Intérprete de grandes poemas, la otra faceta del actor y director de teatro Fausto Cabrera

Intérprete de grandes poemas, la otra faceta del actor y director de teatro Fausto Cabrera

Recientemente hizo una compilación sonora de sus mejores interpretaciones poéticas, y aclara que "Hay una gran diferencia entre un declamador y un intérprete de poesía".

21 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Cabrera explica que la interpretación poética y la actuación mantienen una estrecha relación. "Aquel que está formado en el campo de la actuación no declama ni recita versos cantaditos, sino interpreta. Es decir, le da sentido al poema y en el momento en que uno interpreta, uno es el poeta, uno se siente el poeta y de esa manera es capaz de exponer y comunicar lo que está diciendo a las personas que escuchan".

Cabrera cuenta que su habilidad para la interpretación poética puede rastrearse a partir de 1939, cuando salió exiliado de España con su familia. En el barco que los trajo a América, conoció a un maestro determinante para su vida artística: Alberto Paz y Mateos.

"Cuando él supo que a mí me gustaba decir versos, se preocupó por darme una formación actoral, en el campo de la técnica interior de Stanislavsky y posteriormente recibí la instrucción de Manuel Rivas Lázaro, el director del Teatro Ateneo, en Caracas".

Y fue precisamente la fascinación por la poesía la que le permitió, desde los 15 años, comprender que no solo hay poesía en los versos, sino que "la poesía es el factor aglutinante de todas las artes. Donde queramos arte, debe haber un sentido poético".

Cabrera acompañó los poemas con música especialmente seleccionada para cada uno. "Mi intención es que la música esté integrada al poema, pues no tiene sentido que haya un fondo musical que no tenga coincidencia artística con el poema. Por ejemplo, en La casada infiel, de Federico García Lorca, se oye una guitarra gitana, no un piano".

Este disco demuestra la versatilidad de este actor, que no en vano recibió en 2004 el Premio Nacional Vida y Obra del Ministerio de Cultura, por sus aportes al teatro en Colombia, pues entre las muchas labores que ha desempeñado en el campo de las artes escénicas se destaca la fundación del primer Teatro experimental del Instituto de Bellas Artes, en el país, junto a Bernando Romero Lozano, quien dirigía el radioteatro de la Radio Nacional.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.