Diario de un zarpazo

Diario de un zarpazo

Con oscuras maniobras, Hernando Suárez Burgos intentó apropiarse del 'Diario Deportivo', administrado por Estupefacientes.

17 de agosto 2007 , 12:00 a.m.

LA CURIOSIDAD de un viejo suscriptor del Diario Deportivo dejó al descubierto en junio pasado una maniobra, al parecer orquestada por el empresario nariñense Hernando Suárez Burgos, para apropiarse del periódico que la Dirección de Estupefacientes le entregó en calidad de depositario en noviembre de 2006.

Por aquellos días, el desprevenido lector revisaba algunos archivos en la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, cuando descubrió que el 26 de febrero anterior  Luis Alberto Vargas Cano y Fabián Octavio Pinzón Beltrán habían registrado a su nombre la marca Diario Deportivo, con el mismo logotipo que el periódico usa desde su fundación en 1993 (ver facsímil). Luego de legalizar la petición, radicada con el número 07019007, la Superintendencia de Industria y Comercio  les informó que, de ser aprobado, el registro saldría en septiembre siguiente.

Inquieto por lo que ocurría, el lector se comunicó con la redacción del periódico y les reveló su descubrimiento. En pocas horas los periodistas confirmaron que Vargas y Beltrán eran empleados de Luber, una conocida empresa de confecciones propiedad de Suárez Burgos. Uno de los reporteros del Diario Deportivo le explicó a CAMBIO que "este dato confirmó nuestras sospechas en el sentido de que Suárez se proponía quebrar el periódico, liquidarlo y abrir una nueva empresa con la misma razón social, pero esta vez a su nombre y sin que le hubiera costado un solo peso".

Un funcionario del departamento financiero del periódico recordó que una vez designado depositario, Suárez y sus asesores optaron por castigar contablemente una deuda de 1.200 millones de pesos con los anteriores propietarios que estaba en proceso de cobro. "Esa movida abrió un hueco en los balances de la empresa", señaló la fuente.

Mientras esto sucedía, Suárez Burgos aseguró en entrevistas radiales  que había recibido el Diario Deportivo prácticamente quebrado y que era muy poco lo que podría hacer para salvarlo. "En ese momento estábamos a flote, teníamos acuerdos de pago con los proveedores -insistió la fuente-, pero ellos ordenaron retener los pagos y por eso vinieron las demandas y la congelación de las cuentas de la empresa".

En febrero de este año, tres meses después de haber asumido el control del periódico, el gerente Óscar Ruales les notificó a los directores de las áreas comercial, administrativa, financiera y contable que por orden de Suárez  terminaban sus contratos.

Al mismo tiempo, según los funcionarios consultados, Suárez empezó a publicar avisos de sus empresas a precios irrisorios. "Publicó avisos de cinco de sus empresas en la página 19 y luego copó otras páginas. En marzo pagó 7,6 millones de pesos por 25 avisos que costaban 115 millones ".

Entre tanto, el empresario nariñense anunció públicamente que crearía un nuevo periódico de circulación nacional bautizado como El Periódico que ya contaba con una rotativa propia.

El último eslabón de la cadena, la distribución, de la que hacían parte 54 distribuidores en Bogotá y 20 consignatarios en el resto del país, fueron notificados por el director de circulación,  Luis Hernando Gómez, en el sentido de que el dueño del Diario Deportivo sería el grupo Luber y para ello entre el 25 y 27 de mayo invitó a los distribuidores al hotel Xilon, otra de las empresas de Suárez, situada en Melgar, Tolima.

Convencidos de que el Diario Deportivo sería objeto de un zarpazo, los empleados del matutino se las arreglaron para hablar con el director de la DNE, Carlos Albornoz, coterráneo de Suárez, y le hicieron un relato pormenorizado de lo que había sucedido desde  noviembre anterior. Albornoz confirmó la información punto por punto y no dudó en relevar a Suárez y su Diario del Sur de la administración del periódico, que está en proceso de extinción de dominio desde 1998.

El jueves 16 de agosto, cuatro funcionarios de la DNE llegaron a las oficinas de dicho diario para recibirlo  de manos del gerente Ruales. Y aunque todo parece indicar que la empresa  se salvó , habrá que esperar  la siguiente jugada de Suárez, quien tiene la marca registrada a nombre de dos de sus empleados de confianza. CAMBIO intentó infructuosamente hablar con Suárez.  

CARLOS ALBORNOZ EN FRASES

- "Inmediatamente  supimos de la solicitud para registrar la marca, pedimos a la Superintendencia que la negara".
- "Desde el jueves tomamos la decisión de relevar al Diario del Sur de la administración del Diario Deportivo. ".
- "No entendemos cómo los empleados, si sabían de esto,  no habían denunciado. Yo les dije que esta era una oficina de puertas abiertas".
- "Suárez no quebró la empresa y los mismos trabajadores  aceptaron que las cosas habían mejorado. No entiendo por qué afuera dicen otra cosa".
- "Suárez me aseguró que su empleado había solicitado el registro de la marca a sus espaldas. Esa versión no es creíble, por eso decidimos relevarlo".
- "Suárez sí es un viejo amigo, pero no hemos tenido relaciones políticas. Lo elegí  por  su  experiencia con el Diario del Sur".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.