Escándalo por casos de sacerdotes acusados de violación y abuso sexual en el Tolima

Escándalo por casos de sacerdotes acusados de violación y abuso sexual en el Tolima

En el Líbano, el párroco de San Antonio, Luis Enrique Duque, es investigado por presunto abuso carnal a 2 menores de edad. En Icononzo, el cura Félix Ramírez supuestamente abusó del sacristán.

07 de junio 2007 , 12:00 a.m.

Duque Valencia, de 65 años, fue acusado de presunto abuso sexual. Por estos hechos, unidades del CTI y de la Fiscalía capturaron al presbítero el miércoles a las 2 de la tarde. El religioso estaba en la casa cural, el mismo lugar donde, según los pequeños, los sometió a vejámenes sexuales.

Los menores eran hijos de Manuel Andrade* quien llegó con su esposa a esta población, procedente del corregimiento de Santa Teresa.  

Testimonios y exámenes de Medicina Legal

La Fiscalía cuenta con pruebas testimoniales y con los exámenes que Medicina Legal les practicó a los niños. Según la valoración médica, los menores presentaban lesiones en el ano y desgarro en los genitales.

Las víctimas narraron que el religioso se metía desnudo a sus camas y también se bañaba con ellos.

El caso de Duque Valencia se convierte en el segundo que involucra a sacerdotes en el Tolima por abuso sexual en solo dos meses.

La denuncia fue interpuesta el 4 de junio por el padre de los niños. Manuel se armó de valor y reveló lo ocurrido. Informó que el religioso se ofreció a cuidar a los niños y como la familia había acabado de llegar a Líbano, agradeció el gesto. Un día antes de la denuncia, uno de sus hijos se negó a ir a la parroquia de San Antonio. Al ser interrogado sobre la razón, el pequeño respondió que el sacerdote lo tocaba y dio detalles de lo que hacía.

Con base en las pruebas, un juzgado de control de garantías de Líbano aseguró al padre Duque Valencia por el delito de acceso carnal abusivo agravado con menor de 14 años.

La investigación fue adelantada por la Fiscalía 42 seccional de Líbano.

El sacerdote llevaba dos años al frente de ese despacho parroquial. Antes de asumir este cargo, había sido párroco de la iglesia de San Vicente, también en Líbano.

El padre Duque es nacido en el municipio de Santuario (Antioquia).
La noche del miércoles la pasó en la estación de Policía de Líbano. Este jueves a las 6:00 de la mañana lo trasladaron hacia una casa fiscal ubicada en la cárcel de Picaleña, en Ibagué.

Sacerdote de Icononzo sigue en la cárcel

La tarde del primero de mayo Icononzo se estremeció con la captura del párroco de la iglesia San Vicente de Paul, Félix Hernando Ramírez Quintana, de 46 años.

Un menor de 17 años, el sacristán de la parroquia, reveló que el sacerdote lo había sometido a presuntos abusos sexuales durante tres años. El padre era su padrino y protector y lo hospedaba en la casa cural.

Las 20 pruebas recopiladas en la investigación, entre ellas el diagnóstico de Medicina Legal practicado al menor y que da fe sobre la presencia de lesiones en sus partes íntimas, fueron evaluadas por la Fiscalía para asegurar a Ramírez Quintana por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

El sacerdote permanece privado de la libertad en un pabellón de la Penitenciaria de Picaleña a la espera de que avance el proceso.
Su captura generó marchas de protesta durante tres días por parte de un grupo de fieles que exigía su libertad inmediata.

El caso también generó roces entre un sector de la comunidad con el alcalde, Jesús Ignacio Jiménez, y el personero, Milton Patarroyo, a quienes señalaron como responsables de las denuncias contra el presbítero.

"Hablé con la gente en la asamblea popular que se conformó tras las protestas. Se bajaron los humos y ya hay un parte de tranquilidad", dice el Personero, quien admite que recibió quejas sobre el comportamiento del padre Ramírez y las dio a conocer a la Fiscalía.

El alcalde Jiménez Romero asegura que tan sólo respaldó la actuación del Personero como defensor de los derechos de los habitantes del municipio.

*Nombre cambiado para proteger a los menores. El primero de mayo el CTI capturó al párroco de Icononzo, Ramírez, quien está detenido en la cárcel de Picaleña.

Sacerdote con tres hijos

En diciembre de 2004, el Tolima se estremeció con la noticia de un sacerdote casado y con tres hijos, a quien la Arquidiócesis de Ibagué ex comulgó por pasarse a la iglesia Anglicana. El castigo recayó en el sacerdote Mario Fernando Cabezas, un ibaguereño de 38 años.

En esa oportunidad señaló que cuando se ordenó sacerdote pensó que podía ser célibe toda su vida. "Me enamoré, tuve unos hijos", explicó Mario Fernando Cabezas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.