El señor de los 'micos' es considerado el congresista Jorge Julián Silva Meche

El señor de los 'micos' es considerado el congresista Jorge Julián Silva Meche

Compañeros de la Cámara y miembros del gobierno lo consideran el gran experto en camuflar artículos inconvenientes y sospechosos en temas que, pareciera, ni siquiera maneja.

23 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Claro que en la Cámara de Representantes, Silva Meche también es reconocido por su locuacidad llanera y por su permanente interés en incluir artículos en torno a su región: el Vichada.

Él insiste en modificar la política de baldíos pero escribe el término con V y le atribuye su manejo al Ministerio de Agricultura y Cría, cartera que no existe.

Y aunque para gente del Ejecutivo, este llanero es un viejo dolor de cabeza en el Congreso, el político, de 47 años y de estirpe liberal, solo alcanzó popularidad hace 72 horas.

El viernes fue señalado de ser uno de los padres de un artículo que, según analistas, le quita al Procurador la facultad de juzgar a los congresistas para entregársela a ellos.

El propio presidente Uribe tuvo que salir a hacerle el quite al denominado 'orangután', el cual objetará, así siga siendo defendido por representantes como Zamir Silva, Dixon Tabasco y el propio Silva Meche. Pero al parecer, la cacería de esta especie continúa (ver 'Siguen apareciendo...') y el Congreso sigue perdiendo puntos ante la opinión.

Copartidarios incómodos

Silva Meche, uno de los señores de los 'micos', llegó a la Cámara en 1991 con 1.349 votos. Militó en toldas liberales hasta el 2002, pero, dice, por diferencias con su dirección, brincó a Apertura Liberal, partido fundado en Cúcuta en 1993 por Miguel Ángel Flórez.

Y no le importa que Flórez haya recibido la muerte política en 1998 por corrupción, ni que de ese grupo hagan parte el prófugo de la 'parapolítica' Jorge Luis Caballero y Héctor Julio Alfonso López, hijo de la polémica empresaria del chance Enilce López, 'La Gata'.

"Cuando ingresé, el movimiento no tenía inconvenientes y creo que el partido y las ideas están por encima de problemas de las personas".

¿Partenidad irresponsable?

Con la misma naturalidad defiende otros 'micos' que ha apadrinado. Por ejemplo, el de instalarles a todos los carros un microchip, propuesta que escandalizó al país.

Y desde ya anuncia que insistirá en convertirlo en ley y en que no ha recibido un solo peso a cambio.

"Me siento defraudado -dice en tono jocoso-. Me dijeron que aquí daban 2 y 10 millones por meter artículos, pero no me han ofrecido nada".

Tampoco considera una avionada el haber intentado convertir en aeropuesto internacional, el pequeño terminal de Puerto Carreño, metiendo un artículo en el Plan de Desarrollo Rural, en el capítulo de ambiente, vivienda y agricultura. En su lógica, no sirve de nada apoyar a los agricultores si no tienen cómo transportar y comercializar los productos.

Igual argumento expone para justificar el 'mico' que logró introducir en la Reforma Tributaria. Les quitó el IVA a todos los productos de la canasta familiar y a los concentrados animales que se comercializan en Vichada.

Y su más reciente gol lo metió en la Ley de Tierras. Aunque insiste en que en su departamento no hay baldíos, creó una Unidad Agrícola Empresarial para titular 'zonas de valdíos' (sic) a empresarios.

Por eso, no le parece irregular que el senador de Risaralda Habib Merheg y 13 de sus colaboradores lograran hacerse a más de 16 mil hectáres de tierras baldías en Vichada.

Y aunque fue el Gobierno, a través del Incoder, el que benefició a Merheg y compañía, ese artículo también fue objetado por el Ejecutivo.

Cinco veces, en la cuerda floja

"Cuando uno tiene tranquilidad de conciencia -dice- duerme mucho y sueña harto". Por eso, no cree que pierda su investidura por votar el artículo que afecta a la Procuraduría, órgano que hoy lo indaga por "persecución política" contra el gobernador del Vichada, Manuel Villalba.

Ya en cuatro ocasiones ha salvado su curul. Las más recientes, en el 2003, tras ser acusado de respaldar ilegalmente la aprobación del Código Disciplinario, teniendo una investigación del Ministerio Público; y en el 2005, por votar la Ley de Transferencias, pese a tener un allegado en un ente de salud.

La pelea que sí perdió fue en el 2004, cuando fue multado por pedir puestos en la Contraloría: "Todo es obra de mis detractores que también me denuncian penalmente por todo lo que imaginen", asegura.

A pesar de su defensa, varios de sus compañeros de la Comisión Tercera, que pidieron el anonimato, advierten que seguirán cuidando "las vainas que vive metiendo Silva Mecha". Pero, agregan, no responden por lo que pueda pasar en plenarias: "Ahí es a pupitrazo y no hay quién lo controle".

'El Gobierno es el que más mete 'micos', pero a esos los llaman 'importantes iniciativas'

Esta es la defensa del polémico representante Jorge Julián Silva:

  • "Yo no soy el padre del artículo sobre la Procuraduría. Eso fue un trabajo consensuado e insisto en que es constitucional".
  • "El gran haceedor de 'micos' es el Gobierno, pero a esos los medios los llaman importantes iniciativas legislativas".
  • "No concibo un Congreso genuflexo y por eso he intentado fortalecer sus órganos de control".
  • "La U' me ofreció integrar sus listas (...) Yo entré a Apertura Liberal cuando no tenía problemas".
  • "Yo no meto 'micos', sino sanos artículos que fortalecen a mi departamento".
  • "Me gusta que hablen del 'Micochip' para carros y desde ya anuncio que intentaré que sea Ley de la República".
  • "El haber escrito baldíos con 'V' fue un error de ortografía, pero el propio Gabriel García Márquez ha dicho que vaca se puede escribir con B".
  • "Lo de Ministerio de Agricultura y Cría fue un error de un asesor. Como allí en la frontera se escucha mucho medios de Venezuela, en ese país sí se llama así ese ministerio".

Algunas de las leyes que sacan la cara por el Congreso

  1. Más allá de las críticas y enormes protestas que desató, la aprobación del nuevo régimen de transferencias es una evidencia de que el Legislativo cumplió con una de las metas clave del Gobierno. Sus defensores dicen que permitirá el equilibrio fiscal del país.
  2. La Ley de Infancia actualizó las normas para el tratamiento de los niños en Colombia. Se establece un procedimiento especial para los menores infractores. Se prohíbe que los menores de 15 trabajen y se regulan los programas de adopción en el país.
  3. La ley contra la violencia de género busca proteger a las mujeres. Aumenta las penas cuando los delitos de homicidio, secuestro y abusos sexuales se cometan en una mujer y tipifica como delito el acoso sexual. Le faltan dos debates en Cámara.
  4. La reglamentación del derecho al Hábeas Data le permitirá a cerca de dos millones de deudores morosos ponerse al día con sus obligaciones y, como compensación, salir de las centrales de riesgo. De esta forma, los beneficiados podrán acceder a nuevos créditos.
  5. La ley de pequeñas causas establece cárcel de entre 1 y 2 años para los que roben celulares, bicicletas y billeteras en las calles. Crea nuevos jueces para que se encarguen de conductas delictivas que afecten bienes avaluados en menos de 10 salarios mínimos.

u.investigativa@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.