El concejal mejor calificado por 'Concejo, cómo vamos' busca 250 mil votos para la Alcaldía

El concejal mejor calificado por 'Concejo, cómo vamos' busca 250 mil votos para la Alcaldía

Se trata de Carlos Alberto Baena, que a pesar de no tener rival dentro del movimiento Mira lanzó una consulta para aspirar a la Alcaldía Mayor de Bogotá.

16 de junio 2007 , 12:00 a.m.

'Yo soy Baena'. Ese es el lema de la pancarta que carga por estos días en las calles de Bogotá el fundador y líder del partido político Mira, de origen cristiano.

Baena, pastor de la iglesia, que sacó 24 mil votos en su segunda elección al Concejo, dice que Mira es de grandes retos y que aunque se podían haber lanzado a la Alcaldía sin necesidad de una consulta quieren el respaldo ciudadano.

"Mi rival es un gran rival: los 250 mil votos. El movimiento Mira trabaja de una manera muy unida, es una fuerza compacta donde los independientes pueden tener su representante".

Este abogado, nacido en Armenia, que llegó a Bogotá de niño, hoy casado y con cuatro niñas, fue escogido por segunda ocasión, por el proyecto 'Concejo cómo vamos', como el mejor concejal de Bogotá.

Ese es su mejor as para aspirar a la Alcaldía, pues él mismo reconoce que el trabajo del Concejo es hoy bastante anónimo.

Baena asegura que la aspiración es seria, aunque algunos concejales consideran que la consulta de Mira -que se realizará el 8 de julio- es una estrategia para empezar una campaña al Concejo y ampliar la presencia del movimiento en esta corporación y otros dicen que están midiendo fuerzas para aliarse a los candidatos fuertes a la alcaldía a futuro.

"Yo estoy pensando en la Alcaldía, ya tenemos programa", dice y habla como candidato sobre rescatar la cultura ciudadana de Mockus, crear ecoparques turísticos y focalizar el programa 'Bogotá Sin Hambre'.

Plantea, además, la necesidad de construir un metro con inversión privada y permitir, en ciertas zonas, el aprovechamiento del espacio público.

Cuando se le pregunta qué van a hacer si no sacan los 250 mil votos, Baena solo dice que es mejor esperar y asegura que por el momento no han pensado hacer alianzas ni con Peñalosa ni con el candidato que quede de la consulta del Polo Democrático.

"De momento solo contemplamos ir solos a la Alcaldía. Hasta el día de hoy Mira no ha hecho ninguna alianza política para elecciones, hay coincidencias temáticas para los debates, pero no alianzas políticas coyunturales para montarse en el bus ganador. Me parece que no es lo más sano para democracia", asegura.

El crecimiento de Mira

La aspiración de Baena es el reflejo del avance del movimiento Mira en el país, cuya cabeza es la senadora Alexandra Moreno Piraquive.

En las próxima elecciones de octubre también se van a lanzar a la Alcaldía de Popayán con Lucio Muñoz y su periódico ya aparece compitiendo en lecturabilidad con grandes medios nacionales.

Para el investigador William Beltrán, sociólogo, profesor de la universidad Nacional, Mira es uno de los movimientos políticos-religiosos que más ha crecido en los últimos años.

"Mira es una iglesia neopentecostal, basada en la profecía. Ha tenido éxito en Bogotá y la zona cafetera, pues ese tipo de culto atrae a la gente. Proclama que el reino del Dios se hace eficaz en la tierra a través de los miembros de las iglesias, es decir, los hijos de Dios deben ocupar los lugares de poder. Desde su teología justifican el manejo del poder".

Pero el concejal Baena asegura que es diferente el movimiento político de la iglesia. "Mira tiene raíces parciales en lo religioso, es un partido político no un movimiento religioso. Otra cosa es que dentro de Mira haya un sector de personas cristianas y otro gran sector de personas independientes, que no se les pregunta cuál es su religión. Yo soy cristiano, pero este es un movimiento abierto".

Pero para Beltrán, las dos se alimentan. "La iglesia se beneficia de tener un partido político porque le da poder y el partido político se alimenta de la iglesia. Hay una dialéctica. Aunque institucionalmente tengan claro que la iglesia y el partido son dos cosas diferentes, en la práctica generan sus alianzas", asegura Beltrán.

Baena dice que el éxito del crecimiento de Mira radica en que no se han quedado en discursos y desde que empezaron hace siete años tienen programas de ayuda a la comunidad en sectores populares, en los que capacitan, entre otras, a personas para crear microempresas.

"Tienen una penetración fuerte en las clases populares. Su gran capital político está en los estratos 1, 2 y 3, como todos los partidos tradicionales. Pero, pese a que de una manera muy sutil logran que los miembros de su iglesia sean miembros del partido político, su voto no depende de la feligresía, pues han ampliado su círculo social, fuera de lo religioso, a través de sus trabajo social asistencialista".

El concejal Baena insiste en esta campaña que quieren separarse de la religión. "El voto independiente, independientemente de la religión, nos va a llevar a la Alcaldía. Así en el corazón uno lleve principios cristianos esto es para todos, esto es política. Las necesidades del ser humano no tiene religión".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.