'Acuerdo de Grupo Planeta y Casa Editorial EL TIEMPO garantiza independencia periodística'

'Acuerdo de Grupo Planeta y Casa Editorial EL TIEMPO garantiza independencia periodística'

Luis Fernando Santos, presidente de la CEET, agregó que la negociación es una alianza entre dos empresas, no la absorción de una por la otra.

01 de agosto 2007 , 12:00 a.m.

Ayer, la CEET informó oficialmente la firma de la negociación.

EL TIEMPO: ¿Satisfecho con la venta de EL TIEMPO?

Luis Fernando Santos: Satisfecho con haber encontrado un excelente socio estratégico para la Casa Editorial EL TIEMPO, que hoy es un grupo de medios líder en Colombia y con presencia en varios países de la región.

Pero es que son 96 años de historia de un periódico y de una familia que se acaban...

No se acaban. Por el contrario, es una historia que continúa con la misma fuerza: siendo innovadores, periodísticamente independientes, lideres a nivel empresarial. Con el panorama mundial que hoy se presenta en los medios de comunicación y, en general, en todos los sectores de la economía y los negocios, es impensable -si no imposible- que una empresa pueda crecer y seguir siendo líder anclada en un solo país. La familia Santos y los demás accionistas nuestros seguirán en la empresa. Aquí seguiremos porque lo que está ocurriendo es la alianza entre dos empresas, alianza que incluye, por ejemplo, unos acuerdos muy interesantes y novedosos para el manejo editorial. Este es un negocio donde se reconoce que aquí existe un grupo humano exitoso de periodistas y empresarios, y que hay una visión común del futuro de los medios.

¿Cuanto pagó Planeta por la venta del 55 % de la Casa Editorial EL TIEMPO?

Lo que hicimos fue firmar un acuerdo para que el Grupo Planeta adquiera el 55 % de la CEET y el 40 % de Citytv. Todavía hay detalles jurídicos y operativos por precisar y también se requieren las respectivas aprobaciones de las autoridades competentes. En todo caso, esa cifra es confidencial. Somos una empresa privada y ello hace parte de la reserva del acuerdo.

¿Porqué Planeta y no Prisa, o el grupo italiano o un latinoamericano?

La verdad tuvimos varias y muy importantes ofertas de varios grupos internacionales y nacionales. Estamos muy reconocidos con todos ellos por el interés que mostraron. Pero había que escoger una propuesta y los socios se inclinaron por Planeta, un grupo español con presencia en Europa y América, dueño de importantes medios de comunicación en prensa escrita, radio y televisión; con una larga tradición en la industria editorial y que se ha caracterizado en los últimos años por su innovación, por ejemplo en medios digitales y con una fuerte vocación hacia la producción de contenidos. Un grupo con el que compartimos los principios básicos de independencia periodística, innovación y liderazgo cultural. Este nuevo socio estratégico cuenta con proyección internacional y capacidad financiera para acompañar a EL TIEMPO en la construcción de un moderno grupo multimedia con presencia en Colombia y en la región.

Razones para mantener la confidencialidad hasta ahora

¿Por qué tanto silencio sobre este negocio? ¿Por qué se demoraron tanto en informar lo que ya todos sabían?

Porque esto no era una subasta pública ni una carrera de caballos. Aquí hubo un proceso profesional y transparente que obligaba a la confidencialidad tanto por la información interna que se manejaba de nuestra empresa como por la identidad de los proponentes. Si al final solo podríamos decidirnos por una oferta entre varias, lo responsable era que todo fuera confidencial. Y esa confidencialidad también operó al interior del proceso, o sea, que un proponente solamente sabía de su propia negociación con nosotros, sin conocer siquiera si había otros, quiénes eran o cuál era su oferta. Con cada uno de los grupos firmamos acuerdos de confidencialidad que daban plenas garantías a ambas partes, como corresponde a un negocio serio, realizado con una banca de inversión de primera línea como es el Credit Suisse y con los más altos estándares internacionales.

Por los constantes rumores que se oyeron, es claro que no se cumplieron esos compromisos de confidencialidad...

Yo diría que fueron más las especulaciones a partir de rumores sin confirmar debidamente, inclusive antes de que iniciara el proceso, desde el año pasado. Muchos rumores lanzados con intereses de personas ocultas por el anonimato. He trabajado toda mi vida en medios de comunicación y sé perfectamente de rumores y especulaciones, pero sí debo comentar que me sorprendió algo la falta de rigurosidad de algunos medios o periodistas -no todos pero algunos- a la hora de informar sobre este negocio, equivocándose en cuestiones obvias que en una investigación más rigurosa no habrían cometido. Y en otras pocas ocasiones también fue evidente que algunas especulaciones no tenían el objetivo de informar, como es la finalidad del periodismo, sino de actuar a nombre de algún interés. Y no de un interés de los proponentes en quiénes confiamos plenamente, sino de alguien externo al proceso.
Pero al final, debo decir que el proceso se llevó a cabo con la confidencialidad debida y que los mensajes que están quedando, son los correctos: que hubo varios y muy importantes grupos interesados; que fue un proceso transparente; que estábamos buscando un socio para seguir creciendo y no simplemente un inversionista; que el legado periodístico de EL TIEMPO está a salvo.

Le hago un confesión: personalmente, sobre todo en esta última semana después de la reunión de socios del miércoles, me habría gustado informar más ampliamente, más aun por las filtraciones que se dieron, unas correctas, otras nada que ver. Pero los detalles jurídicos, financieros y operativos de un negocio de esta magnitud son muchísimos y no se podía ensillar antes de tener los caballos.

Eventual participación en la televisión nacional

¿Ahora con Planeta de socio de EL TIEMPO, van a participar en la licitación del tercer canal de televisión?

Es una posibilidad que está abierta, es una oportunidad, y estaremos a la espera de las reglas que determine la CNTV para un nuevo canal. En su momento los socios de la CEET, deberán valorarla y tomar una decisión.

¿Pero eso no es incompatible con Citytv, el canal de Bogotá del cual ustedes son propietarios?

Lo que es incompatible según la ley es operar dos canales de televisión al mismo tiempo. Y ello por supuesto no ocurrirá. Lo que yo sí veo natural es que un canal como Citytv, exitoso, con 8 años de experiencia en el medio, con una audiencia tan leal y un estilo de televisión diferente, con deseos de seguir creciendo, evolucione de la televisión local a la nacional.

¿Y eso no es concentración excesiva de medios en un solo propietario?

Para nada. Lo que generará la llegada de un nuevo jugador a los medios colombianos es mayor competencia en beneficio de los consumidores. La competencia es buena para que los productos mejoren, para que los empresarios se esfuercen más, para que los periodistas cuenten con mayores recursos para hacer su trabajo. En cuanto a la concentración, hoy ya existe un importante grupo empresarial que es propietario de un canal de televisión nacional, una cadena de radio también de alcance nacional y varias revistas. Y se dio hace pocos años, con un grupo con TV nacional, radio nacional, revistas y prensa. No he visto a nadie que diga que eso haya sido perjudicial para el periodismo colombiano. De nuevo, nuevos jugadores es sinónimo de más competencia; y más competencia es mejor producto.

Mensaje a los lectores y empleados

¿Qué les dice a los lectores de EL TIEMPO que ahora tiene dueño español?

El mensaje para los lectores de EL TIEMPO, y en general para los usuarios de todos los medios de la CEET es clarísimo: lo que tenemos por delante es una gran oportunidad para mejorar nuestros productos. Lo que hacemos bien lo seguiremos haciendo bien sin cambios para nuestros lectores, y en todo lo demás mejoraremos. Podremos compartir recursos informativos con las empresas de Planeta; de verdad, una alianza de este estilo abre posibilidades infinitas y todas con el mismo objetivo: dar mejor información, mejor entretenimiento, mejor análisis. Y asegurar la continuidad de un legado que viene desde los fundadores del periódico.

Otra cosa que no puede perderse de vista: el que salió a buscar socio fue EL TIEMPO, no al revés. Y lo hicimos en un momento de expansión, de buenos resultados. Buscar un socio era parte de nuestra estrategia de crecimiento en beneficio de nuestros lectores y usuarios.

¿Y para los periodistas y empleados de la Casa Editorial EL TIEMPO?

Todos saben algo que ya dijimos. Para Planeta el mayor activo que tiene el periódico o cualquier medio de nuestra empresa, es la gente que trabaja en ellos. Y esto no es una frase bonita, es verdad. El grupo Planeta no se hace socio de unos edificios, unos equipos o una rotativa. Ellos se hacen socios de unos periodistas que son líderes en Colombia, que son independientes, que son creíbles, que son un equipo; se hacen socios de unos empresarios que tienen visión de futuro y ganas de crecer. Para todos nosotros hay oportunidades nuevas y todos deben estar tranquilos con esta nueva etapa que iniciamos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.