en mi carrera tengo una característica. Que voy aumentando mi participación electoral. La clave ha sido sostenerla".

Frente a los vientos de optimismo de su campaña Barreto dice que tiene varias cosas claras.

"No busco crear el 'barretismo', sino una propuesta de gobierno. Me parece un gravísimo error organizar una fuerza electoral para fines personales. Lo que quiero es generar una gran alianza", expresa.

Barreto, a la hora de establecer su tipo de liderazgo dice que tiene como ejemplo a dos personajes bastante opuestos.

Por un lado está Mahatma Gandhi, el líder hindú que luchó pacíficamente contra el dominio de los ingleses. "De Gandhi admiro su ejercicio histórico de la conciliación.

Aprender a respetar el pensamiento de los demás. Con eso Gandhi marcó la historia del mundo".

Por otro lado, de Uribe, que se la ha jugado por sacar el país adelante. No es perfecto pero hay que reconocerle que hemos avanzado.

Le admiro su capacidad de trabajo, porque lo público no puede ser una cosa de mediocres ni de flojos. Yo trabajaré de domingo a domingo, sin rumbas ni fiestas", concluye.

'La educación será prioridad en mi mandato'

Entre las diferentes propuestas de su programa de gobierno Óscar Barreto destaca por encima de todo el tema de la educación.

"Es el gran motor del desarrollo. El conocimiento es lo que desarrolla la competitividad, la productividad y la eficiencia", dice.
Por eso se trazó como meta de su gobierno invertir 500 mil millones de pesos solo en esta área ¿Cómo?, "a través de las regalías y gestionando recursos de cooperación internacional".

Barreto también tiene como meta enviar al exterior a por lo menos 1000 mil jóvenes tolimenses a lo largo de cuatro años.

"La idea es que se especialicen en carreras que de verdad le aporten al desarrollo económico del departamento", afirma.

Así mismo, el candidato se compromete a defender los intereses de la Universidad del Tolima, a modernizarla con nuevos recursos, a vincularla a la investigación y a hacer una alianza con la alcaldía de Ibagué.

"Espero que finalmente el Gobierno Nacional asuma el 70 por ciento de las pensiones. Eso va por buen camino", manifiesta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.