55 cuadros de Alejandro Obregón que comerciante de arte intentaba vender son falsos, dijo Fiscalía

55 cuadros de Alejandro Obregón que comerciante de arte intentaba vender son falsos, dijo Fiscalía

Un fiscal de Bogotá acusó de defraudación a los derechos patrimoniales de autor a Ismael Morales Marín, en cuyo apartamento fueron incautados los cuadros, que tienen la firma de Obregón.

18 de mayo 2007 , 12:00 a.m.

Rodrigo Obregón, hijo del artista, y el pintor Ómar Gordillo aseguran que el vendedor de arte está aprovechando que el maestro está muerto para inundar el mercado de Obregones apócrifos.

Morales, por su parte, los señala de lesionar su buen nombre y de estar detrás de un montaje en su contra.

Según la Fiscalía, no solo las pinturas son falsas, sino los documentos aportados por el comerciante sobre su autenticidad.

El concepto es diametralmente diferente al de otro fiscal que en el 2003, basado en un estudio científico y artístico avalado por el CTI, había reconocido como auténticos 11 de los cuadros que tenía Morales. Por eso, el comerciante apeló la decisión del último fiscal.

Un nuevo estudio, realizado por el DAS a finales del 2005, le dio la vuelta a la investigación.

Esta vez los grafólogos consideraron que ni los sellos ni las firmas de los papeles de los cuadros eran auténticos. De hecho, varias de las personas que aparecían firmándolos dijeron que no los conocían.

Y sobre los cuadros, los expertos aseguraron que corresponden "en sus trazos, en su forma y otros aspectos a una creación ficticia de persona que quiso imitar (al pintor)".

El fiscal del caso consideró que el delito de falsedad documental había prescrito. Además, ordenó que le devuelvan a Morales Marín el resto del lote de arte incautado en el 2005, que incluye decenas de cuadros firmados por artistas colombianos ya fallecidos. Sobre esas obras no hubo ningún experticio.

"En ese apartamento (el de Morales) se encontraron cuadros que todavía tenían la pintura fresca. Por eso no deberían devolverle los otros cuadros, hasta que se verifique su origen", dijo Rodrigo Obregón.

'Es cosa juzgada': Morales Marín

Ismael Morales Marín anunció que ya apeló la decisión del fiscal 287 y que, además, pidió la intervención de la Procuraduría General por lo que considera una violación al debido proceso.

Morales señaló que su caso y la autenticidad de los Obregón que tiene en su poder fueron avalados por la Fiscalía hace tres años.

"Es un atropello. El tema es cosa juzgada y sin embargo ahora la Fiscalía comete otro error", señaló.

Morales tiene demandado a Rodrigo Obregón, hijo del pintor, quien a su vez también lo acusa ante la justicia.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.