La ayuda social venezolana en Bolivia

La ayuda social venezolana en Bolivia

Desde balones de fútbol hasta radios comunitarias, la ayuda social de Venezuela al gobierno de Evo Morales comenzó desde la primera semana de su gobierno y nunca se ha detenido.

20 de mayo 2007 , 12:00 a. m.

Salud, educación y agricultura son las áreas donde se concentran estas donaciones.

Bastaron sólo cuatro días de gobierno del Presidente Evo Morales Ayma para poder constatar el tenor de la ayuda social que Venezuela brindaría a Bolivia. El 25 de enero del año pasado se anunciaba que Caracas donaría 1,5 millones de dólares para formar una red de radios comunitarias, uno de los proyectos más importantes para la administración del MAS, que pretende instalar las estaciones en todos los departamentos del país, con el fin, en primer lugar, de "democratizar la información''.

Al menos, eso es lo que las autoridades y los comunicados oficiales dijeron y continúan sosteniendo. Sin embargo, para otros, el plan sólo pretende convertirse en una herramienta proselitista, la llave para conseguir la reelección del presidente Morales, financiada íntegramente por el gobierno de Venezuela.

En la práctica, la ayuda de Caracas se ha traducido en más de 30 estaciones de radios comunitarias completamente equipadas. Pero, además de los recursos técnicos, desde Venezuela llegaron una decena de "expertos comunicólogos", quienes han ayudado a echar a andar las radios y la capacitación de locutores locales.

Aunque la meta es llegar a 29 estaciones, por el momento son sólo una docena las que están en pleno funcionamiento, transmitiendo la mayor parte de su programación en lenguas nativas.

El principal obstáculo para hacer funcionar el plan ha sido la carencia de servicio eléctrico en la mayor parte de los territorios donde las radios han sido instaladas. Para paliar tal déficit, el gobierno venezolano ha contribuido otra vez con la donación de paneles solares, regalo enmarcado en el bullado proyecto "Yo, sí puedo", que pretende erradicar el analfabetismo del país.

El plan ¿el más importante del área social para la administración de Morales¿ tiene como meta acabar con el analfabetismo de 1.200.000 bolivianos, y con ese fin, los mentados paneles solares son el motor para el funcionamiento de ampolletas, televisores y video caseteras, el "pack" con que se pretende hacer más llevadera la misión alfabetizadora.

En los pueblos más alejados de las ciudades, a fines de al año pasado ya se habían instalado dos mil paneles solares, beneficiando a unas 1.800 comunidades rurales que hoy cuentan con sus propios "Puntos de alfabetización", los que sólo en 2006 enseñaron a leer a más de 10 mil personas, según la Dirección General de Alfabetización.

Pero, además, los fondos han presupuestado la donación de motocicletas para que maestros ¿cubanos y venezolanos, en una cifra indeterminada y que en el Ministerio de Educación se niegan a ratificar¿ pueden acceder a los sitios más inaccesibles de la geografía boliviana.

Complementando la ayuda en el área educacional, la cooperación se ha traducido también en varias donaciones de libros y, más aún, en las más de cinco mil becas para estudiantes bolivianos que quieran obtener un título en Venezuela. Principalmente destinadas a los sectores más pobres de la sociedad, la mayoría de las becas incluyen todo, salvo el costo del pasaporte: manutención, matrículas, mensualidades y hasta los trámites de legalización de documentos.

Tractores, médicos y balones

Pero los aportes venezolanos no se limitan al ámbito educacional. Otra de las principales vertientes del aporte del gobierno de Hugo Chávez es la ayuda para el sector agrícola, donde los tractores son la principal estrella. No pocas veces, la ayuda ha sido ampliamente destacada por el Presidente Morales; sin embargo, en el Ministerio de Desarrollo Rural dicen no poder entregar antecedentes, argumentando que toda la ayuda es canalizada directamente desde el Ministerio de la Presidencia, sin pasar por sus oficinas.

Lo anterior es un denominador común a la hora de preguntar en los distintos ministerios sobre cantidades, fechas y usos de las ayudas provenientes desde Venezuela. Simplemente ¿aseguran¿ las donaciones son coordinadas directamente por el Ministerio de la Presidencia de Bolivia y no existe un detalle minucioso de tal información, al menos, para ser entregada a la prensa.

De cualquier forma, se puede asegurar que en tierras bolivianas hay, al menos, un centenar de tractores que llegaron desde Venezuela, la mayoría de ellos tras las inundaciones del verano pasado. Y hay al menos otra decena de camionetas donadas por Venezuela, las que fueron entregadas directamente por Evo Morales a distintas organizaciones sociales en el departamento de Cochabamba.

Otras de las áreas beneficiadas con la donaciones venezolanas ha sido la salud, donde los aportes han sido ratificados por un acuerdo firmado el año pasado ¿llamado Plan Estratégico de Salud 2006-2010¿, en el cual el gobierno de Caracas se compromete a apoyar la capacitación de recursos humanos, la donación de medicamentos, vacunas y, eventualmente, a entregar equipos. Ayuda que se materializó luego de las inundaciones que el verano pasado afectaron a la zona noreste del país, cuando a Bolivia llegaron especialistas venezolanos y material quirúrgico. A la vez, comenzaron a emigrar los primeros funcionarios de la salud bolivianos (médicos, paramédicos y enfermeras), quienes viajaron a Venezuela a perfeccionarse.

Siempre dentro de los márgenes que proporciona la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (Alba), el Ministerio de Salud y Deportes de Bolivia hoy en día trabaja en la llegada de entrenadores deportivos venezolanos. Lo anterior se enmarca dentro de un "plan integral de desarrollo deportivo", comandado por la máxima autoridad deportiva del país, Edwin Guarayo. Durante 10 años, el gobierno de Caracas desembolsará más de $US 2 millones en capacitación de entrenadores bolivianos e implementación deportiva, desde máquinas de ejercicios hasta balones de fútbol.

El resto de la ayuda ¿además de los programas de alfabetización, radios comunitarias, agricultura y salud¿ se orienta al apoyo de microempresas y artesanos indígenas, principalmente vinculados con la manufacturación en cueros y textiles. Los detalles de los montos, eso sí, no están disponibles de manera oficial y en los distintos ministerios dicen que tal información la maneja sólo el encargado de negocios de la Embajada de Venezuela en Bolivia, Douglas Pérez, funcionario que se negó a informar detalles de la ayuda social de su gobierno a Bolivia.

Equipo de Reportajes
El Mercurio/Chile/GDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.