Represa sobre el río Ranchería llevará agua a nueve pueblos que hoy deben sacarla de pozos

Represa sobre el río Ranchería llevará agua a nueve pueblos que hoy deben sacarla de pozos

Tras décadas de insistir en el proyecto, hace 15 días fue desviado el río, con el cual se creará el segundo distrito de riego más grande de Colombia.

16 de julio 2007 , 12:00 a.m.

La detonación, hecha con 2.500 kilos de indugel sobre el mediodía del 7 de julio pasado, dio arranque a la construcción de la represa, que acumulará 198 millones de metros cúbicos de agua.

Con ella se harán realidad dos sueños históricos de la región: además de la conducción de agua a los municipios de la mitad del desierto guajiro, se irrigarán 18.500 hectáreas de tierra.

Así se llevará el agua  a las poblaciones

El embalse formado con las aguas del Ranchería, que se conocerá como El Cercado, se formará a partir de una presa que funcionará como una muralla de 110 metros de alto y que se levanta entre San Juan del Cesar y Distracción (La Guajira).

El río correrá por un túnel de 638 metros y dejará seca la zona donde esta especie de pirámide invertida retendrá el agua.
Cuando la presa esté lista y el embalse se llene, el líquido se dirigirá controladamente hacia una tubería construida en dos direcciones.

Una parte va hacia San Juan del Cesar y otra se extenderá a un sector conocido como Ranchería.

Desde estos puntos se llevará el líquido hacia Fonseca, Distracción, Barrancas y Hatonuevo.

También hacia Maicao, Uribia y Manaure, pueblos metidos en pleno desierto y donde el agua vale oro.

Se espera que el proyecto esté listo en el 2010.

Único megaproyecto sin corrupción en La Guajira, dicen algunos

Líderes como José Ramón Molina, presidente de la asociación de usuarios Asoranchería, dicen que nunca antes las regalías que le deja la extracción del carbón al departamento se habían utilizado con tanto acierto.

Allí están invertidos 55.696 millones de pesos aportados por la Gobernación, aunque el Gobierno entregó más del 80 por ciento del costo total.

Para alcaldes y concejales de la región significa la consolidación de un sueño.

"Llevábamos más de 40 años planteándole este proyecto a cuanto candidato y presidente venía. ¡Cómo será de viejo este anhelo, que el primero que nos ilusionó con hacerlo fue Rojas Pinilla", dice el líder de Asoranchería.

Con la represa terminaron dos cosas: el pesimismo porque ya estábamos resignados a la sed y el desempleo. Yo llevaba 6 años quieto, afirma Saúl Fernandez, operario.

Proyecto favorecerá exportaciones de la región

El embalse que se construye, además de solucionar el problema de abastecimiento de agua, es vital para consolidar las exportaciones de frutas exóticas y hortalizas desde La Guajira y el puerto de Santa Marta hacia Venezuela y Europa.

De acuerdo con Rodolfo Campo Soto, director del Incoder, desde los distritos de riego de San Juan del Cesar y Ranchería los productos cultivados demorarán solo tres horas en llegar a cualquiera de esos terminales, entre los que figurará el de Brisas.

El Incoder aportó 353.971 millones para su ejecución. Su estabilidad financiera está asegurada ya que se comprometieron vigencias futuras hasta el 2011.

El cronograma de la obra establece que esta se terminará en mayo del 2010.

El proyecto, que está adelantado en un 14,48 por ciento, lo construyen las firmas nacionales Conalvías, Grandicon, Gomez Cajiao, Zigma, Suárez y Silva Ingenieros y Patria S.A., que entre todas conforman la Unión Temporal Guajira.

"Ranchería es defiitivo para fortalecer al país frente al Tratado de Libre Comercio (TLC). La idea es que de allí salgan productos como melón, nisperos, mangos y y palma de aceite, para los biocumbustibles", dijo Campo.

Cifras del proyecto

409.667 millones de pesos es el costo total del proyecto. El Gobierno entregó el 82 por ciento de ese monto y la Gobernación el 17 por ciento.

778  personas trabajan diariamente en el proyecto. De ese total, 566 empleados son habitantes de la región. 51 son índígenas

1.150 predios, donde se cultivarán frutas y hortalizas serán irrigados desde el embalse. Son de 1.000 propietarios.

El lunar del proyecto: la mortandad de 3.000 peces

Bocachicos, besotes, barbudos y dorados se ahogaron la semana pasada en la parte baja del río Ranchería tras la desviación del caudal y otros quedaron ciegos por presencia de sustancias químicas.

Antes de que termine esta semana, Corpoguajira, la autoridad ambiental del departamento, dará a conocer los resultados de una investigación que busca establecer qué produjo la muerte de los animales.

Se investiga si Unión Temporal Guajira aplicó las recomendaciones que le hicieron sobre el lavado del túnel por donde ahora corre el Ranchería, para evitar la muerte de peces.

"Encontramos restos químicos (cemento, sika) y hasta estructuras de hierro que fueron vertidas al río.

"Estos residuos debían ser bombeados con carrotanques y regados en las vías de acceso a la obra", precisó Castillo Parodi, quien dijo que no se construyó un dique para sacar las aguas residuales tras el lavado del túnel, como tenía que hacerse.

Sin embargo, la gerente del proyecto Ranchería, Nyree Quintero Galindo, asegura que antes de la desviación del río se diseñaron medidas de mitigación y se cumplieron todas las recomendaciones.

"Sabíamos del impacto que se iba a generar al aumentar la turbiedad del agua, por eso se diseñó una estrategia de rescate de peces y otros animales acuáticos.

"Se instalaron seis estaciones conformadas por pescadores de los corregimientos Caracolí y Chorreras y personal del proyecto (70 personas). Ellos se encargaron de recoger los peces vivos para llevarlos a una zona normal", explicó. Asegura que el número de peces rescatados supera los muertos.

La ingeniera admite que este tipo de accidentes ecológicos no son justificables, pero insiste en que hacen parte de los riesgos que lleva una obra de tan grandes proporciones.

Esta semana Corpoguajira definirá si aplica o no sanción a la Unión Temporal. Puede ser un llamado de atención o una multa.

En el peor de los casos, y si se considera que hubo omisiones graves, podrían suspenderle la licencia ambiental.

JAVIER SILVA HERRERA
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
SUR DE LA GUAJIRA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.