A los 10 años ya enseñaba liderazgo Paula Moreno Zapata, la nueva ministra de Cultura

A los 10 años ya enseñaba liderazgo Paula Moreno Zapata, la nueva ministra de Cultura

Es una amante de la música de esa región y el cine de Nanni Moretti. Desde su regreso de Cambridge se dedicaba a la docencia e investigación.

13 de mayo 2007 , 12:00 a.m.

Ir a pescar y a nadar en los ríos Quilichao y Quinimayó. O coger mangos por la zona del norte del Cauca, con los primos -"tengo como 15"- , es el mejor recuerdo que guarda la nueva ministra de Cultura, durante sus visitas en la niñez, a sus familiares en Santander de Quilichao.

Alegre, pero eso sí muy puesta en su lugar -según sus familiares-, cada año comparte sus vacaciones con ellos y su tía Cecilia, que sabe que sobre el mantel no debe faltar el sancocho y el envuelto de choclo.

"Era la menor de todos, pero armaba esos planes y ellos me seguían", recuerda Moreno, hija de María Zényde y Armando. Ella auxiliar de odontología y luego abogada pensionada del Seguro Social y él contador jubilado del Acueducto de Bogotá. Ahora están separados.

En esos paseos, ella dejó ver sus primeros aires de la líder que sería con los años. Cosa que confirmó en la escuela del barrio Marsella, en la Capital. "Es que desde niña le ha gustado guiar y mandar. Eso sí, teniendo siempre la razón", apunta Zényde.

Con apenas 28 años, precoz sería otra palabra para definir a la sucesora de Elvira Cuervo en la cartera de Cultura. Quizás eso le quedó desde que a los dos meses de nacida, por el trabajo de su madre, la pequeña ya estaba en el jardín del Seguro Social.

Esa precocidad también la llevó, durante el bachillerato en el departamental Silveria Espinosa de Rendón, a matricularse con la Central de Juventudes. Una organización integrada por jóvenes de distintos colegios de la ciudad, para dirigir procesos de formación. A los 12 años, mientras otros niños de su edad apenas despertaban a la adolescencia, Moreno ya daba charlas de liderazgo a personas mayores que ella. Así pasó 10 años de su vida.

Al tiempo, en la Universidad Autónoma, mientras estudiaba Ingeniería Industrial, entre las clases de Investigación de operaciones o Calidad, que disfrutaba, o las de dibujo, que no le interesaban porque, según ella, nunca fue buena para eso, sacó tiempo para aprender italiano. Luego viajó a perfeccionarlo a Perugia (Italia).

Antes de volver a Colombia, Moreno conoció Cambridge y cuando llegó a Bogotá, sorprendió a su mamá y a otros amigos con la frase: "Necesito estudiar en el Colombo Británico porque me voy a a especializar a Cambridge".

"Allá solo van los hijos de los presidentes", le dijeron.

Pero ella, enseñada a no decir "yo no puedo", se buscó una beca de Colfuturo y, también apoyada por la Autónoma, se marchó a Inglaterra.

"Si hubiera sido por plata, nunca hubiera ido a esa universidad", cuenta su mamá.

En ese lugar, a una hora de Londres, Moreno vivía en una residencia universitaria, iba a un pub cercano a bailar salsa y hip hop. Y hasta tenía tiempo para enseñarles a sus compañeros de clases.

Amante de la música del Pacíifico, de ritmos como el currulao y la chirimía, la Ministra dice que entre sus grupos favoritos están: Quilombo, Bahía, La Contundencia, Saboreo y Socavón, todos del Pacífico. Del cine cuenta que le atraen las películas de Nanni Moretti (La habitación del hijo y Blanca); y de las que vio hace poco destaca La vida de los otros y En busca de la felicidad.

Con una maestría de Cambridge debajo del brazo, regreso a Bogotá en el 2004. Desde entonces se dedicaba a la docencia y a la investigación. Hasta que el jueves pasado, a mediodía, recibió una llamada de Presidencia.

Sin pensarlo mucho, se fue a ver para qué la quería Álvaro Uribe. Y desde que la noticia de su nombramiento se supo en Santander de Quilichao, las llamadas y visitas de felicitación no cesan.

"Es muy joven y tiene el honor de ser la primera ministra negra. Es un honor para toda la familia", dice Celia Mina Zapata, prima hermana de Paula Marcela. Solo esperan que el nuevo cargo le dé un espacio a la nueva ministra para las vacaciones.

¿De los E.U?

  • Se dice que fue un consejo de E.U. al presidente Uribe para que nombrara una representante de las minorias étnicas en un alto cargo del Gobierno, ¿qué piensa?
  • "El Gobierno desde hace un año ha estado mirando esa posibilidad y ha entrevistado a un número de 30 candidatos para varios cargos, entonces es un proceso en el que se lleva un tiempo y el Presidente ha tenido esa iniciativa.
  • También responde a una tendencia mundial de diversidad y a la importancia que se le está dando a la diáspora africana.
  • Entonces lo pondría en otros términos que más allá de una recomendación.
  • Cuando el Presidente estaba pensando en un afrocolombiano para un alto cargo es más el tema de reconocimiento a una diáspora africana, en el que las diferentes comunidades étnicas, afrodescendientes, ofrecemos lazos de solidaridad muy fuertes y eso tiene muchas implicaciones sociales, económicas, políticas y culturales. Esa es un poco la perspectiva".

WÍLMAR CABRERA PINZÓN
Redactor de EL TIEMPO
CON INFORMACIÓN DE PATRICIA HELENA ALEY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.