Por prescripción, Iglesia declara inocente al padre Efraín Rozo, acusado de abusar de seminaristas

Por prescripción, Iglesia declara inocente al padre Efraín Rozo, acusado de abusar de seminaristas

La decisión del Tribunal Eclesiástico de Bogotá generó rechazo entre quienes se han declarado víctimas del sacerdote, entre ellos su hermano Otto Rozo, Félix Piñeros, José Tavera y Ernesto Rozo.

23 de julio 2007 , 12:00 a.m.

"La prescripción del supuesto delito tanto para la legislación colombiana, como para la legislación canónica, exime totalmente al padre Rozo", y así se le concedió la "presunción de inocencia", dice el documento del Tribunal Eclesiástico de Bogotá.

El presidente del Tribunal, padre Darío Álvarez, aseguró que ese es el resultado de la investigación que reálizó desde octubre pasado el Tribunal, después de conocerse un video en el que el padre Efraín Rozo acepta que abusó sexualmente de dos seminaristas hace más de 40 años, entre ellos su sobrino Ernesto Rozo.

Esta instancia, que imparte justicia en la Iglesia Católica, concluyó que el padre Rozo "ha promovido por casi cincuenta años un moderno y activo apostolado con estudiantes y jóvenes a través del deporte y no ha habido denuncias formales por conductas indebidas en este Tribunal".

En declaración al Tribunal, dice el padre Álvarez, el padre Rozo "desmintió categoricamente lo que había afirmado en televisión, argumentando que fue presionado y manipulado en contra de su voluntad a sostener y afirmar hechos que no son ciertos, como lo comunicó después a través de este medio de comunicación".

El Tribunal también manifestó que el padre Rozo ha interpuesto demanda penal ante la Fiscalía General de la Nación aduciendo injuria, calumnia, estafa y costreñinimiento ilegal el 21 de noviembre del 2001.

Reacciones

Otto Rozo, hermano del padre Efraín Rozo, negó que el video y la declaración en la que el sacerdote confesaba los abusos hubiese sido coaccionado.

Ernesto Rozo, dijo que en su caso el padre Rozo abusó de su papel de sacerdote porque le decía que "Jesús le había dicho que tenía que tocarme a mí y yo a él, y que eso estaba bien".

No entiendo como pueden decir que "ese mónstruo" no cometió las canalladas que no hizo, dijo Félix Piñeres al conocer el fallo. "Yo soy una de las víctimas" que tuvo que aguantarse cada noche que ese señor (Rozo) "llegara a la cama a masturbarlo y a besuquearlo e intentar llevárselo a la cama".

José Tavera, otra de las víctimas, se declaró "congestionado" por el fallo y mostró su indignación porque en abril pasado, el cardenal de Bogotá, monseñor Pedro Rubiano Sáenz le dio permiso al padre Efraín Rozo para trasladarse a Guatemala a "descansar del molestoso caso" con los denunciantes.

El representante a la Cámara Simón Gaviria, quien prepara un proyecto de acto legislativo para castigar con cadena perpetua a violadores y abusadores de menores de 14 años, calificó como frágiles los argumentos para declarar inocente a Rozo y pidió a la Iglesia garantizar, al menos, que el padre no vuelva a tener contacto con menores de edad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.