Tras filtración de cintas, Fiscal General respalda a directora del CTI, Marilú Méndez

Tras filtración de cintas, Fiscal General respalda a directora del CTI, Marilú Méndez

Las grabaciones se refieren a un operativo de judicialización de milicianos de las Farc, pero el interlocutor de Méndez, el sargento Jaime Campos Cubillos, le reportó el caso a un narcoparamilitar.

03 de septiembre 2007 , 12:00 a.m.

Se trata de Cesar Huges Rodríguez, solicitado en extradición por Estados Unidos. La charla de la directora del CTI con el enlace del Ejército fue publicada el domingo por EL TIEMPO.

Ayer, tras reunirse con magistrados de la Corte Suprema y tras oír la conversación, el fiscal general, Mario Iguarán dijo que conocía la trayectoria y el trabajo de la directora del CTI y que, por ende, la respaldaba plenamente.

Méndez, por su parte, reiteró que la conversación filtrada, que data del 2003, se refiere a un caso oficial que reposa en archivos judiciales y que, hace un año, ya había hablado del tema con varios medios de comunicación.

Llamado a declarar

"En septiembre del 2006 la llevaron a revistas y periódicos, es un refrito que están usando para afectar mi patrimonio moral, tras 20 años de trabajo", añadió Méndez.

El caso está siendo investigado por un fiscal seccional que, tras denuncia instaurada por la directora del CTI, decidió llamar a rendir declaración al sargento Campos Cubillos.

Campos ya le dijo a sus superiores que su interlocutor era un informante eficaz en temas subversivos y que desconocía su identidad.

Pero aún no se sabe qué respondió cuando se le preguntó por qué tenía tanta familiaridad con el señalado narcoparamilitar.

Remezón, en remojo

Lo que ha llamado la atención de los investigadores es que la interceptación no reposa en ningún expediente judicial. Es más, para anexar la cinta a la investigación se tuvo que acudir a un medio de comunicación que prestó una copia.

Por eso, este hecho ha sido interpretada por algunos sectores como la continuación de una guerra interna de poderes en la Fiscalía General.

El pulso ya había quedado en evidencia en el 2006, luego del escándalo por la contratación oficial de un parasicólogo en la entidad: Armando Martí. En varios oficios, Martí se refiere a estas peleas.

"Después de un año me están dando la razón", dijo ayer el llamado 'brujo' de la Fiscalía.

Esta cinta y otra más, en la que altos funcionarios de la entidad se refieren en términos desobligantes a Aidé López, directora de la Unidad de Lavado de Activos, se conocen en momentos en que el fiscal Iguarán cocina un remezón en la cúpula del organismo.

Aunque aún no se sabe quiénes saldrían y quiénes entrarían, trascendió que el Fiscal ya ha hablado del tema en varias reuniones privadas.

Por ahora, el organismo de seguridad que hizo la segunda interceptación dijo que inicialmente evalúa su envío al Consejo Superior de la Judicatura, para los fines disciplinarios pertinentes.

Diálogo entre funcionarios será enviado a la Judicatura

La segunda interceptación publicada el pasado domingo por EL TIEMPO -en la que un par de funcionarios de la Fiscalía, del más alto nivel, se refieren en términos desobligantes a la jefe de la Unidad de Lavado de Activos, Aidé López- será enviada al Consejo Superior de la Judicatura.

Así lo informó ayer uno de los investigadores que tuvo acceso a la conversación, grabada dentro de los monitoreos legales que se realizan entre instituciones.

Según explicó, si bien no se ha encontrado en su contenido ninguna conducta penal, sí se evidencian posibles faltas disciplinarias de al menos uno de los funcionarios que participan en ella.

El hombre, empleado de la Unidad de Lavado de Activos, reconoce que mintió a la hora de pedir un permiso para ausentarse de su cargo.

"Pedí un permiso porque me tocó viajar para hacer unas vueltas en el Tolima, pero dije que me iba para Ocaña para que me dieran el permiso (...) ya acabé, pero mañana no voy a trabajar", se escucha en la cinta.

Su interlocutora fue identificada como una de las más destacadas fiscales delegadas ante la Corte Suprema de Justicia que, según Noticias Uno, se limitó a decir que no tenía nada que temer y que la interceptación era ilegal.

EL TIEMPO se abstiene de revelar su nombre, hasta tanto se realicen los cotejos de voz. El fiscal Iguarán aún no se ha referido a este caso.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.