Y de turismo, ni pío

Y de turismo, ni pío

En Leticia y San Andrés, el impuesto de turismo que pagan los viajeros se desvía para solventar las entidades en quiebra.

05 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

PARA INGRESAR a Leticia es necesario pagar la tasa de contribución al turismo, que hoy es de 14.500 pesos, un impuesto creado en 2005 por el Concejo de la ciudad para el desarrollo turístico. El problema es que la administración municipal destina esos recursos a sanear las finanzas de la capital de Amazonas que está en quiebra y debió acogerse a la Ley 550.  Así lo  estableció CAMBIO mediante derecho de petición a la Alcaldía.

En su carta de respuesta, el coordinador de Turismo de Leticia, Francisco Alves, reconoce que están en proceso de saneamiento, pero asegura que cuando lo finalicen "los recursos de este recaudo los orientaremos al turismo conforme al marco legal". Pero este no es el único problema. También está el hecho de que el número de viajeros que entra por vía aérea a Leticia y que debe pagar el impuesto, difiere dependiendo de la fuente.

Según los registros de las dos aerolíneas que tienen vuelos a la capital amazónica, Aero República y Satena, en 2006 llegaron 39.669 personas y en el primer semestre de este año 19.251, que debieron pagar más de 818 millones de pesos en el impuesto. Pero según la Oficina de Turismo de la Alcaldía, las cifras son 9.625 y 4.989 viajeros respectivamente, y el total del recaudo, 203 millones. El impuesto subió de 13.600 el año pasado a 14.500 este año.

Por otra parte y aunque en la carta Alves asegura que la quiebra de la ciudad no ha sido impedimento para impulsar la industria turística y que están realizando obras "como la ampliación del muelle fluvial, la pavimentación de la carretera Leticia-Tarapacá con variante hacia Los Lagos, el malecón turístico y posadas turísticas en comunidades indígenas", CAMBIO estableció que las obras del muelle fluvial las está haciendo Invías y que la pavimentación de la carretera Leticia-Tarapacá corre por cuenta del Plan 2.500.

En cuanto al malecón, no hay un centímetro construido y las posadas turísticas brillan por su ausencia. "No se sabe a dónde va a terminar realmente esa plata del impuesto -afirma Kapax, conocido también como el "Tarzán colombiano"-. Es una lástima porque no se ven mejoras en la infraestructura turística, y eso que vivimos de esto".

SAN ANDRÉS

Si en Leticia llueve, en San Andrés no escampa. El Archipiélago recibe en promedio 350.000 turistas al año que pagan 26.000 pesos en el impuesto de turismo -el recaudo de 2006 fue de más de 9.000 millones de pesos-, pero las mejoras turísticas por este tributo no se ven. Los recursos del gravamen, creado hace 15 años, han sido malversados o destinados a otros propósitos como gastos de funcionamiento y  deudas. "El departamento se volvió inviable por los malos manejos y entró en Ley 550 -dice César Hernández, contralor departamental-. Y si antes no se invertía en desarrollo turístico, ahora menos porque toda la plata se utiliza para pagar pasivos millonarios".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.