Roberto Gómez Bolaños, 'Chespirito', rompió el récord de la Feria del Libro

Roberto Gómez Bolaños, 'Chespirito', rompió el récord de la Feria del Libro

Él y su esposa, Florinda Meza, 'Doña Florinda', fueron el centro de atracción en el recinto de Corferias en la jornada de este domingo.

29 de abril 2007 , 12:00 a.m.

Minutos antes de las 3 de la tarde, Gómez Bolaños esperaba de pie tras bambalinas. Guardaba silencio, pero sus piernas se movían casi como lo hacían las de 'El Chavo' cuando se emocionaba ante una torta de jamón.

Del otro lado, miles de personas buscaban un puesto para ver al humorista mexicano. Desde las 9 de la mañana, niños de todas las edades (50, 30, 15, 5 años...) habían llegado a la Feria del Libro y rodeado el auditorio José Asunción Silva, en una fila infinita. Iban vestidos con camisetas del corazón del 'Chapulín Colorado', con gorros de 'El Chavo', armados del chipote chillón y con sus antenitas de vinil.

"En este momento hay 35.000 personas en Corferias. Es el día de mayor asistencia en la historia de la Feria del Libro", anunció Pilar Reyes, editora de Santillana, que invitó al humorista para presentar su libro 'Sin querer queriendo'.

Era una cifra que se sentía en la sala, que se abarrotó con más de 800 personas. Los otros miles de seguidores debieron verlo por medio de pantallas gigantes.

"Este es el sueño de mi vida", dijo Mónica Pérez, de 17 años, y largó a llorar al ver a su ídolo entrar al escenario. Eran las 3:17 p.m.

Harvey Mora, un pequeño 'Chavo' de 3 años, subió a recibirlo. En coro, todos hicieron el clásico "Eso, eso, eso", con el dedo índice. "Es la mejor imitación que me he encontrado", empezó por decir Gómez Bolaños.

A su lado, su esposa Florinda Meza, 'Doña Florinda', y, como presentador, el humorista colombiano Andrés López, el de 'La pelota de letras'.

"¿Podemos evitar esta malla? ¿Cierto que nadie se va portar mal?", preguntó 'Doña Florinda', y logró que el cinturón de policías que custodiaba el recinto se fuera hacia los lados. (Ellos, en el camerino ya les habían pedido autógrafos y se habían tomado fotos).

La charla empezó y López soltó un "¡Y ahora quién podrá defendernos!", que hizo carcajear a todos. Vinieron anécdotas sobre personajes, y recuerdos de Ramón Valdés ('Don Ramón'). La conversación, que fue interrumpida por una canción:

"Santa Marta, Santa Marta tiene tren, pero no tiene tranvía...", entonaron a dúo Gómez Bolaños y su esposa.

A esa altura, quien llevaba las riendas del encuentro era Florinda Meza y no Andrés López. Ella era quien invitaba al público a preguntar y llevaba el micrófono hacia los fanáticos. En uno de esos recorridos, acabó en el suelo. "Es mi forma de pararme", bromeó.

Andrés, sin libreto

La ternura de Gómez Bolaños era comentada por el público. Sin dejar de mover sus piernas, respondía pregunta tras pregunta (aunque no quiso revelar lo que siempre llevaba el 'Doctor Chapatín' en su bolsita de papel).

Niños y adultos no se cansaban de preguntar. "¿Cómo hacemos para que no se aprovechen de nuestra nobleza?", dijo una joven. 'Chespirito' respondió con frases sobre la necesidad de aceptar al otro.

"¡A Andrés se le quedó el libreto!", gritaron desde el público, cuando ya pasaban 40 minutos de encuentro y López parecía perdido ante el personaje que tenía a su lado.

"¡Que declame 'El perro arrepentido'!, pedían en el público. 'Chespirito', lento, se levantó de su silla, tomó el micrófono e hizo recordar a todos el poema que 'El Chavo' declamaba en las fiestas de la vecindad:

"Vuelve el perro arrepentido, con su mirada tan tierna, con el hocico partido, y con el rabo entre las piernas".

Festival del autógrafo

Luego, vinieron los autógrafos, y allí también se sintió el poder de decisión de 'Florinda'. Fue ella quien organizó al público y tomó las riendas de la situación, pues era tanta la gente, que no faltaban los colados buscando que los personajes les firmaran sus camisetas y hasta cualquier papel.

Alguien tuvo que advertir que solo firmaría los libros. "¿Pero cuáles libros, si ya se agotaron?", gritaban.

En efecto, no había más ejemplares de 'Sin querer queriendo' en la Feria. Algunos pocos consiguieron 'El diario del Chavo del Ocho'. Y nada más.

De pronto, retumbaba una doña 'Florinda', recia, pidiendo que, apenas llegaran a la mesa, pronunciaran en voz alta el nombre de quien pedía el autógrafo, "pero sin apellidos ni documento de identidad".

De nuevo, la voz de la segunda esposa de 'Chespirito': "Por favor, los que vayan a tomar fotos no nos pueden pedir que volteemos a mirar, porque tanto él como yo estamos ocupados firmando"...

Era tanto el desorden, que el público comenzaba a desesperarse. Adentro aún no finalizaban los autógrafos y afuera la fila les daba vuelta a dos pabellones. Eran las 5:45 p.m.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.